La reducción de costos en sus servicios es una de las claves para llegar al segmento empresarial, en donde empresas como IBM y VMware, que hoy están al frente, tendrán que redefinir su negocio.

REDACCIÓN

El mercado cloud es cada vez más competitivo. Tanto las empresas tradicionales que se mueven en este segmento como aquellas que comienzan a incursionar en él, no quieren quedar afuera de esta tendencia que ya está pisando fuerte y que continuará creciendo en los próximos años.

Una muestra clara de esta situación la están dando Amazon, Google y Microsoft, quienes intensificarán su competencia con las compañías de cloud computing empresarial para el próximo año, reduciendo los precios y haciendo que las empresas que están en este mercado, como IBM y VMware, tengan que reinventar sus ofertas y recurrir a otras formas de generar sus ingresos.

Según informó Bloomberg Intelligence, estas tres compañías, que construyen sus centros de datos con hardware sin marca más barato y alquilan espacio a las empresas a través de Internet, están disminuyen los precios de sus servicios, lo que le dificulta el terreno a las que construyen sus centros de datos privados para las empresas con el hardware de marca.

Muchas empresas están cambiando a las ofertas de la “nube pública” de Amazon y de Google, con lo que se plantea la cuestión de cuánto valor generan los centros de datos privados y servicios a medida ofrecidos por empresas mayores.

Como a las compañías tradicionales les resulta más difícil competir con los jugadores dominantes en los servicios de almacenamiento de datos personales, podría llegar a haber más adquisiciones de firmas de seguridad y datos de análisis. De manera que esta podaría ser un área en la que aumenten las fusiones y adquisiciones en el 2016.