(Residuos Profesional) A través del proyecto New Innonet se creará un consorcio de empresas y centros de conocimiento para buscar soluciones a largo plazo para los residuos electrónicos, vehículos fuera de uso y envases.

New Innonet abordará la gestión de RAEE, VFU y residuos de envases
La gestión de residuos electrónicos será uno de los campos que abordará el proyecto. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

El proyecto del New Innonet (“Near-zero European Waste INNOvation NETwork”), que arrancó en febrero de 2015, es una iniciativa para establecer una plataforma europea de diferentes entidades interesadas en impulsar la ecoinnovación y la aceleración de nuevos negocios en el ámbito de la minimización de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), vehículos fuera de uso (VFU) y residuos de envases.

Esta iniciativa, integrada en el Programa Horizon 2020, pretende mejorar la colaboración entre los agentes de la cadena de valor, lo que revertirá en un incremento del ahorro de recursos y la reducción de residuos.

Fruto de este proyecto se creará un consorcio internacional formado por empresas privadas y agentes de conocimiento, entre los que se incluyen las empresas gestoras de residuos holandesas Van Gansewinkel Groep y ARN Holding, líderes en gestión de RAEE y VFU, respectivamente; las asociaciones técnico-empresariales European Plastics Converters y Plastics Recyclers Europe, así como los centros tecnológicosTecnalia (País Vasco), Vito (Flandes), VTT (Finlandia), Sintef (Noruega), IVL (Suecia) y IETU (Polonia). A todos ellos se suma Ihobe, Sociedad Pública de Gestión Ambiental del Departamento de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno Vasco, como único representante en el proyecto de una administración pública.

Este consorcio definirá para la Comisión Europea “hojas de ruta” innovadoras entre 2015 y 2017 con el fin de detectarnecesidades futuras de I+D+i en RAEE, VFU y envases residuales, e impulsar la colaboración en las cadenas de valor.

El proyecto New Innonet integra cuatro líneas de trabajo. En primer lugar, movilizar a los agentes de las cadenas de valor; en segundo, analizar las barreras y mejores prácticas a nivel internacional en las citadas cadenas de valor; en tercer lugar, desarrollar una visión y una “hoja de ruta” compartida a largo plazo para los RAEE, VFU y residuos de envases, y por último, establecer una agenda estratégica Integrada de I+D+i en estos tres ámbitos.