China y su gestión de residuos

A shot from the documentary Plastic Kingdom. Screen capture from Youku.

La búsqueda del crecimiento económico en China ha conducido al país a serios problemas de contaminación medioambiental que el gobierno no ha podido ocultar ni el público ignorar. Al problema de la contaminación atmosférica hay que añadir el de la basura y los residuos plásticos.

El reino del plástico, un documental que ahonda en el modo en que la importación de residuos plásticos está contaminando muchas zonas del país, ha sorprendido y abierto un debate entre la población, después de ser difundido en diversos medios de comunicación.

El cineasta independiente, Wang Jiuliang,  visitó durante tres años los centros de reciclaje de plástico en China para grabar la película y develar al público el lado más oscuro y menos conocido de la industria.

La película muestra cómo el proceso de clasificación de residuos plásticos es perjudicial para los trabajadores involucrados en esa actividad.  Además del mal olor, gran parte de los residuos contiene materiales peligrosos con elementos tóxicos o corrosivos, a  los que fácilmente podrían estar expuestos los trabajadores. El uso del agua en el proceso de reciclaje también provoca una importante contaminación a nivel local. En muchos casos, las aguas residuales se descargan en los ríos sin ningún tratamiento, convirtiendo, tanto las aguas superficiales como las subterráneas, en inútiles y perjudiciales. La quema de residuos plásticos produce grandes cantidades de humo que contaminan el aire, mientras que en muchos lugares con centros de reciclaje de plástico, el cáncer es muy común.

China es el país que más recicla en el mundo, e importa aproximadamente el 70% de los plásticos reciclados  y desechos electrónicos del mercado global.

Además de los residuos de plástico importados, China también produce una enorme cantidad de basura. De hecho, Wang se hizo famoso hace tres años por otro documental, Pekín sitiado por los residuos, sobre la eliminación de residuos y la contaminación en la capital.

Con una población de unos 20 millones de habitantes, la ciudad de Pekín produce unas 30.000 toneladas de residuos al día. Del  2008 al 2010, Wang viajó alrededor de la ciudad y visitó 460 vertederos legales e ilegales para documentar la recolección de basura y excremento, el desastre ambiental, las personas que sobreviven de estos vertederos, incluyendo las condiciones precarias de vida de los que escarban entre los residuos,  los espacios verdes que cubren estos basureros y el ganado que se alimenta de basura.

El documental ofrece una descripción muy alarmante sobre la ecología urbana. El proyecto comenzó  cuando Wang  empezó a preguntarse en dónde terminaban las enormes cantidades de basura de Pekín. Utilizó Google Earth  para localizar cientos de vertederos durante tres años, generando un mapa de puntos que forma un gran círculo que rodea la capital.

Wang Jiuliang's map on rubbish sites around Beijing city.

La película suscitó entre el público preocupación generalizada y se le atribuye el mérito de haber presionado al gobierno municipal de Pekín para que destinara 10 billones de yuanes (1.65 mil millones de dólares ) para la limpieza de los residuos.

Aunque las autoridades chinas en su búsqueda del crecimiento económico han ignorado el medio ambiente, la lucha contra la contaminación se ha convertido en una de las mayores preocupaciones de la población, desde que han aprendido más sobre la contaminación del aire, agua y productos. Según los datos de Naciones Unidas de 2013, aproximadamente el 70%, es decir, 20 de los 50 millones de toneladas de desechos electrónicos producidos al año a nivel mundial, se vierten en China, el resto va a la India y África. Al parecer, China sería el lugar con mayor acumulación de desechos electrónicos en el mundo.

Durante la última década, la ciudad de Guiyu en el sudeste, ubicada en la principal zona industrial de China, ha sido un centro muy  importante para la eliminación de los desechos electrónicos. Cientos de miles de personas han trabajado en el desmantelamiento de la basura electrónica del mundo.

“Los numerosos logros económicos que China ha alcanzado en los últimos 30 años son inútiles y baratos, si lo comparamos con el costo que ha supuesto para el medio ambiente y la calidad de vida de la gente”, dijo Wang cuando la AP le entrevistó en diciembre.  La gente ha mostrado su conmoción y rabia en Weibo (el Twitter de China) después de ver los informes sobre “El reino de del plástico”, en la televisión nacional.

Chile avanza con su ley de responsabilidad extendida del productor

Los productores estarán obligados a asumir la organización y financiación de la gestión de residuos de los productos que introducen en el mercado nacional.

Chile aprueba el proyecto de ley de gestión de residuos y responsabilidad ampliada del productor
La Cámara de Diputados de Chile ha aprobado el proyecto de ley de reciclaje y responsabilidad extendida del productor. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

La Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados de Chile aprobó la semana pasada el proyecto que establece un marco para la gestión de residuos y la responsabilidad extendida del productor.

El presidente de la Comisión, el diputado Daniel Melo, calificó esta iniciativa como trascendental para el avance en materia sanitaria. “A nuestro juicio es importante para un desarrollo sustentable que losproductores se hagan cargo del reciclaje de sus productos, pero también este proyecto fomenta el emprendimiento en materia del reciclaje, favoreciendo a crear un cultura en esta materia. Además, la ley establece nueve productos prioritarios donde a los productores los hace responsables desde la cuna a la tumba”, explicó.

Estos nueve tipos de residuos, que han sido catalogados como prioritarios, son: aceites lubricantes; aparatos eléctricos y electrónicos; diarios, periódicos, y revistas; envases y embalajes; medicamentos; neumáticos; pilas y baterías; plaguicidas caducados, y vehículos.

El diputado Patricio Vallespín señaló por su parte que “los productores estarán obligados a hacerse responsables de sus residuos, asumiendo la organización y financiamiento de la gestión de residuos de los productos que introducen al mercado nacional. Por lo tanto, el productor tendrá que considerar los costos para el manejo de su producto al momento de convertirse en residuo o basura”.

El objetivo de la iniciativa es incorporar, a través de una política pública, la necesidad de contar con una gestión integral de residuos que abarque todas las etapas de un producto, desde que es elaborado hasta su eliminación. Según precisó el diputado Marcelo Chávez, “el productor tendrá que hacerse cargo de sus productos hasta que se transformen en basura, evitando que esta quede dispersa y repartida en cualquier momento, contaminando y afectando la calidad de vida de todos”.

El proyecto considera incentivos, mecanismos y multas en el caso del incumplimiento de las metas de recolección de residuos que también se fijan en la iniciativa.

La industria del envase de vidrio, un modelo de economía circular

Redacción Interempresas 23/01/2015

A grandes rasgos, la economía circular consiste en un modelo basado en el reciclaje y reutilización de los productos para combatir el agotamiento de materias primas de la naturaleza, al mismo tiempo que se crean empleos denominados “verdes”. Hasta 2020, se estima que podrían crearse hasta 20 millones de empleos verdes, mientras que este tipo de puestos de trabajo creció un 20% entre 2007 y 2011, a pesar de la crisis económica que destruyó empleo en prácticamente todos los sectores económicos.

En nuestro país, la Asociación Nacional de Fabricantes de Vidrio, Anfevi, lleva apostando desde hace años por un modelo que integra los tres pilares básicos de la de la sostenibilidad y de la economía circular: el económico, el ambiental y el social. Según un estudio europeo realizado por la consultora independiente Ernst & Young, a nivel económico, la industria del envase de vidrio española y sus proveedores contribuyen con 860 millones de euros al PIB español. Mientras, en los últimos 10 años, las inversiones llevadas a cabo por las empresas de este mercado han alcanzado los 300 millones de euros, con una inversión promedio de 30 millones anuales. Dicho desembolso se ha centrado fundamentalmente en mejoras de las instalaciones existentes, con especial hincapié en la mejora de la eficiencia energética y la reducción de los niveles de polución, partidas que han abarcado un 54% de la inversión total.

Desde el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, Alejandro Cros Bernabéu, subdirector General de Políticas Sectoriales Industriales de la Dirección General de Industria y Pyme señala: “Desde el Ministerio damos la bienvenida al estudio presentado, que pone de relieve la importancia de una actividad industrial sólidamente implantada en nuestro país y tan necesaria desde el punto de vista de la sostenibilidad y felicitamos al sector por esta iniciativa y a su asociación por la difusión del mismo”.

“Hay dos puntos que hacen modélica a la industria vidriera”, comenta Juan Martín Cano, secretario general de la asociación. “Primero, el propio envase de vidrio, un envase que es percibido como el más próximo al ideal, que aporta sus cualidades para conservar los productos con la máxima garantía higiénico-sanitaria y que sirve de apoyo a la comercialización de los productos que lo emplean añadiéndolos valor e imagen, lo que especialmente en el mercado de la exportación lo convierte en el mejor aliado, circunstancia que se ha demostrado básica en estos momentos. Segundo, las propias características de solidez y estabilidad de la industria que establece vínculos seguros y permanentes en el tiempo, integrándose plenamente en su lugar de ubicación generando riqueza y empleo”.

Gracias a su modelo económico, en el que el reciclaje forma una parte esencial, esta industria ha conseguido alcanzar una tasa de reciclaje del 60%. Más de la mitad de la materia prima para la fabricación de envases de vidrio procede del reciclado. Sin embargo, este dato podría aumentar gracias a la concienciación ciudadana, ya que la industria vidriera española está perfectamente capacitada para absorber en sus hornos cuantos envases de vidrio depositen los ciudadanos en los contenedores de reciclaje instalados para tal fin.

foto
Infografía economía circular.

Por otro lado, gracias a la estratégica ubicación de sus fábricas, Anfevi ha conseguido que su modelo económico se sustente en la proximidad tanto a sus proveedores como a sus clientes, lo que permite reducir también las emisiones durante el transporte de materias primas y producto final. De esta forma, cerca del 66% de las materias primas (incluido el casco) se suministran en un radio de 300 km, mientras que alrededor del 46% de los envases de vidrio se entregan a clientes ubicados en un radio inferior a 300 km de las plantas de producción.

Además, cabe destacar que la industria del envase de vidrio obtiene el 93% de las materias primas utilizadas en el territorio nacional, mercado en el que también vende el 79% de su producción, de tal manera que su actividad económica repercute de forma mayoritaria en la economía española, con una balanza comercial positiva.

El tercer pilar fundamental del modelo económico circular de Anfevi consiste en la apuesta por la creación de empleo estable y de calidad. En la actualidad, la industria del envase de vidrio da empleo en España a 10.900 trabajadores. De dicha cantidad, el sector del envase de vidrio emplea de forma directa a 4.000 trabajadores, mientras que otros 5.500 son empleos indirectos y los restantes 1.400, inducidos. Conviene resaltar que de los 4.000 empleos directos más de 95% son estables, con una duración media de cerca de 15 años que es más del doble que la nacional.

Asimismo, los puestos de trabajo generados de forma directa, indirecta e inducida por la industria del envase de vidrio se reparten por toda la geografía española al igual que sus plantas. En concreto, cinco compañías son responsables del 98% de la producción española de envases de vidrio: B.A. Vidrio, O-I, Verallia, Vicsa, y Vidrala. Las 13 plantas controladas por estas sociedades producen anualmente una media de 2 millones de toneladas de vidrio, lo que equivale a más de 16 millones de envases diarios.

foto

Acerca de la economía circular

La economía circular aboga por un modelo de producción en el que el reciclaje y la reutilización de los productos se contempla desde la misma fase de diseño y creación de los mismos, con el objetivo de minimizar la generación de residuos y combatir el agotamiento de materias primas. De esta manera, el modelo de la economía circular se diferencia del modelo tradicional o lineal, basado en la extracción de materias primas para la fabricación de productos, su posterior utilización y, finalmente, su eliminación. Otra diferencia fundamental entre la economía circular y lineal es que la primera permite la creación de empleo verde, considerado éste el perteneciente a sectores de la economía sostenible.

Acerca del envase de vidrio

Se fabrica con materias primas naturales y sostenibles, abundantes en la naturaleza como la arena de sílice, el carbonato de sodio y la caliza. Es el envase preferido por los consumidores por temas de salud y medio ambiente. Es químicamente inerte, reciclable 100% infinitas veces y reutilizable. Como envase primario, el envase de vidrio garantiza la conservación, envío y presentación atractiva de una amplia gama de productos de consumo, suministrados a los mercados europeos y mundiales.

EMPRESAS O ENTIDADES RELACIONADAS

Asociación Nacional de Empresas de Fabricación Automática de Envases de Vidrio (Anfevi)

COMENTARIOS AL ARTÍCULO/NOTICIA

Internet de las cosas: unos de los motores del crecimiento mundial

 

Un nuevo estudio de Accenture indica que para 2030, Internet de las Cosas Industrial (IIoT) contribuirá con US$ 14,2 billones (millones de millones) a la economía global, a pesar de ciertas incertezas sobre el crecimiento económico mundial.

IoT tiene, sin dudas, la capacidad de aumentar significativamente la productividad y la competitividad de las economías industriales, pero las malas condiciones de soporte – especialmente la falta de alfabetización digital – impedirá su crecimiento en muchos países.

IIoT permitirá nuevos servicios digitales y modelos de negocio basados en dispositivos y máquinas inteligentes conectadas, para impulsar el crecimiento sobre todo en los mercados maduros, según el informe titulado “Ganar con Internet Industrial de las Cosas”. Para 2030, se espera que las inversiones de capital en el IIoT y las ganancias de productividad que deberían obtenerse agregarán US$ 6,1 billones al PIB acumulado de los Estados Unidos. Si EE.UU. invirtiera un 50% más en tecnologías IIot y mejorara factores habilitantes, como habilidades y redes de banda ancha, la ganancia podría llegar a US$ 7,1 billones para 2030, aumentando su PIB un 2,3% más en 2030 que las actuales tendencias en proyecciones.

La falta de compromiso con el IIoT es en gran parte debido a la dificultad de su aplicación para generar nuevas fuentes de ingresos.

Alemania, por su parte, podría elevar su PIB acumulado en US$ 700.000 millones en 2030 mediante la adopción de medidas adicionales similares, aumentando su PIB en 2030 en 1,7%. El Reino Unido podría aumentar el PIB en US$ 531.000 millones para 2030, con un incremento del PIB del 1,8% más que las actuales proyecciones.

El impacto de IIoT también beneficiará a China, que tendrá un mayor beneficio económico de IIoT que Rusia, India o Brasil. Con las medidas adecuadas, China podría elevar el PIB acumulado por US$ 1,8 billones para 2030, elevando su PIB en un 1,3%.

Sin embargo, el informe revela que estos logros están en riesgo, en parte porque el 73% de las empresas todavía tiene que hacer planes concretos para la IIoT, según una encuesta realizada a más de 1.400 líderes de negocios globales, de los cuales 736 son consejeros delegados. Sólo el 7% de los encuestados han desarrollado una estrategia integral con inversiones en juego.

La falta de compromiso con el Internet de las Cosas Industrial es en gran parte debido a la dificultad de su aplicación para generar nuevas fuentes de ingresos, según la investigación. Aunque la mayoría (57%) de los líderes empresariales dicen que los nuevos ingresos serán la mayor oportunidad de IIoT, menos de uno de cada siete (13%) cree que su empresa se va a beneficiar realmente de esta manera. En cambio, sus empresas se centran en el uso de IIoT para mejoras en la eficiencia y la productividad de los empleados y reducir gastos operacionales (citado por el 46% y 44%,  respectivamente) como los más probables beneficios para sus empresas.

En otras palabras, IIoT existe en la actualidad para ayudar a reducir costos y mejorar la productividad, pero su potencial económico se desatará si las compañías utilizan sus bondades tecnológicas para destrabar valor y crear nuevos mercados. Esto cambiará radicalmente cómo hacen negocios en la actualidad: deberán trabajar con competidores, formar alianzas con otras industrias, rediseñar estructuras organizativas e invertir en nuevas habilidades y talentos.

Accenture identificó tres áareas donde las compañías requieren direccionar la escala de adopción de Internet de las Cosas Industrial:

– Re-imaginar modelos industriales. Las empresas tienen que rediseñar sus organizaciones, asociaciones y operaciones. Por ejemplo, una compañía de agro químicos podría colaborar con vendedores de software, proveedores de datos sobre el clima y operadores satelitales para mejorar los rendimientos de los cultivos en lugares y condiciones específicas. Algunos fabricantes también podrían descentralizar las operaciones con tecnologías como la impresión 3D y así permitir que los productos se produzcan más cerca de los clientes.

– Capitalizar el valor de los datos. Esto incluye el establecimiento de estándares de interoperabilidad y de seguridad para asegurar que los datos pueden ser compartidos con confianza entre las empresas. También se necesitan nuevos modelos financieros para apoyar el pago por uso y otras ofertas basadas en servicios.

– Prepararse para el futuro del trabajo. Con un mayor acceso a los datos, se necesitarán ambientes de trabajo descentralizadas para apoyar la toma de decisiones de los trabajadores en la primera línea. Se necesitarán nuevas estructuras organizativas para que los trabajadores puedan colaborar de manera más creativa con sus pares en empresas asociadas.

Zonas

Varios países cuentan con condiciones de apoyo suficientes para la rápida adopción de la Internet de las Cosas Industrial, de acuerdo con el análisis de Accenture de las 20 economías más importantes. Estados Unidos, Suiza, los países nórdicos y los Países Bajos están a la cabeza. España e Italia se unen a Rusia, India y Brasil como los países con las condiciones más débiles. Entre estas pobres condiciones se incluye una infraestructura limitada, requieren de habilidades o bases institucionales necesarias para apoyar la adopción generalizada de las nuevas tecnologías. El informe sugiere que las empresas tendrán que ayudar a los gobiernos a identificar mejoras a estas condiciones favorables para fomentar una mayor inversión en la IIoT.

Fuerza laboral

La investigación de Accenture indica que el 87% de los líderes de negocios considera que Internet de las Cosas Industrial será una red de creación de nuevos empleos. Un informe de acompañamiento de la misma consultora y el Foro Económico Mundial indica que las tecnologías digitales tendrán un impacto positivo en la fuerza laboral del futuro, mediante el aumento de las habilidades existentes que permitirán a los trabajadores para llevar a cabo un trabajo más sofisticado. Por ejemplo, los operadores de perforación podrían operar los equipos de forma remota, lo que les permite colaborar con los ingenieros y analistas de datos para mejorar la precisión y la productividad de las operaciones de perforación.

Internet de las Cosas Industrial hará de todo trabajador un trabajador del conocimiento, permitiendo a los operadores de máquinas y otros empleados utilizar los datos para lograr más con el equipamiento que cuentan hoy en día. Además de productividad, el cambio para los trabajadores incluye la posibilidad de ofrecer nuevo valor, con la ayuda de la entrega de datos en nuevas formas. IIoT aumentará el trabajo y resultará en entornos de trabajo más virtuales y colaborativos, así como también creará nuevas categorías de puestos de trabajo.

De todas formas, la revolución que implica IIot repercutirá de diferentes maneras en el mundo laboral. Gobiernos, empresas y sindicatos deberán unificar y alinear esfuerzos en pos de reconvertir gran parte de la fuerza de trabajo actual, con el fin de que los impactos de IIoT puedan ser absorbidos de la mejor manera por miles de millones de trabajadores.

HACIA UNA INDUSTRIA DE LA MODA MÁS CIRCULAR EN ESCOCIA

Los diseñadores de moda escoceses podrán solicitar financiación que les ayude a reducir los residuos que generan. (Residuos Profesional)
Iniciativa en Escocia para una industria de la moda y textil más circular
La iniciativa pretende reducir los residuos generados por la industria de la moda y textil escocesa. Foto: Craft Scotland (cc)

El pasado mes de noviembre se puso en marcha en Escocia el Fondo de Textiles y Ropa para la Economía Circular, gracias al cual los diseñadores de moda escoceses podrán solicitar hasta 5.000 libras para desarrollar proyectos encaminados a conseguir una industria textil más sostenible. Además, los solicitantes seleccionados podrán recibir formación y asesoramiento por parte de expertos en producción eficiente y sostenible.

La plataforma Zero Waste Escocia espera que gracias a esta iniciativa los diseñadores se animen a adoptar un modelo de diseño sostenible, como el diseño de patrones sin residuos.

Uno de los objetivos es conseguir que los diseñadores produzcan ropa que se pueda desmontar y reutilizar fácilmente y que empleen textiles de circuito cerrado hechos con materiales reciclados. Según Zero Waste Escocia, este fondo ayudará a los diseñadores a adoptar métodos innovadores para una “economía más circular”.

NUEVAS IDEAS

Iain Gulland, presidente ejecutivo de Zero Waste Escocia, dijo que la industria textil del país “tiene un gran patrimonio”, y que este fondo “fomentará la generación de ideas para garantizar que el sector crece de manera sostenible”.

Reconoce Gulland que actualmente no existen productos o servicios textiles verdaderamente circulares en Escocia, “pero que las características de la industria textil de nuestro país –el patrimonio, la procedencia, la durabilidad, y la producción y fabricación de calidad–, reconocidas a nivel mundial, la posiciona en buen lugar para desarrollar nuevas ideas”.

Se trata de “una gran oportunidad para que los diseñadores jueguen un papel de liderazgo en la identificación de nuevosproductos y servicios innovadores para Escocia, que podrían demostrar cómo el sector puede llegar a ser verdaderamente circular en el futuro”, concluye.

Perú:Invertirán US$ 70 mllns en gestión de residuos sólidos

Chiclayo, ene. 22. Alrededor de 70 millones de dólares se invertirán este año en proyectos de gestión integral de residuos sólidos en diferentes regiones del país, anunció el viceministro de Gestión Ambiental del Ministerio del Ambiente (Minam), Mariano Castro Sánchez-Moreno.
Agregó que el aporte financiero procederá del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), Gobierno central y gobiernos locales.
“En el caso de Chiclayo (Lambayeque) el aporte será la donación de la Cooperación Suiza (SECO) y el desembolso de la municipalidad provincial”, anotó Castro Sánchez-Moreno en diálogo con la Agencia Andina.
El funcionario afirmó que desde el Ministerio del Ambiente se están impulsando programas en ciudades grandes para la gestión integral de residuos sólidos que abarca todas las etapas de un adecuado manejo de residuos desde lo que es la separación de los residuos en las viviendas para facilitar su reúso y reciclaje, así como también una adecuada recolección, tratamiento y destino de los residuos en rellenos sanitarios adecuadamente construidos.
“Este programa se está realizando en 34 municipalidades del país y se ha constituido convenios, fideicomisos y se tiene un apoyo financiero del BID y del Jica”, aseguró.
A la vez indicó, que otra línea de inversión nacional es un cambio que se está realizando en alrededor de 250 municipales del país, en cuyas localidades existen no menos del 20 por ciento de las viviendas que están separando sus residuos.
“El 20 por ciento de las familias de 250 localidades del Perú están realizando algo que es común en países desarrollados y se está empezando a desarrollar en el Perú que es la separación de los residuos: papel, plástico, vidrios y latas los que son separados de los residuos orgánicos los que pueden ser reutilizados para el compost (abono) a fin de enriquecer la actividad agrícola, en tanto los residuos inorgánicos se destinan aquellos procesos productivos para que sirvan como insumos es decir no son basura, ni siquiera quemar la basura sino son materiales para generar valor y actividades económicas con un menor costo”, aseguró.
Castro refirió también, que se brinda asistencia técnica a las municipalidades para la elaboración de proyectos de inversión pública para que puedan postular al Foniprel de tal manera que ingresen a un concurso para la obtención de financiamiento vinculados a esta temática.
Dos proyectos en la Región Lambayeque
Destacó que en el caso de la región Lambayeque se tienen dos proyectos grandes: uno en Chiclayo, con la Cooperación Suiza y la Municipalidad Provincial donde el Minam forma parte del Comité Directivo y se espera que este año se pueda implementar con la donación de los 60 millones de nuevos soles.
Asimismo, existe otra iniciativa de similares características para la Municipalidad Provincial de Ferreñafe vinculado a la gestión integral de los residuos sólidos que sería financiado por el Gobierno nacional, el BID y JICA, donde se invertirá unos 9 millones de nuevos soles.
El viceministro de Gestión Ambiental destacó que también cuentan con proyectos en la zona de Cusco con el Banco Mundial y el Plan Copesco donde se beneficiará El Cusco, Calca, entre otros. “La meta al 2021 es que el 100 por ciento de los residuos reutilizables estén en esa función”, resaltó.
Precisó que se debe asegurar que haya un entendimiento de que estos materiales puedan ser reusados y que contribuyan al desarrollo económico.
“Un ejemplo de esto está en los residuos de la construcción que son crecientes a partir de la evolución de esta industria económica, donde se demuelen viviendas, se extraen materiales y todo ello se estima que el 80 por ciento de esos materiales pueden ser reusados en la misma actividad de construcción como cemento, ladrillos que son insumos de esta actividad, los que no son basura sino son material que pueden ser reutilizados”, insistió.
Castro indicó que con esta acción se evita los graves problemas al paisaje, el ambiente y la salud que se observa a lo largo de las carreteras y en lugares inadecuados afectándolos.
Mencionó, asimismo, que los residuos electrónicos es algo que está creciendo de manera significativa en los últimos años.
“Se está reduciendo el precio de los aparatos electrónicos donde las familias tienen una mayor capacidad adquisitiva y una renovación tecnológica permanente y en consecuencia se generan más residuos donde se habla de miles de toneladas de residuos electrónicos que son un riesgo si es que no son adecuadamente manejados y esto incluye el reuso y la adecuada recolección”, subrayó.
Castro indicó que estos residuos no se pueden arrojar a los ríos y suelos porque tienen material que pueden ser contaminantes, pero también tienen componentes que pueden ser reutilizados y se puede generar empresa.

‘Minas urbanas’, el tesoro de los basureros asiáticos

La “minería urbana” está despegando en el sureste asiático. El termino se refiere a la recuperación de metales preciosos y tierras raras de los automóviles y dispositivos desechados, así como a la basura industrial.
NIKKEI. “Minas urbanas”, el tesoro de los basureros asiáticos.

La minería de hoy en día recupera metales preciosos a partir de chatarras de oro chapado y partes electrónicas usadas traídas de otros países. (El Financiero)

La “minería urbana” está despegando en el sureste asiático. El término se refiere a la recuperación de metales preciosos y tierras raras de la basura industrial, así como de los automóviles y dispositivos desechados.

En el polígono industrial de Jurong, en Singapur, Dowa Holdings opera una planta que recupera y refina metales preciosos de los desechos industriales. La basura recogida en las fábricas de la región es acumulada en esta instalación, donde el productor japonés extrae oro, plata y paladio.

Con electrólisis y otros procesos se recuperan los metales, que encuentran así su camino de vuelta a las industrias automotriz y electrónica.

El volumen de residuos que la planta Dowa recolectó para su reciclaje en el segundo semestre de 2014 se habría cuadruplicado desde el primer semestre de 2012, cuando inició sus operaciones.

Se prevé que el sureste asiático genere 480 millones de toneladas de residuos industriales en 2025, y que se duplique para llegar a 900 millones de toneladas en 2050, según estimaciones del Instituto de Investigación sobre Gestión de Residuos Sólidos, con sede en Tokio.

El número total de vehículos en los seis Estados más poblados de la región (Indonesia, Filipinas, Vietnam, Tailandia, Myanmar y Malasia) llegó a 50 millones en 2013. En estos países, los autos desechados probablemente se dupliquen en 2020, para llegar a 980 mil, desde los 420 mil de 2013, según el Instituto japonés de Investigación Yano. Para 2020 se proyecta que generen 960 mil toneladas de metales básicoscomo hierro, cobre, plomo y zinc y mil 416 kilogramos de los de tierras raras, incluyendo litio, cobalto y níquel.

TESORO

Eso es un tesoro que ya ha logrado que empresas de Japón y Europa se trasladen a la región. Umicore, un grupo con sede en Bélgica, opera una planta en la capital tailandesa de Bangkok. Al apuntar a los residuos de la manufactura de joyería y componentes electrónicos, se ha convertido en una de las mayores refinerías de plata del país.

Por otra parte, Dowa proyecta instalar para finales de octubre una planta industrial de tratamiento de residuos en Myanmar, y analiza instalaciones similares en Indonesia y Tailandia. Esta empresa nipona prevé invertir cerca de 126 millones de dólares en plantas del sureste de Asia durante los siguientes tres años. La compañía espera que sus ingresos antes de impuestos desde el extranjero lleguen a 6.5 millones de yenes (54.6 millones de dólares) en 2018, de los cuales el 60 por ciento se generaría en la región.

Matsuda Sangyo, otra empresa de reciclaje de Japón, abrirá durante el primer semestre del año una planta en Vietnam.

REGULACIÓN NECESARIA

Mientras que el sector privado ha desempeñado un papel fundamentalen la promoción del reciclaje en el sureste asiático, los gobiernos se mantienen muy lejos.

La falta de control ha dado lugar a una industria artesanal y clandestina. Algunos recicladores vietnamitas trabajan en patios y a menudo utilizan productos químicos peligrosos que se dispersan fácilmente en el medio ambiente; otro problema común es el vertido ilegal de residuos industriales.

A principios de este mes, Vietnam introdujo una ley de reciclaje que exige que los productores e importadores de productos electrónicos se hagan cargo de los residuos. A partir de enero de 2018, los fabricantes de automóviles también serán sometidos a esta legislación.

Otros países de la región también están considerando leyes de responsabilidad ampliada al productor que mandatan obligaciones ambientales a las empresas de electrodomésticos y electrónicos.