Autor: Metales y Metalurgia.
Francia celebra su tercer encuentro parlamentario sobre economía circular

Foto: 123RF.

Bajo el título “Economía Circular, una ventaja para el desafío del cambio climático”, Francia ha celebrado recientemente su tercer encuentro parlamentario, en el que participaron diputados de varias regiones del país, así como de instituciones y agencias relacionadas con el reciclado y la gestión de residuos.

El encargado de abrir el debate fue el presidente del Instituto de la Economía Circular y diputado de la región de Bouches-du-Rhône, François-Michel Lambert. Un debate que ha recobrado gran importancia debido a la Ley de la Transición Energética, publicada en el Diario Oficial Francés el pasado 18 de agosto de 2015, en la cual la totalidad del título IV se centra en la lucha contra los residuos y la economía circular.

Según François-Michel Lambert, el 85% de los franceses no saben a qué se refiere el término de economía circular, razón por la cual aún es necesario trabajar con la sociedad para que se apropien los valores que ella promueve, especialmente porque la economía circular se basa en el principio de participación, y el trabajo conjunto y comportamiento de la sociedad representan un factor importante para el éxito de su puesta en marcha.

Conclusiones
Entre las principales conclusiones del tercer encuentro parlamentario francés sobre economía circular destacan las siguientes ideas:
– El impuesto-carbono, considerado en la ley de transición energética, permitirá movilizar más de 18 millones de euros por año, en el caso de Francia, y de re-direccionar la inversión privada hacia recursos energéticos no contaminantes.
– Es primordial incentivar el uso de materias primas recicladas en comparación con materias primas vírgenes en las cuales, los factores de emisión de gases, son superiores.
– La lucha contra el cambio climático no podrá solucionarse sin un desacoplamiento absoluto entre la evolución del consumo de materias primas y la actividad económica.
– Las políticas públicas deben tener en cuenta y considerar medidas destinadas directamente a frenar el efecto rebote, lo que puede reducir los beneficios de los incentivos a la transición de una economía baja en carbono.