Creatathon: buscando soluciones disruptivas  y viables en BASF Space Creator BarcelonaCreatathon: buscando soluciones disruptivas y viables en BASF Space Creator Barcelona

Volvemos por su interés a la gira Creator Space que BASF está realizando con ocasión de su 150 aniversario por diferentes ciudades del mundo. Tras pasar por Bombay (India), Shanghái (China), Nueva York y São Paulo (Brasil), recaló en la última semana de octubre en el Disseny Hub de Barcelona y culminará en noviembre Ludwigshafen (Alemania), casa matriz de BASF. Esta era su quinta parada con el fin de promover la reflexión acerca de uno de los retos del Siglo XXI: el consumo responsable de alimentos.

Es un tema que desde luego afecta también a la comunidad logística por lo que hemos creido de interés realizar un acercamiento a las reflexiones de un sector estratégico para la logística como es el químico con una empresa como BASF.

Una economía más sofisticada para un futuro más sostenible

En la apertura del encuentro, Ken Webster, responsable de innovación de la Fundación Ellen MacArthur destacaba que “nuestra actual economía de tomar-producir-tirar está bajo presión y es el momento adecuado para dar un giro hacia la creación de nuevas formas de prosperidad. Pero ¿qué es la economía circular?, según Webster se caracteriza por recoger ideas de la ciencia de los sistemas vivos para crear flujos efectivos de materiales y energía.

Un tercio de los alimentos que se producen, acaban en la basura

En Europa existen actualmente 18 asociaciones que promueven la economía circular, lo que lleva a Webster a ser optimista ya que considera que en los próximos años las empresas van a tomar conciencia de la importancia de abordar la economía desde un una perspectiva más sofisticada, pasando de ser lineal a circular. Los modelos de negocio que están contribuyendo a convertir la economía circular en una realidad son: considerar los productos como servicio, la transformación de productos desde su diseño, el reciclaje 2.0 y el consumo colaborativo. ”Regenerar, compartir, optimizar y virtualizar, estas son las claves para un futuro más sostenible”.

El escándalo del despilfarro alimentario

Desde hace 20 años, el activista Tristram Stuart,fundador de Feedback y autor del best-seller “Waste: Uncovering the Global Food Scandal”, ha estado alertando del gran problema que representa el despilfarro alimentario. La buena noticia es que se han alcanzado algunos logros, como la reducción del 20% en Reino Unido en la generación de residuos y medidas legales reguladoras de la competencia en las grandes superficies alimentarias. Para seguir avanzando, “debemos dejar de despilfarrar comida y, en la medida de lo posible, reducir nuestro consumo de carne y lácteos, para cuidar el planeta, nuestra salud y nuestra economía”.

Mientras que más de 900 millones de personas en el mundo corren riesgo de desnutrición, según la FAO, un tercio de los alimentos producidos a escala mundial, acaban en la basura cada año. Según la Agencia de Residuos de Catalunya, en los hogares, restaurantes y comercios catalanes, el 7% de los alimentos adquiridos acaba en la basura, es decir, 34,9 Kg por persona y año. Esta cantidad permitiría alimentar a más de medio millón de personas durante un año. Asimismo, el consumo de comida y bebida causa entre el 20% y el 30% del impacto ambiental en Europa.

Un banquete en la basura

El fundador de Feedback también participó en una mesa redonda junto a Paco Muñoz, técnico de la oficina de Medio Ambiente de la UAB, con motivo de la proyección del multipremiado documental ‘Un banquete en la basura’ (‘Just eat it’), dirigido por los canadienses Grant Baldwin y Jen Rustmeyer.

El documental revela el gran problema del despilfarro alimentario, desde el campo hasta la mesa, a través de la crónica de un experimento del que los propios autores fueron protagonistas: durante seis meses demostraron que es posible alimentarse de comida encontrada en contenedores de basura.

Creatathon: buscando soluciones disruptivas y viables

Durante 24 horas ininterrumpidas, se reunieron 36 personas de tres perfiles – negocio, creativos y programadores- en una Creatathon impulsada por BASF e Imagine Creativity Center, para encontrarsoluciones disruptivas y viables a los retos planteados sobre el consumo responsable de alimentos.

Se presentaron seis prototipos relacionados con el primer reto:promover la adopción de una dieta saludable y sostenible entre la población española; dos con el segundo reto: incrementar la eficiencia de los recursos hídricos del sector agropecuario español; tres con el tercero: reducir el despilfarro alimentario y optimizar la gestión de los residuos alimentarios y dos relacionadas con el primer y tercer reto combinados.

Un menú diferente y una jornada para consumidores del futuro

Creator Space tour Barcelona también incluyó en su programa una jornada de cocreación para enseñar a los consumidores del futuro a ser responsables desde el presente. Más de 120 niños de entre 8 y 12 años de la escuela La Canonja de Tarragona y Quatre Cantons de Barcelona participaron el 28 de octubre en una jornada de creación conjunta.

La chef del restaurante Semproniana y divulgadora gastronómica, Ada Parellada fue la encargada de diseñar el menú del Opening de Creator Space tour Barcelona con alimentos que no tienen cabida en nuestra vida cotidiana porque se desaprovechan o rechazan por razones culturales, hábitos de consumo interiorizados, su aspecto o estado de madurez.