En Estados Unidos el 80% de los informes corporativos no cumplen con la ley de minerales en conflicto

El nuevo informe de Amnistía Internacional y Global Witness revela brechas alarmantes en la transparencia corporativa de las empresas de EE.UU. Más de 79 de las 100 empresas analizadas no cumplieron con los requisitos mínimos de la ley de los minerales de conflicto de Estados Unidos.

    • imagenes fotos

El informe  analiza 100 informes sobre minerales en conflicto -presentados por empresas como Apple, Boeing y Tiffany&Co- bajo la Ley de Dodd Frank (Sección 1502), conocida como la ley de los minerales de conflicto.

Los resultados muestran que la mayoría de las empresas no están haciendo lo suficiente para trazar la cadena de suministro de los minerales que compran. Sólo el 16% van más allá de sus proveedores directos e intenta contactar a las fundiciones o refinerías que procesan los minerales.

Más de la mitad de las empresas de la muestra ni siquiera informa a la alta dirección cuando identifican un riesgo en su cadena de suministro.

El estudio de Global Witness y Amnistía Internacional también muestra que solo una de cada cinco empresas encuestadas cumplía con los requisitos de la ley.

La Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC) comenzó a exigir la aplicación de la Ley Dodd Frank en 2014. Las empresas se vieron obligadas a presentar informes sobre su desempeño en la gestión de su cadena de suministro para reducir el riesgo de que la compra de minerales de África central contribuya a conflictos o abusos de derechos humanos.

“La ley minerales de conflicto es una oportunidad para limpiar las cadenas de suministro de minerales a nivel mundial. Sin embargo, nuestro análisis muestra que la mayoría de las empresas parecen preferir seguir con los negocios de siempre que abordar realmente el riesgo de que sus compras de minerales financie grupos armados en el extranjero “, dijo Carly Obot, Asesor de Políticas de Global Witness.

“Esto es alarmante. Si las empresas no invierten recursos en investigar e informar de sus cadenas de suministro y su rol en los conflictos armados, sus clientes tomaran cartas en el asunto”.

La República Democrática del Congo (RDC) es una fuente importante de minerales – incluyendo oro, estaño, tungsteno y tantalio – para las empresas globales. Estos minerales son esenciales para los dispositivos electrónicos, como teléfonos inteligentes y computadoras portátiles. Durante más de quince años, los grupos armados en el este de República Democrática del Congo han explotado el sector minero para financiar sus operaciones con un impacto devastador, cometiendo graves abusos contra los derechos humanos en el proceso.

“Los consumidores quieren saber lo que hay detrás del logo. Las empresas están bajo presión para demostrar que no dejan piedra sin remover en sus esfuerzos para asegurarse de que los productos en la estantería no ocultan una historia terrible de conflictos y abuso de derechos humanos.”, dijo James Lynch, Director de Empresas y Derechos Humanos del equipo de Amnistía Internacional.

“Las empresas que arrojan luz sobre sus cadenas de suministro ayudan a prevenir un comercio de minerales nocivo que contribuye a un conflicto devastador en África Central.”

En junio de 2015, las empresas presentarán sus segundos informes sobre minerales de conflicto y se espera que superen a los primeros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: