El Ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, lo definió ayer, en el almuerzo por el Día del Petróleo, donde aprovechó para anunciar importantes medidas: sinceramiento de tarifas, programa de eficiencia energética y aplicación de la Ley 27.191, que impulsa las tecnologías renovables.

Gastón Fenés Por Gastón Fenés

gaston.fenes@energiaestrategica.com

Juan José Aranguren es consciente que el sector eléctrico no puede esperar. Con los picos de demanda que se esperan por las altas temperaturas y un parque eléctrico obsoleto, antiguo e ineficiente, casi sin reserva técnica, los cortes del suministro son inevitables, por eso la urgencia de tomar medidas y reaccionar a tiempo.

Ayer, frente a un auditorio completo de petroleros, el funcionario dio un claro mensaje de la política que se viene. Dedicó parte de su discurso para plantear la importancia de “dar un fuerte impulso a la diversificación de la matriz energética, incrementando la participación de las energías renovables no convencionales”.

En tanto, sobre la Ley 27.191, aprobada en el congreso el 23 de septiembre, definió que en las próximas semanas estará listo el Decreto Reglamentario que podrá garantizar su aplicación. “La actual coyuntura de precios relativos también resulta atractiva desde el punto de vista económico para el país”, le dijo ayer en la cara a los petroleros.

Esta normativa, establece como meta que en 2017 el 8 por ciento de la generación eléctrica debe estar conformada por energías limpias y un 20 por ciento en 2025, como la eólica, solar y biomasa.

Para alcanzarla será necesario establecer de inmediato las reglas del juego a inversores extranjeros que disponen de financiamiento interesados en avanzar en proyectos de envergadura. En esto está trabajando Sebastián Kind, el Subsecretario de Energías Renovables que eligió el propio Aranguren y es autor del texto.

Cabe destacar la voluntad del Ministro para escuchar a los referentes de la industria, con quiénes se viene reuniendo desde mediados de año. Entendió que la energía limpia es hoy más conveniente que generar energía eléctrica a partir de combustibles importados. Se preparó profundizando sus estudios y además se reunió con las asociaciones más mrepresentativas de la industria, quiénes le acercaron informes sobre los costos actuales de las energías renovables.

A pesar de su pasado con los hidrocarburos, da muestras que le preocupa reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

Otra de las definiciones de Aranguren, tienen que ver con la eficiencia energética, un tema que los que están cerca aseguran que le interesa y mucho. “Estamos analizando el estado de situación del sector eléctrico. En función de eso haremos todo lo que tengamos que hacer para asegurar las políticas adecuadas. Todo depende de algo que no controlamos, que es la temperatura, pero estamos analizando qué condiciones tenemos que aplicar para hacer la mayor mitigación posible del impacto social que tienen estos cortes“, dijo ayer Aranguren.

En esta oportunidad no mencionó que decretaría la “Emergencia Energética”, aunque ayer el Ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman anticipó la medida: “La emergencia eléctrica sale esta semana no por la cumbre de cambio climático sino porque va a ser un verano donde la matriz eléctrica no va alcanzar. Va a haber que racionalizar el consumo eléctrico. Va a haber medidas para los comercios, disminuir la iluminación de eventos deportivos“.

En línea con esta declaración, el titular de la cartera energética anunció la puesta en marcha de “un programa de incentivo al ahorro energético que permita administrar mejor los consumos residenciales, comerciales e industriales”.

El nuevo Gerente General de la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico, Julio Bragulat, ya está afinando el funcionamiento y toda la gestión operativa para acompañar desde su área. Fuentes que lo acompañan aseguran que trabaja mañana, tarde y noche, para lograr resultados en el corto plazo.

El plan de Aranguren incluye la actualización de las tarifas, tal como viene señalando desde la campaña electoral. Aclaró que el Gobierno avanzará en “un proceso de modificación gradual del esquema de subsidios a la oferta de energía eléctrica y producción de gas natural con el objetivo de recuperar la calidad del servicio y atraer la inversión de manera de disminuir la dependencia importadora”.

Dados los tiempos lógicos del mercado, entiende que no es un truco de magia: “Es evidente que por más que intentemos corregir los niveles tarifarios en algún momento, las inversiones necesarias para mejorar la calidad de las red de distribución no van a estar este verano“.

Sobre este programa aseguró que se “mantendrán los subsidios a la demanda de los sectores más vulnerables de la sociedad mediante la implementación de una tarifa social para ambos tipos de servicios”.