Apuestan al reciclaje de ropa y calzado

El Cabildo apuesta por el reciclaje textil porque reduce el consumo de agua y combustibles fósiles, así como de fertilizantes y pesticidas que se emplean en su fabricación. El consejero de Sostenibilidad de Recursos y Energía, Miguel Díaz-Llanos visitó las instalaciones de la empresa Canarias Recycling, SL, cuya actividad se centra, principalmente, en la implantación de contenedores para ropa y calzado usados en el Archipiélago y en su recogida. El consejero Díaz-Llanos señaló que este tipo de acciones aporta una solución adecuada para los tiempos actuales, “ya que el servicio que presta Canarias Recycling es totalmente gratuito para las instituciones y para los ciudadanos”, enfatizó tras la visita.


UNA TESIS DOCTORAL RECOMIENDA EL USO DE COMBUSTIBLES ALTERNATIVOS EN CEMENTERAS PARA REDUCIR LAS EMISIONES

Una tesis doctoral elaborada por un investigador del CIEMAT apuesta por sustituir combustibles fósiles por alternativos y disminuir el contenido de clinker en el cemento como las mejores soluciones para reducir las emisiones del sector, frente a la captura de CO2.

proponen usar combustibles alternativos en la fabricación de cemento para reducir las emisiones
La tesis aboga por usar combustibles alternativos en la producción de cemento.
Foto: Ignus Gerber. © Lafarge photo library

La tesis doctoral defendida por Diego García-Gusano durante su pasada estancia en el CIEMAT como investigador de la Unidad de Análisis de Sistemas Energéticos, obtuvo la calificación de sobresaliente cum laude. La tesis, titulada “Long-Term Analysis of the Spanish Environmental Policies using the Life Cycle Assessment method and Energy Optimisation Modelling” (Análisis a largo plazo de las Políticas Ambientales Españolas usando la metodología de Análisis de Ciclo de Vida y Modelos Energéticos de Optimización) se encuadra en el ámbito de la planificación energética sostenible y se centra en el estudio dos de los principales sectores productivos en España: la industria del cemento y la de producción de electricidad.

En concreto, el Dr. García-Gusano implementó una variedad de soluciones tecnológicas sectoriales aplicadas a la producción de cemento en España (aplicación de Mejores Técnicas Disponibles, escenarios de sustitución y aplicación de tecnologías de captura de CO2) por medio del método de Análisis de Ciclo de Vida. A partir de los resultados ambientales, se llevó a cabo el análisis prospectivo del 2010 al 2050 tanto del sector del cemento como de la producción de electricidad en España. Para esta labor se actualizó y desarrolló el modelo energético de optimización TIMES-Spain con objeto de poder evaluar las Directivas 2009/29/EC y 2001/81/EC, relacionadas con el cambio climático y la calidad del aire, respectivamente.

El modelo TIMES-Spain, una herramienta desarrollada por CIEMAT dentro del consorcio ETSAP de la Agencia Internacional de la Energía, es un potente instrumento matemático que sirve de ayuda para establecer escenarios de evolución del sistema energético español (producción de electricidad, energía final, energía primaria, costes, emisiones, evolución sectorial de las tecnologías, etc.). Los escenarios resultantes pretenden dar respuesta a la pregunta “Qué pasaría si…” de tal manera que se ofrezcan una serie de posibilidades a los decisores políticos en aras de facilitar el desarrollo de políticas energéticas sostenibles, así como para llevar a cabo la planificación energética.

La tesis del Dr. García-Gusano combina dos de las tres ramas de actividad de la Unidad de Análisis de Sistemas Energéticos: el método de Análisis de Ciclo de Vida y la modelización energética. Como resultado último, ofrece una interesante lista de recomendaciones relevantes tanto para las industrias referidas y los responsables políticos, así como para toda la sociedad en su conjunto.

RECOMENDACIONES

Así, en lo que respecta a la producción de cemento en España, se concluyó que la sustitución de combustibles fósiles por alternativos y la reducción del contenido de clinker en el cemento son las mejores soluciones a la hora de reducir emisiones. Por otro lado, la captura de CO2 no aparece como alternativa viable debido a sus altos costes y al impacto ambiental que conlleva.

En lo que respecta a la producción de electricidad, se ha observado una gasificación del sistema tanto en el caso de cumplir con las Directivas Europeas de emisiones como en sendos escenarios de internalización de costes externos e impuestos al CO2, NOx y SO2. Es significativa la entrada de energías renovables, principalmente eólica en el período 2015-2035 y solar fotovoltaica de gran capacidad en 2050.

Por otro lado, se ha observado que un objetivo de reducción del 80% de las emisiones de CO2 en 2050 respecto del nivel de 2005 conllevaría un mix de producción 100% renovable en 2050. Además, tendría lugar una interesante transición de vector energético, pasando de electricidad a calor, el cual sería consumido en gran medida en plantas de calor de distrito y procesos industriales, y cuyo origen sería mayormente procesos de gasificación de biomasa.

La tesis, defendida en el Campus de Móstoles de la Universidad Rey Juan Carlos, fue dirigida por los doctores Helena Cabal, investigadora del CIEMAT, y Antonio Alonso-Ayuso, de la citada Universidad, en el marco del Programa de Doctorado de Ingeniería de Sistemas de Información, y fue concebida bajo el marco del doctorado europeo, para lo cual el doctorando trabajó en la Universidad de Utrecht (Holanda) durante varios meses.

El Dr. García-Gusano se incorporará a partir del mes de mayo al departamento de Análisis de Sistemas Energéticos del IFE (Institute for Energy Technology).

La ISO trabaja en una norma sobre compras sustentables

El Consejo de Gestión Técnica de la ISO está trabajando en una nueva propuesta de norma sobre compras y contrataciones sostenibles. Los impulsores de la norma internacional, que estaría lista en tres años, sostienen que ayudará a las organizaciones a integrar los principios y asuntos de la responsabilidad social que describe la ISO 26000 en el marco de los procesos de compras y contrataciones, y que proveerá principios y lineamientos no solamente para las áreas de compra y la dirección, sino también para todas las partes interesadas internas y externas.

Sede Central de la ISO en Ginebra, Suiza.Sede Central de la ISO en Ginebra, Suiza.

El proyectos de la norma internacional fue presentado a fines de 2012 a la ISO por el instituto de normalización de Francia, AFNOR con el acompañamiento de la brasileña ABNT. AFNOR ya había trabajado en un marco de compras sustentables en Francia junto al Observatorio de las Compras Responsables y el Departamento de Compras del Estado.

“Argentina es uno de los 26 países que están trabajando en su desarrollo a través del  Subcomité de Compras Sostenibles del IRAM y ha participado en la última reunión del grupo internacional realizada entre el 25 y el 28 de febrero 2014 en Foz do Iguazú en Brasil. en la cual se logró el objetivo de revisar y resolver los comentarios del primer borrador, se consensuó una nueva estructura  del documento y se creó un grupo de trabajo de comunicación”, informó Cristina López, de la Secretaría y Coordinación del Subcomité de Compras Sostenibles de IRAM en diálogo con ComunicaRSE.

A estos 26 países involucrados, se le añaden 14 en calidad de observadores, y serán los que establecerán las contribuciones que se hagan a nivel nacional en el marco del del Comité Técnico ISO / PC 277, que es liderado por la francesa Jacques Schramm de A2 Consulting.

Para AFNOR, un estándar de Compras Responsables “completa” la Norma  ISO 26000 y proporciona respuestas concretas a “preguntas esenciales”: 

¿Cómo combinar el desarrollo sostenible y la reducción de costos? 

¿Cuán duradera es la relación que se establece entre el comprador y el proveedor? 

¿Cómo reducir las emisiones y los residuos a través de las compras? 

De acuerdo a un borrador preliminar al que pudo acceder ComunicaRSE, la norma estará estrucutrada en dos partes. En la primera, se fijarán lineamientos para el establecimento de políticas de gestión de compras sustentables. En la segunda, se brindarán consejos didácticos para la implementación de dichas políticas. 

Buenos Aires con nuevos contenedores y su nueva “City Verde”

Los nuevos contenedores forman parte de la transformación de este “centro verde” de la ciudad porteña, con calles peatonales y bajos niveles de ruido y contaminación.

contenedores soterrados en el microcentro de Buenos Aires. Foto: Mariana Sapriza-/GCBA
Macri supervisó los nuevos contenedores soterrados instalados en el microcentro de Buenos Aires

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, supervisó la semana pasada el funcionamiento de los contenedores soterradosque se están instalando en 12 puntos del microcentro porteño.

Esta nueva modalidad de disposición, acopio y recolección de residuos domiciliarios a través de contenedores ubicados bajo el nivel del suelo fue puesta en marcha en marzo pasado y actualmente se está llevando a cabo la segunda de las tres etapas previstas.

Macri resaltó que este tipo de acciones forman parte de “un cambio cultural que lleva a que todos nos comprometamos en esta campaña de concientización que hacemos”.

“Un cambio así demanda que, por ejemplo, haya que separar, reciclar, sacar la basura en hora, consumir menos energía, menos agua, o usar un transporte sustentable como el Metrobus, la bicicleta o el subte”, agregó el mandatario.

Macri destacó que “el Microcentro es el primer centro verde de América Latina”, y explicó que “en ninguna parte hay un lugar así que va transformándose como el nuestro en calles peatonales, sin ruido y sin contaminación. Y el contenedor ayuda a esto: menos contaminación visual, menor cantidad de olores, y menos manipulación de bolsas”.

La recolección y el vaciado de los contenedores soterrados se realizan con camiones que tienen un dispositivo de brazos articulados hidráulicos.

Los residuos reciclables, como plástico, cartón, papel o vidrios limpios y secos se entregan a los recuperadores urbanos asignados a la zona.

Chile avanza con un proyecto de Responsabilidad Extendida del Productor

El proyecto de ley obliga a empresas fabricantes e importadoras de productos a hacerse cargo de la gestión ambiental de estos una vez terminada su vida útil. 

El ministro de Medio Ambiente del Gobierno Chileno, Pablo Badenier, se reunió recientemente con representantes de empresas productoras, de gestión ambiental y recicladoras con el objeto de comunicarles la decisión del Ministerio de dar un nuevo impulso al Proyecto de Ley para la Gestión de Residuos y Responsabilidad Extendida del Productor, actualmente en trámite en el Congreso.

El proyecto de ley introduce la Responsabilidad Extendida del Productor (REP), que obliga a empresas productoras(fabricantes e importadoras) de productos prioritarios a hacerse cargo de estos una vez terminada su vida útil. La ley especifica los siguientes productos prioritarios: Aceites lubricantes, Aparatos eléctricos y electrónicos, Diarios, periódicos y revistas, Envases y embalajes, Medicamentos, Neumáticos, Pilas y baterías, Plaguicidas y vehículos.

El ministro adelantó algunas modificaciones que se realizarán al proyecto con el objeto de incorporar un énfasis más ambiental y aprovechar las mejores técnicas disponibles en materia de sostenibilidad

El ministro les adelantó algunas modificaciones que se realizarán al proyecto, incluyendo indicaciones tanto de los parlamentarios de la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara, como de la industria y del propio ministerio, con el objeto deincorporar en el proyecto un énfasis más ambiental y aprovechar las mejores técnicas disponibles en materia de sostenibilidad.

“Asumimos el compromiso de seguir la tramitación legislativa de este proyecto, que es un buen proyecto para Chile, que nos va a permitir aumentar los volúmenes de residuos que son reciclados, consiguiendo un ahorro de energía y materias primas en distintos procesos productivos”, explicó Badenier.

Agregó además que “nos hemos dado un plazo para acoger las observaciones de los parlamentarios y también de la industria, tanto de los productores como de las empresas recicladoras, y tener una buena ley que nos permita implementar la responsabilidad extendida al productor y lograr que todos los productos que se comercialicen en Chile tengan un futuro reciclaje”.

Respecto de las modificaciones que se incorporarán al actual proyecto de ley, Badenier adelantó que “la idea es, básicamente, no concentrarnos en los productos prioritarios para la ley, sino, por ejemplo, fortalecer y formalizar la recolección diferenciada, en la que pueden participar los municipios y también los recolectores de base, y relevar los temas de certificación, etiquetado y rotulado, que son mucho más amplios que solamente la responsabilidad extendida al productor”.

SATISFACCIÓN DE LA INDUSTRIA

Tras la cita, el gerente general de la consultora Gescam, Hernán Durán, afirmó que “me parece muy buena esta reunión, hasta el momento no habíamos sido convocados. Me parece muy bien que hayamos sido convocados a esta mesa, que podamosaportar con nuestra experiencia, nuestro conocimiento”.

Además, valoró las modificaciones que se plantearon a la norma, “sobre todo porque el proyecto de ley que fue presentado sobre la REP estaba muy enfocado exclusivamente a la parte comercial, y no tenía un enfoque ambiental. Por lo que ha dicho el ministro, la idea es mejorar ahora todas las deficiencias que tenía, y eso genera un expectativa muy diferente a la que teníamos hasta ahora”.

Para Iván Villar, gerente general de la Cámara e Industria del Neumático, “es esplendido que retomemos nuevamente esto. Estábamos un poco preocupados que el cambio de gobierno implicara aplazar o hacer un cambio de timón, pero nos hemos dado cuenta de que están haciendo eco del interés de la parte privada de llevar adelante esto, porque el trabajar en un mercado no regulado hace que muchas inversiones no se puedan desarrollar”. Y añadió al respecto que “no ha habido otra ley donde haya un consenso tan general de que se necesita una regulación”.

Por su parte, Ricardo Olivares, gerente de administración y servicios de Samsung, afirmó respecto del proyecto de ley que “esperamos que nos vuelvan a invitar, nos muestren las variaciones o las observaciones y se nos pida la opinión, que podamos aportar y en conjunto podamos avanzar en esto, y sacar esta ley luego porque el tema lo amerita”.

Convenio para reciclar RAEE en Zárate

Sobre la firma del convenio, ayer en el despacho del Intendente, el diputado Marcelo Torres expresó “El compromiso es transformar la cultura del consumo NO responsable”
Firman convenio para reciclar la basura electrónica

En el marco del “Día Internacional de la Tierra”, que se conmemora mañana martes 22 de abril, el diputado Marcelo Torres participó de la firma del Acta Acuerdo para la implementación del Programa de Recolección de Residuos Electrónicos y Eléctricos que comenzará el próximo lunes 28 hasta el sábado 10 de mayo.

Participaron de la firma del Acta el intendente Osvaldo Cáffaro y el presidente de la Asociación Civil “Va de Vuelta”, Carlos Wolpo. También estuvo presente la directora de Planificación y Coordinación del Municipio, Amelia Di Franco.

“Nuestro compromiso se va a centrar en organizar capacitaciones en diferentes instituciones educativas para que los jóvenes incorporen la cultura ambiental a su vida cotidiana”, manifestó el diputado Torres y agregó “que la juventud es la que va a transformar esta cultura del consumo NO responsable”.

El constante crecimiento de la población y su concentración en ciudades tiene un correlato inmediato en la generación de residuos. Somos una sociedad que en términos generales se inclina a un consumo NO sustentable. Esto sumado a las pautas de producción, avances tecnológicos, sistemas de marketing, ingresos relativos del consumidor, hábitos y costumbres. Como así también a una vida útil de corto plazo de los aparatos.

El crecimiento de consumo local y mundial de productos electrónicos y eléctricos va generando un volumen de residuos que conlleva una presión enorme sobre la extracción indiscriminada de recursos naturales que algunos ya muestran síntomas de escasez.

Es parte de esta transformación cultural tomar conciencia de esta problemática y asumir un rol protagónico en la construcción de una sociedad de consumo responsable. El cambio de hábitos y costumbres en el tratamiento de los residuos electrónicos y eléctricos no solo nos va a permitir, en términos generales, abrazar el concepto de la economía circular sino también adecuarnos a la normativa del respeto a los derechos humanos y de un ejercicio ciudadano por un medio ambiente saludable.

Es nuestro desafío crear cadenas de valor a través de sistemas integrados de gestión para recolectar y reciclar a partir de nuestros desechos. Con esto no solo disminuimos la cantidad de carga a los rellenos sanitarios sino que también recuperamos materia prima.

“Para nosotros es muy importante acercar estas propuestas y coordinar con el Estado municipal estas iniciativas que promuevan la participación de todos los vecinos. Es responsabilidad de todos el problema de los residuos en general y electrónicos en particular, que apuntan no solo a cuidar el medio ambiente de la contaminación sino además del reciclaje de estos residuos. Este programa se piensa desde el presente para un futuro con un medio ambiente sano” expresó el diputado Torres.

WEEE-Trace supera las 20.000 toneladas de RAEE gestionadas

El Proyecto de Eco-Innovación WEEE-Trace, surgido en 2011 y liderado por la Fundación Ecolec, ha gestionado con trazabilidad integral más de 20.000 toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE).

WEEE-Trace, en plena fase de despliegue, fue concebido para incrementar la cantidad de residuos electrónicos gestionados, seguir su rastro en todo momento y evitar fugas a circuitos paralelos no controlados o ilegales.

Un sistema que, además de servir para controlar la gestión de RAEE, garantizar su seguimiento y monitorizar los flujos, permite reducir significativamente la tramitación y documentación administrativa asociada al proceso de reciclaje del RAEE.

El Proyecto WEEE-Trace, seleccionado el 1 de marzo de 2011 por la Agencia Ejecutiva para la Competitividad y la Innovación Europea (EACI) se prolongará hasta julio de 2014. Una iniciativa, liderada por Ecolec y MCCTELECOM como proveedor de la solución tecnológica, basada en las últimas tecnologías (etiquetado e identificación por radiofrecuencia, geolocalización e incluso grabación en vídeo) para mejorar el control de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos y soportar los requerimientos de la UE en vistas a incrementar los porcentajes de recogida y de reutilización, reciclado y valorización.

En octubre de 2012, el entonces proyecto piloto ya gestionó sus primeras mil unidades totalmente trazadas. Un año después, en 2013, se alcanzaron las 10.000 toneladas y ahora, transcurridos seis meses desde ese hito, se han superado las 20.000 toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos gestionados con este innovador sistema que permite controlar el RAEE desde el lugar donde aparece en la cadena de gestión de la Fundación Ecolec hasta que se produce su reciclaje.  

En estos instantes está actualmente en el periodo de despliegue de la solución en la cadena de logística inversa de Ecolec, que comprende 79 puntos de recogida, 25 operadores logísticos y 59 plantas de tratamiento, cifras superiores a las inicialmente comprometidas.

WEEE-Trace pretende cumplir dos objetivos; el primero, medioambiental, con un incremento del 39% en el reciclado controlado; un descenso del 34% en emisiones de CO2 (como resultado de las mejoras en el reciclado y la logística); y otra bajada, la de emisiones CFC, en este caso del 12%; el segundo de los objetivos está marcado por un retorno de la inversión estimado en tres años; una reducción del 5% en costes, minimizar el fraude, y su gran capacidad de replicabilidad.

*Otras noticias relacionadas:

– Últimos avances del Proyecto WEEE-Trace

La percepción de los brasileros y el medio ambiente

Los datos de la encuesta sobre Sustentabilidad y Hábitos de Compra de Synovate, en asociación con Walmart y el Ministerio de Medio Ambiente, confirman una tendencia ya detectada: Brasil da sus pasos en la agenda “verde”, por ahora más centrada en conocer y adherir al asunto, que en cambiar el comportamiento. En este escenario, la formación de la opinión pública revela un entrelazado de percepciones y hechos concretos.

Podemos enumerar tres pasos para construir la causa ambiental: recuerdo del asunto, “cualificación” del mismo, cuando alguna idea u opinión sobre el tema aparece, y, finalmente, el momento de la acción, cuando los recuerdos y sujeciones parten a la práctica.

Por los resultados analizados, el brasileño, hoy, da los primeros dos pasos en el asunto, exhibiendo adherencia en la preocupación de la población por cuestiones ambientales. Aunque todavía esté lejos de ser el principal problema de la ciudad o del barrio, surgen datos irrefutables que delimitan la cuestión: 9 de cada 10 brasileños creen que “de la forma como la usamos, dentro de poco tiempo no tendremos agua para beber”, y apenas 1 de cada 5 está de acuerdo con que “la preocupación por el medio ambiente en Brasil es exagerada”.

Inicialmente podríamos caracterizar estos hechos como comportamientos “políticamente correctos”. Sin duda. Sin embargo, esto no invalida el momento de cualificación que el brasileño comienza a hacer del tema. Ya en el análisis sobre aquello que está dispuesto a hacer, se confirma un resultado claro: el brasileño no está dispuesto a pagar “con dinero” por productos ambientalmente correctos. ¿Qué es lo que estaría dispuesto a hacer, entonces? Del mismo modo que fue detectado en otros trabajos, aparecen actividades que no “duelen” en el bolsillo, como “eliminar el desperdicio de agua”, “separar el residuo doméstico” y “reducir el consumo de energía”. Dos datos ya conocidos se consolidan en esta encuesta:

• Curitiba se muestra, en la mayoría de las cuestiones, como una ciudad donde la población se destaca como la más favorable a las acciones y que efectivamente toma actitudes en pro del medio ambiente.

• Las clases más altas se muestran más comprometidas con la causa.

La encuesta muestra que aún hay un largo camino a ser recorrido hasta el paso tres. Al ser abordados sobre lo que efectivamente hacen en favor del medio ambiente, queda claro que existe un abismo entre comportamientos y pensamientos. Mirando algunas prácticas de lo cotidiano, se ve un enorme territorio de objetos que aún se depositan en la basura común. Y probablemente el dato más revelador de la encuesta: casi 1/5 de la población posee residuo electrónico en casa por no saber qué hacer con él. Seguramente uno de los mayores desafíos sea cómo articular junto con el sector productivo el cómo la industria puede absorber las inversiones en productos verdes. Si el consumidor no está dispuesto a pagar por productos “ambientalmente correctos”, alguien tendrá que asumir esa cuenta. Si comparamos solamente una cuestión con otros países (encuesta Synovate en 22 países en 2010), constatamos nuevamente cuánto Brasil tiene todavía para evolucionar en esta arena.

Más del 90 % del teléfono celular es reciclable

El móvil es uno de los dispositivos de los que se extrae mayor cantidad de materias primas reaprovechables: 65% de plásticos, 25% de metales comunes y 8 PPM (Partes Por Millón) de metales preciosos. El ciclo de renovación de los móviles se ha reducido a 18 meses y anualmente se desechan 20 millones de unidades en España.

El 90% de los materiales contenidos en un teléfono móvil son reutilizables en la fabricación de nuevos productos tras ser sometidos a diversos procesos de tratamiento en plantas autorizadas. Este dato se desprende del estudio sobre la reciclabilidad de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) elaborado por la plataforma medioambiental Recyclia, en colaboración con la empresa Recybérica Ambiental.

Infografía Teléfonos Móviles
Infografía de los materiales reaprovechables de un teléfono móvil. Fuente: Recyclia

Por materiales, el estudio establece que el 65% de las materias primas recuperadas de un móvil son plásticos, el 25% metales y el 10% restante sustancias irrecuperables, como fibra de vidrio. En el caso de las dos primeras, su destino más habitual son las industrias del automóvil y la electrónica de consumo.

De un teléfono móvil con un peso medio de unos 100 gramos, las técnicas de tratamiento actuales permiten extraer 62 gramos de plásticos -una mezcla de propileno, poliestiereno, abs y policarbonato, entre otros- y 25 gramos de metales -mayoritariamente aluminio y cobre-. Asimismo, un teléfono móvil contiene 8 PPM (Partes Por Millón, es decir, 0.0008 gr) de metales preciosos recuperables -entre ellos oro, plata y paladio-, lo que significa alrededor de 8 gramos por cada tonelada de residuos de estos aparatos. Unos 10.000 teléfonos móviles corresponde a 1 tonelada de estos dispositivos.

El estudio confirma que el teléfono móvil registra uno de los índices de reciclaje más elevados de las diez categorías de RAEE establecidas en el Real Decreto 208/2005, que regula la gestión medioambiental de los aparatos al finalizar su vida útil. Entre estos, sólo el ordenador de sobremesa, que registra un porcentaje del 93%, supera el índice de reutilización de los móviles.

Recyclia lidera, a través de la fundación medioambiental Tragamóvil, la recogida selectiva y el reciclaje de teléfonos móviles en nuestro país, con más de 4.000 toneladas de estos residuos gestionados desde su entrada en funcionamiento en 2001. La plataforma cifra en aproximadamente un año y medio el ciclo de renovación de los teléfonos móviles y en 20 millones las unidades de estos aparatos que dejan de utilizarse anualmente en nuestro país.

Para José Pérez, consejero delegado de Recyclia, “estas cifras de generación de residuos y extracción de materiales útiles demuestran que la gestión adecuada de los móviles es una fuente de suministro y ahorro de recursos naturales, lo que en el sector del reciclaje se conoce como el fenómeno de la minería urbana”.

En 2012 la fundación Tragamóvil recogió cerca de 462 toneladas de teléfonos móviles en desuso, a través de los más de 1.000 puntos de recogida que tiene repartidos por toda la geografía nacional, superando así el índice de recogida del 65% exigido por la normativa.

Existe una tendencia entre los usuarios a acumular los teléfonos móviles en desuso”, apunta José Pérez. “Desde Recyclia acercamos los puntos de recogida al consumidor y garantizamos la aplicación de las técnicas de tratamiento más avanzadas, para recuperar el mayor porcentaje de materias primas y reducir el impacto medioambiental de componentes peligrosos, como las baterías de litio-ion”.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑