Economía Circular y Minería Urbana

Transformando los residuos y subproductos en insumos de nuevos procesos productivos para el desarrollo sustentable

Minería Urbana

Queridos Reyes Magos: ¿qué hago con mis RAEE?

Blogpost por Miguel Soto – 5 enero, 2016 

A unas horas que de que Melchor, Gaspar y Baltazar lleguen a nuestros hogares hay una pregunta hoy que me quita más el sueño que en aquellos días en los que esperaba que el 6 de enero apareciera bajo el árbol de navidad el gadget más cotizado de cada año. ¿Qué hago con mis viejos aparatos electrónicos que todavía funcionan?

La pregunta viene a cuenta debido a que deshacerte de un gadget o aparato electrónico viejo no es tan sencillo como separar la basura orgánica de la que no lo es. Cada uno de estos aparatos puede contener sustancias tóxicas peligrosas como mercurio, cadmio, paladio, arsénico y retardantes de flama, entre otras sustancias que pueden causar daños al medio ambiente y a la salud de las personas.

Por eso en este 2016 es importante que cada vez más gente se informe y todos que de una u otra forma somos parte del problema también nos asumamos como parte de la solución. Definitivamente el gobierno tiene una responsabilidad muy importante en esto y es por eso desde Greenpeace le exigimos -ya desde hace bastante tiempo por cierto- tiempo aprobar e implementar leyes que aseguren el manejo sustentable y adecuado de los residuos electrónicos y normas para regular el uso de químicos tóxicos en la producción.

No obstante, también existen otros actores que también tienen, como dice mi mamá, vela en el entierro. Las empresas fabricantes aparatos electrónicos tienen que empezar a llevar a cabo una política de responsabilidad corporativa extendida, es decir, hacerse responsables de sus productos desde su manufactura hasta su recuperación cuando el gadget termina su vida útil. Tan solo en 2014 cerca de 24 millones de Smartphones fueron vendidos en México, según cifras de la consultora tecnológica IDC. Hay otros cálculos que estiman que en México hay tantos Smartphones como personas, sí, más de 100 millones.

Este último dato nos lleva a lo siguiente, a la responsabilidad que también tenemos como consumidores y desde ahí que también nosotros tenemos que entrarle con todo para darle el ejemplo a las grandes industrias y gobiernos. ¿Que cómo? Con pequeñas acciones que multiplicadas por millones se conviertan en una avalancha de cambios masivos de hábitos en todas las dimensiones de la esfera pública.

Desde nuestra trinchera ciudadana y como consumidores (lo más geeks dirían “prosumidores”) primero podemos plantearnos la duda de si hace falta o no renovar cierto gadget, es posible que incluso podamos, ver tutoriales en YouTube y suscribirnos a webs para aprender a hacerlo, también podemos compartir el gadget que será reemplazado y finalmente reciclarlo, aunque no son muchos, hay lugares a los que podemos llevar estos dispositivos donde sus piezas serán reutilizadas.

Estas son algunas ideas que desde Greenpeace pensamos que pueden ser útiles en un principio para comenzar a encarar este gran desafío. Recuerda estas propuestas mañana que te levantes y descubras si los Reyes Magos te trajeron el anhelado nuevo dispositivo electrónico.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: