TyN. El fabricante tecnológico surcoreano dejó ver durante la feria CES 2016 sus ambiciones en el mercado IoT, al señalar que puede liderar la industria ya que crea los componentes que potencian el mundo digital en el universo móvil y el hogar, entre otros espacios.

REDACCIÓN

De acuerdo con WP Hong, presidente de la Unidad Soluciones de Negocios, Samsung SDS, existen tres factores clave para el éxito en Internet de las Cosas (IoT): plataforma, dispositivos y seguridad. El ejecutivo explicó la posición del fabricante en cada uno de ellos.

Plataforma. La compañía trabajará junto con Microsoft para desarrollar dispositivos basados en Windows 10 e integrarlos con hardware de diferentes compañías sobre el sistema operativo. La visión, compartida con Microsoft, consiste en millones de dispositivos en comunicación con protocolos y estándares abiertos para desarrolladores y fabricantes.

Dispositivos. Samsung desarrolla una nueva generación de baterías para alimentar a los miles de millones de dispositivos diminutos pero altamente conectados que necesitan una fuente de alimentación igualmente pequeña pero muy eficiente. En la compañía consideran que con la era de IoT llega la era de las “baterías de las cosas”.

Samsung está desarrollando baterías que son ultra delgadas, ligeras y flexibles, como la batería Stripy, que tiene una flexibilidad similar a la fibra y una innovadora densidad de energía, con 0,3 mm de espesor. Puede ser cargada al 50% en 15 minutos y su capacidad permite funcionar al ecosistema IoT.

Seguridad. De acuerdo con Hong, solo puede haber un dueño de los datos: los clientes. La compañía ya ha desarrollado Samsung Knox para smartphones, una plataforma que alcanza los estándares de las demandas gubernamentales. Hace poco, lanzó una solución que será para el hogar lo que Knox para los móviles.

De acuerdo con Mobile World Live, durante la CES del año pasado, Hong predijo que el 90% de todos los productos de Samsung sería compatible con IoT, alcanzando el 100% para 2020.