Economía circular orientada hacia el desarrollo sostenible

Carlos León, Sustainability Business Innovation en FabLab Coworking y Rebeca Arnedo, consultora ambiental de SIGESNACarlos León, Sustainability Business Innovation en FabLab Coworking y Rebeca Arnedo, consultora ambiental de SIGESNA. Cedida

    La Economía Circular es un concepto económico orientado al desarrollo sostenible de bienes y servicios. Surge en contraposición al modelo actual de “Economía Lineal”, donde los recursos se extraen del medio, se utilizan para la fabricación de productos y se eliminan al final de la vida útil (extracción – fabricación – utilización – eliminación).

    Para el desarrollo de estos productos y servicios “realmente” sostenibles, desde la Economía Circular se propone el aprovechamiento y uso eficiente de recursos, reinsertando todos los elementos de dichos productos como “nutrientes” en procesos industriales y biológicos. Se elimina el concepto de residuo, minimizando los procesos de reciclaje y la energía utilizada en dichos procesos. Y se plantea la utilización de energías renovables y la eliminación de productos químicos tóxicos.

    Cuando se habla de sostenibilidad, se deberían integrar dentro del concepto la sostenibilidad económica, ambiental y social. La equidad social ha sido la última dimensión en añadirse al concepto. Las empresas integran esta triple vertiente de sostenibilidad de manera transversal en sus organizaciones, a través de políticas de Responsabilidad Social Corporativa (RSC), apostando por la integración de preocupaciones sociales y ambientales en sus operaciones de manera voluntaria, teniendo en cuenta expectativas de los diferentes grupos de interés, y manteniendo un comportamiento ético e íntegro, a través de la transparencia en su gestión.

    De los productos que están a nuestro alrededor y utilizamos en nuestra vida cotidiana, son, de hecho, pocos los “realmente sostenibles”. ¿Qué pasa cuando dejamos de utilizar un ordenador y lo llevamos al punto limpio? ¿Y con un coche? ¿Cuál es el destino de la mayor parte de sus componentes?

    La Economía Circular se ha establecido como una prioridad en la política europea y ya se está trabajando en:

    • Potenciar el concepto de responsabilidad ampliada del productor del producto. Los productores quedan involucrados en la prevención y en la organización de la gestión de los residuos que se generen al final de la vida útil.
    • Renovar la normativa actual, atendiendo especialmente al desarrollo del concepto “sociedad de cero residuos”, el diseño ecológico y la simbiosis industrial, así como a la reducción de emisiones de efecto invernadero y los impactos ambientales.

    Desde FabLab Coworking, un espacio de trabajo colaborativo en el que se unen la experiencia y conocimientos de diferentes profesionales, planteamos aplicar los conceptos de la Economía Circular para mejorar la competitividad de productos y servicios de las empresas, así como para facilitar su adaptabilidad a futuras disposiciones normativas.

    En la transición hacia el desarrollo de productos y servicios realmente sostenibles, proponemos llevar a cabo “microexperiencias de circularidad” sobre procesos de industrialización existentes, orientadas a la valorización de residuos y recirculación de materiales y componentes.

    En este sentido, un concepto clave es la “Simbiosis Industrial”, que pretende la colaboración entre empresas y organizaciones para el intercambio de materiales, recursos y residuos. Un ejemplo relevante es el desarrollo de un “Ecosistema Industrial” en Kalundborg (Dinamarca), donde 9 empresas realizan 30 intercambios de materiales y recursos.

    Igualmente, apostamos por impulsar la aplicación de estos conceptos desde el nacimiento de nuevas iniciativas empresariales, su implementación en procesos de desarrollo de nuevos productos y en eldesarrollo de modelos de negocio orientados al servicio (Products of Service), en contraposición a los modelos orientados a la propiedad. Estos modelos de negocio innovadores están enfocados al aprovechamiento y uso eficiente de recursos y reducen la exposición a la volatilidad del precio de las materias primas.

    Desarrollo de productos hacia una sostenibilidad real
    Estos conceptos se pueden aplicar a gran parte de los productos que se desarrollan actualmente y que nos rodean. ¿Por qué no se puede diseñar una lavadora pensando en reutilizar gran parte de los componentes que utilizamos para su fabricación? ¿Y, por qué no a la hora de diseñar una máquina de vending, un coche, un frigorífico, un tren, un aerogenerador o una fotocopiadora?

    La aplicación de la Economía Circular para el desarrollo de nuevos productos y servicios impulsará la generación de nuevos modelos de negocio orientados al servicio y prestaciones, para la consecución de una sostenibilidad real en los aspectos económico, social y medioambiental, en un futuro cada vez más cercano.

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Google photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Conectando a %s

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

    Blog de WordPress.com.

    Subir ↑

    A %d blogueros les gusta esto: