Así lo desveló Julio Lema, Director Comercial y de Comunicación de Recyclia, en su participación en una tertulia promovida por Onda Cero Galicia sobre la contribución de los SIG al empleo verde

En una tertulia emitida por Onda Cero Galicia sobre la contribución de los Sistemas Integrados de Gestión de Residuos al empleo verde, temática central de una jornada organizada por Sogama y celebrada recientemente en la Escuela Universitaria de Relaciones Laborales de Lugo, se puso de relieve, tal y como aseguró el presidente de la empresa pública, Javier Domínguez Lino, que la protección del entorno se ha convertido a día de hoy en un importante yacimiento para la creación de puestos de trabajo.

A fin de abundar en esta declaración, se contó con la intervención de Juan Ramón Meléndez, Jefe de Relaciones Institucionales de Ecoembes; Julio Lema, Director Comercial y de Comunicación de Recyclia; y Germán Fernández, Gerente en Galicia de Ecovidrio.

En el caso de Ecoembes, entidad que gestiona los materiales depositados por los ciudadanos en el contenedor amarillo (envases de plástico, latas y briks), y azul (envases de cartón y papel prensa), se recordó que cada euro invertido por este SIG genera una actividad en la economía española por valor de 2,8 euros, cuantificando su contribución al empleo en 9.400 puestos directos y 42.600 indirectos e inducidos. “Hay una gran cantidad de empleos implicados, tanto por parte de la Administración Local como de las plantas de selección, transporte y compañías recicladoras”, manifestó Meléndez, al tiempo que insistió en que se trata de un “empleo sostenible y renovable”, puesto que la producción de desechos es inherente a la condición humana.

En relación a Ecovidrio, su portavoz incidió en la promoción del concepto de economía circular, entendido como el proceso de transformación de los residuos en recursos de utilidad, teniendo en cuenta todo su ciclo de vida, es decir, desde que se producen los productos hasta que se convierten en nuevas materias primas. La aportación de este SIG al empleo es también muy relevante. Estaríamos hablando de 8.000 empleos directos e indirectos. En este contexto indicó que la Unión Europea calcula la creación de 180.000 puestos de trabajo ligados al reciclaje de aquí a 2030.

Por su parte, Julio Lema abundó en que el reciclaje electrónico constituye una fuente de bienestar y desarrollo económico, ya que los residuos electrónicos crecen a un ritmo vertiginoso. A modo de ejemplo explicó que el 93 por ciento de los materiales que conforman un ordenador de sobremesa son reciclables. “De 1 tonelada (48 terminales) se extraen 500 kilos de metales, 221 de vidrio, 202 de plástico y 0,0048 gramos de metales preciosos”, apuntando que “más del 50 por ciento del cobre que se consume procede de plantas recicladoras”.

En este sentido, incidió en que los beneficios del reciclaje no se reducen únicamente a la disminución de una potencial contaminación, sino que el aprovechamiento de las materias primas contenidas en este caso en los aparatos eléctricos y electrónicos, así como en las pilas, conlleva la generación de empleo. “Si hay expansión de la economía circular, se crearían de aquí a 2030 tres millones de puestos de trabajo en Europa”.

El portavoz de Ecoembes recordó también que parte de este empleo tiene que ver con las labores de comunicación y sensibilización dirigidas al ciudadano, dando lugar a una cultura medioambiental que crea valor para la sociedad.

En plena sintonía, Lema manifestó igualmente que, gracias a la educación, se han desplegado numerosos medios e infraestructuras, lo que ha hecho posible que cada vez se recicle más.