Política Nacional Argentina sobre Producción y Consumo Susentable

POLÍTICA NACIONAL DE PRODUCCIÓN LIMPIA Y CONSUMO SUSTENTABLE

Índice

PARTE I – INTRODUCCION                                                                                                                                                        1.- Antecedentes

2.- Propósito de la Producción Limpia

3.- Principios y lineamientos de la Política Nacional de Producción Limpia

3.1.- Principios

3.2.- Lineamientos                                                                                                                                                                   PARTE II – OBJETIVOS Y LÍNEAS DE ACCIÓN DE LA POLÍTICA NACIONAL DE

El presente documento, expresión de la Política Nacional en Producción Limpia (PNPL) es producto de un proceso de consulta e interacción con representantes d organizaciones del sector público, privado, académico, científico y sociedad civil.

La elaboración de la PNPL, liderada por la SAyDS, contó con la importante contribución de la División de Naciones Unidas para el Desarrollo Sustentable a través del Proyecto de Estrategia Nacional en Producción Limpia para sentar y definir las bases de esta política. Posteriormente para la determinación del Plan Operativo 2004-2005 de la PNPL se contó con la especial colaboración del Proyecto Competitividad y MedioAmbiente GTZ-MERCOSUR del Subgrupo de Trabajo Medio Ambiente (SG-6), en el marco de la cooperación técnica entre Alemania y MERCOSUR.

Como resultado de estos esfuerzos, y con el objetivo de impulsar y fortalecer est iniciativa, se creó la Unidad de Producción Limpia y Consumo Sustentable (UPLCS)

Dicha Unidad tiene como objetivo la coordinación e implementación de la política  y todos los temas vinculados, incluyendo entre otros, la formulación de políticas, el desarrollo de instrumentos de promoción, la ejecución de planes de aplicación y actividad de capacitación y difusión.

La producción limpia, como idea central de una estrategia de prevención de la contaminación, es un instrumento clave de la política ambiental. Permite relacionar de un modo más eficiente la economía con el medio ambiente y los aspectos sociales, tres dimensiones generalmente desvinculadas en el ámbito de las políticas públicas.

Está orientada a favorecer la competitividad de las empresas mejorando su desempeño ambiental. En tal sentido, resulta imprescindible generar programas concertados con los diferentes sectores que participan en este proceso, tanto desde el sector público como el privado.

PARTE I – INTRODUCCION

1.- Antecedentes

La elaboración de la PNPL para Argentina fue el resultado de un intenso trabajo de consenso, liderado por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, en conjunto con otras áreas de gobierno, cámaras empresarias, organizaciones no gubernamentales, universidades y centros de investigación.

Con la colaboración de la División de Naciones Unidas para el Desarrollo Sustentable, se inició el proceso de definición de la estrategia nacional en producción limpia (2002  2003), el cual consistió en la elaboración de diversos estudios de base, más la creación de un Grupo de Expertos –conformado por representantes de instituciones públicas y

Español: Logo utilizado para identificar la Pr...
Español: Logo utilizado para identificar la Produccion mas Limpia en un sistema de produccion. (Photo credit: Wikipedia)

privadas–, para la elaboración de la primera propuesta de política en producción limpia.

Luego de un tiempo de discusión e intercambio, se acordó un documento final de propuesta, que fue presentada a SAyDS con la firma de las autoridades de todas las instituciones parte del proceso.

A partir de la creación de la Unidad de Producción Limpia y Consumo Sustentable (Res. 288 de mayo 2004) la SAyDS definió a la producción limpia y el consumo sustentable como política de estado, estableciendo los mecanismos y lineamientos necesarios para su desarrollo y ejecución.

Este proceso generada a nivel nacional, va en concordancia con el desarrollo de la agenda internacional sobre producción y consumo sustentable. Los países integrantes de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sustentable de Johannesburgo (2002) acordaron en un Plan de Acción a 10 años, redoblar los esfuerzos para modificar los patrones de producción y consumo hacia la sustentabilidad (Cap. III), incrementando entre otras cosas, las inversiones en programas de producción limpia y ecoeficiencia, y estableciendo centros de producción limpia.

A nivel regional, se conformó el Consejo de Expertos de Gobierno en Producción y Consumo Sustentable de América Latina y el Caribe (2003), cómo ámbito de intercambio de experiencias y generación de propuestas conjuntas para fortalecer las políticas y acciones de las países de la región hacia la sustentabilidad. Este Consejo responde también, a los lineamientos establecidos en la Iniciativa Latinoamericana y Caribeña para el Desarrollo Sustentable (2002), de incorporar conceptos de producción limpia en las industrias, crear centros nacionales de producción limpia y trabajar en pos de un consumo sustentable.

Asimismo, los Ministros de Ambiente del MERCOSUR, firmaron la Declaración de Principios de Producción Limpia (Uruguay, 2003), reconociendo la incorporación de los

1     Diagnóstico de Oportunidades y Capacidades en producción limpia para la Industria Manufacturera Argentina; Inventario de Fuentes de Financiamiento para Producción Limpia; Estudio de Sustitución por Tecnologías Limpias para la industria del aserrado; Estudio de Sustitución por Tecnologías Limpias para la industria azucarera; Revisión de Políticas Nacionales vinculadas la producción limpia. Todos ellos pueden consultarse enwww.medioambiente.gov.ar

2) conceptos y prácticas de producción limpia y ecoeficiencia como parte esencial de las políticas de Estado para la sustentabilidad de los procesos productivos.

En resumen, el marco y la agenda ambiental internacional, regional y nacional, establecen principios y criterios fundamentales para la definición de políticas nacionales y planes de acción en producción limpia y consumo sustentable.

2.- Propósito de la Producción Limpia

Si bien el marcado es el mecanismo de asignación de recursos más eficiente, no encuentra aun respuesta a la cuestión de las externalidades. Las externalidades son las consecuencias no deseadas –negativas o positivas– de las decisiones y acciones de un agente económico sobre el resto de los agentes económicos, quienes no forman parte de esa decisión ni pueden afectarla a través de los mecanismos establecidos en el mercado.

Los recursos naturales, la calidad ambiental, los bienes públicos, son normalmente afectados por estas externalidades de manera negativa. Esto es, los costos ambientales de las decisiones económicas que surgen en el mercado, no son asumidos por el que los genera sino por la sociedad en su conjunto, disminuyendo así su bienestar. De este modo, se requiere la participación del Estado hacer más eficiente esta asignación de costos ambientales, generando instrumentos y mecanismos para “internalizar” estas externalidades.

En este marco, la política de producción limpia busca generar esos mecanismos que permitan, del modo más eficiente posible, identificar y disminuir los costos ambientales de la economía argentina, para dar paso a un desarrollo productivo sustentable que incorpore la dimensión ambiental como parte de su estrategia de crecimiento a largo plazo.

Así, el propósito de la PL como instrumento de política es:

• Generar una estrategia de mejora en la gestión ambiental y en los métodos de producción limpia, especialmente en PyMEs.

• Contribuir a la adopción de prácticas, métodos y tecnologías en el sector productivo, orientados a:

a) El uso eficiente de los recursos naturales, insumos y materias primas (agua, energía, materiales, etc.) que resultan de un mejor gerenciamiento de los procesos productivos y un menor impacto ambiental.

b) El aumento de la productividad, reduciendo significativamente los residuos generados, determinando mejora en la competitividad.

• Contribuir al fortalecimiento de las instituciones provinciales y/o locales, para la generación de políticas y programas de producción limpia, en base a los principios y lineamientos enunciados en la presente política.

• Favorecer la generación de indicadores de sustentabilidad a nivel sectorial que den cuenta de la situación y evolución de los sistemas de producción y consumo en Argentina.

3.- Principios y lineamientos de la Política Nacional de Producción Limpia 3.1.- Principios

En virtud de que el marco legal es el responsable de establecer las bases y condiciones, en el orden nacional, para la definición y alcances de la política, y considerando que la Ley General del Ambiente 2 lo define adecuadamente para la política ambiental a partir de principios, corresponde que estos sean incorporados integralmente en la PNPL.

1. Congruencia entre la legislación nacional y provincial y municipal.

2. Prevención de las causas y fuentes de problemas ambientales, que deberán ser considerados en forma prioritaria e integrada.

3. Progresividad en la adecuación a los requerimientos legales.

4. Solidaridad entre la Nación y las Provincias para prevenir y minimizar los riesgos ambientales.

5. Equidad Intergeneracional respondiendo equitativamente a las necesidades de las generaciones presentes y futuras.

6. Sustentabilidad para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras.

7. Responsabilidad de quien contamina en asumir los costos de los efectos degradantes sobre el ambiente ocasionados.

8. Cooperación entre las jurisdicciones y a nivel internacional.

9. Precautorio accionar en forma preventiva ante un peligro de daño grave o irreversible.

10. Subsidiariedad del Estado Nacional colaborando para la preservación y protección ambiental y participando, de ser necesario, en forma complementaria al accionar de los particulares.

3.2.- Lineamientos

a. Cooperación pública – privada. El diseño y ejecución de una política que responda a las necesidades reales de los sectores que involucra, debe estar basado en un sistema de cooperación e interacción permanente. La cooperación público privada es, por lo tanto, uno de los lineamientos base que permitirá dar sustento, credibilidad y coherencia a esta Política Nacional en Producción Limpia. La Ley General del Ambiente (Presupuestos Mínimos Para la Gestión Sustentable del Ambiente) N° 25.675 fue publicada en el BO el 28/11/02 y promulgada parcialmente por el PEN el 27/11/02 por Decreto 2413/02.

b. Mejora competitiva y empleo. La producción limpia, tanto como los sistemas de gestión y capacitación de los recursos humanos, es un instrumento de mejora de competitividad y empleo. La utilización eficiente de los recursos, la adopción de tecnologías limpias, la minimización de los residuos, la conservación en el uso de recursos, la adecuación a los requerimientos legales, la minimización del riesgo para la salud y el ambiente, mejoran el desempeño integral de una empresa. Esto mejora su posición frente a los competidores y favorece la inserción en los mercados, tanto en el orden nacional como en el internacional.

c. Vinculación e integración entre las distintas áreas de gobierno. Es imprescindible fortalecer la vinculación y generación de acciones conjuntas entre las distintas áreas del gobierno, para optimizar la utilización de los recursos públicos con objetivos concurrentes. Promover desde la gestión pública la adopción de prácticas de PL requiere el desarrollo de nuevos instrumentos e incentivos. Existe una gran cantidad de programas y proyectos vigentes en el ámbito nacional destinados a la mejora de competitividad o a la modernización productiva, entre otros, que pueden ser integrados, vinculados y/o adaptados como instrumentos de promoción de la PL

d. Vinculación del sector productivo con el sistema científico tecnológico. Un sistema económico que pretenda transitar el camino de la producción limpia, hacia el desarrollo sustentable, debe trabajar estrechamente con el sistema científico – tecnológico para un adecuado desarrollo de capacidades. El fortalecimiento y vinculación del sector productivo con el Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología es una condición fundamental para avanzar en la construcción de un sistema que dé respuestas a los desafíos de la producción limpia.

e. Difusión y capacitación. Para generalizar el concepto y formar una cultura de la producción limpia, la divulgación de información y la promoción de la participación a través de canales formales, la difusión de iniciativas exitosas, la utilización de bibliografía y otras fuentes de consulta y la capacitación, son

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: