Publicado 05/11/2015 17:40:13CET  MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) –

   Más de 150 expertos nacionales e internacionales han participado en la I Edición del Talking Pack ‘Economía circular como un nuevo paradigma de negocio’, un encuentro anual organizado por la Plataforma Envase y Sociedad (PES) y co-organizado por Ecoembes, Ecovidrio, Sigre y Sigfito, para analizar las últimas tendencias de este mercado desde una perspectiva global, social, económica, empresarial y educativa.

La organización señala que la economía circular y la gestión del reciclaje de envases están en un momento estratégico en Europa y en España, donde se desarrollan programas encaminados a lograr una economía más eficiente en la gestión de los recursos en todos los sectores de actividad.

En este contexto, la subdirectora general de Residuos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente, María José Delgado, ha destacado el objetivo europeo de transformar el modelo económico actual por uno más eficiente en el uso de recursos. “Las estimaciones de la Comisión Europea cifran en un 1% el crecimiento adicional de PIB de la Unión Europea y una creación de 2 millones de empleos adicionales, si fuéramos capaces de aumentar la productividad de los recursos un 30% hasta 20302, ha comentado.

Por su parte, el embajador de Holanda en España, Matthijs van Bonzel, ha llamado a buscar una fórmula “entre todas las empresas del sector para avanzar en economía circular”. En su opinión, el ciudadano está en el centro de esta economía porque es quien tiene la decisión de qué comprar y como. Por ello, ha señalado la importancia de una buena regulación de esta materia, que sea “lo suficientemente fuerte para protegerse de los cambios políticos”.

El director de la Asociación de Latas de Bebidas, Miguel Aballe, ha defendido que no se está avanzando a la velocidad de que se debería a pesar de que se lleva mejorando 20 años. Por su parte, la coordinadora del Máster Gestión Sostenible de los Residuos (UPM), Belén Vázquez de Quevedo, ha destacado que se esta asistiendo a un cambio generacional en el que los jóvenes tienen una “conciencia medioambiental muy interiorizada”.

También ha subrayado la importancia de que el ciudadano conozca el ciclo de los materiales reciclados y entienda que su esfuerzo mereció la pena. En la actualidad, según ha precisado, se alcanza un 50 por ciento de los materiales reciclados y ha destacado los envases son los materiales que más se reciclan.

*En su turno, el director de finanzas y comunicación de Fost Plus, Johan Goossens, ha defendido la importancia de aumentar los objetivos en materia de reciclado, y ha advertido de que es necesario que sean “realistas”. Además, ha expresado su preocupación con “la fluctuación de datos que existen entre los países miembros de la Comisión Europea, ya que muchos de ellos no cumplen con los mínimos pedidos”.

En el I Edición de Talking Pack ‘Economía Circular como un nuevo paradigma de negocio’, también han coincidido en la importancia de continuar el proceso de concienciación y divulgación en torno al reciclaje: “de realizar un trabajo de formación, concienciación, de comunicación y educación con y para la sociedad para así lograr mejores niveles de reciclado” al considerar que es la propia sociedad quien puede generar los cambios.

Para el director del departamento técnico de Faramindustria, Emili Esteve, la industria farmacéutica es el sector industrial que más invierte en I+D, con nuevos envases que incorporan nuevos atributos, reforzando así el valor del medicamento que contiene.

La gerente de Fundación Conama, Alicia Torrego, estima que si la sociedad fuera capaz de articular estos temas de una forma directa en la vida se podrían conseguir cambios más rápidos. A su juicio, “hay que reducir el desperdicio y gestionar lo que necesitamos de una forma inteligente”.

En definitiva, para el secretario general de la Plataforma Envase y Sociedad, Juan Quintana, es preciso dejar de mirar a otros países porque España tiene sus “singularidades” socioeconómicas, territoriales y geopolíticas y debe basar su modelo de gestión de residuos en la ciencia, en el estudio profundo de cualquier alternativa de cambio. “Hay que desechar aquellas que solo se fundamentan en la ideología o en la explotación de factores emocionales, que suelen vender soluciones mágicas que no existen”, ha defendido.