El reciclaje: ¿debe ser obligatorio para las ciudades?

Recientemente, varias ciudades de Argentina instalaron el debate si reciclar debe ser un servicio municipal más obligatorio. ¿Qué ganan los municipios? En la Argentina, ciudades como Buenos Aires, Curuzú Cuatiá o Rafaela han tomado al reciclaje como una política de estado.

Ahora, usted puede preguntar, ¿por qué no todas las ciudades tienen el reciclaje?   Estamos tratando de reducir la tasa de generación de residuos y la disposición final en relleno santiros.

Nos ronda la  utopía de la “basura cero”, sin embargo, la mayoría de las ciudades de América latina no han implementado ningún plan de escala y eficiente de reciclaje. Desafortunadamente, la mayor parte de las decisiones políticas en cuanto al reciclaje se reduce a costo. Reciclaje cuesta mucho más que el envío de residuos a los rellenos sanitarios en la mayoría de pueblos y ciudades, por lo que es difícil para los pueblos más pequeños para poner en práctica el programa y comerciliazar el plástico, cartón, chatarras, o el compost generado.

Sin embargo, hay otras razones importantes por las cuales el reciclado no es un programa obligatorio de la ciudad. Algunas personas sienten que la “crisis de los rellenos sanitarios” como el rechazo popular a la CEAMSE (que gestiona los residuos de 15 millones de habitantes del Área Metropolitana de Buenos Aires) es, al menos exagerada. Siempre se especula que algún municipio abrirá sus puerta a la basura a cambio de un buen ingreso.

Ahi viene la teoría de los Emiratos de la Basura o las Área de sacrificio: cedo mis tierras a cambio de una reducción de impuestos o alta renta de mis vecinos. Sería como un Emirato de la Basura. Cobro por aceptar la basura de mis vecinos, y distribuyo beneficios entre votantes. ¿Pero hasta dónde pueden durar éste modelo?

A pesar de que esos son los dos argumentos razonables, también tenemos que pensar en el futuro. Los materiales más reciclables que van al vertedero ahora están ocupando espacio para los residuos reales en el futuro. Los rellenos sanitarios no siempre tienen el espacio, y tenemos que llegar a una solución antes de que sea demasiado tarde.

Algunas ciudades han encontrado maneras de disminuir el coste del reciclado, por lo que es más factible. Algunas soluciones son la instalación de plantas automatizadass con procesos de clasificación de reciclables y de compstaje. Otro método exitoso es educar al público sobre los beneficios que trae el reciclaje. El reciclaje puede ser costoso, pero si los pueblos y ciudades más pequeños utilizan sus recursos que puede reducir significativamente el impacto financiero.

El desafío está planteado: o cada municipio y ciudad arma su esquema de reciclaje, o seguiremos dependiendo de “Emiratos de la Basura”, que a cambio de sacrificar sus suelos reciban una alta compensación. Más información en:

http://environment.about.com/od/recycling/a/must_recycle.htm

http://www.refusespecialists.com

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: