Economía circular

Reciclaje

La explotación de recursos naturales sigue siendo fundamental para gran parte de las empresas de América Latina. Pero, ¿qué ocurre con el medioambiente? La eterna pregunta parece no tener respuesta para las comunidades locales y los gobiernos latinoamericanos. Pero en lugar de dejar que ruede la bola, deberían voltear hacia la llamada economía circular.

En otras palabras: ¿qué pasaría si esas grandes empresas de la región, muchas de ellas extractoras de petróleo y otros recursos naturales, además de contribuir a la economía con esos recursos contribuyesen al medioambiente y la sostenibilidad con el reciclaje de los residuos que producen?

“Lo más importante para los líderes de negocios es que la nueva economía circular puede pilotar el crecimiento”, resalta el influyente informe Towards the circular economy (Hacia la economía circular), elaborado por la Fundación Ellen MacArthur. Este informe ha supuesto un punto de inflexión al señalar la gran oportunidad que abre el campo del reciclaje para la economía circular.

La economía circular reemplaza una asunción previa –disponibilidad– por otra más positiva –restauración o reemplazo–. Hete aquí el fundamento toral del reciclaje.

Como apunta un reciente informe de McKinsey sobre el futuro de la revolución industrial, en el fondo, esta nueva economía “busca alejarse del modelo tradicional de toma, fabrica y usaa través de la creación y optimización de productos que puedan ser reutilizados en múltiples ocasiones después de su primer uso”.

Este esfuerzo de reciclaje comienza, según el estudio de la prestigiosa consultora, con los propios materiales, vistos como útiles que pueden ser usados de nuevo, y no como elementos que fluyen a través del ciclo productivo solo una vez.

Los resultados económicos de ese reciclaje dinámico que propone la economía circular son evidentes. Según el informe Growth Within: A circular economy vision for a competitive Europe, publicado a finales de julio de 2015, gracias a la adopción de principios de la economía circular, Europa puede crear un beneficio neto de 2,000 billones de dólares para 2030. Esto iría acompañado de mejores resultados sociales que incluyen un aumento de 3,500 dólares en los ingresos de cada hogar.

Los datos del informe se refieren a Europa. Pero, ¿qué sucedería con esos datos si se extrapolan a México y América Latina, regiones caracterizadas por abundantes recursos naturales y la necesidad de aprovecharlos y reciclarlos al máximo? No solo se trataría ya de reciclaje, sino de un crecimiento económico exponencial para toda la región.

Los presidentes y altos ejecutivos que asistirán al evento EGADE Business Summit en Monterrey el próximo martes 3 de noviembre tendrán la oportunidad de conocer en primera persona los beneficios empresariales y económicos del reciclaje en la era de la economía circular. Porque las ventajas competitivas del futuro vendrán de la innovación en esos residuos naturales.