Diversas iniciativas buscan atenuar el impacto que tienen estos equipos dentro de la red eléctrica, desde la adopción de energías limpias hasta nuevas formas de construcción basadas en la arquitectura bioclimática.

Energía Estratégica

Por Energía Estratégica
info@energiaestrategica.com

Los equipos de aire acondicionado son los responsables del mayor consumo eléctrico estacional en el hogar y el parque instalado sigue creciendo. Como todos los años, se esperan problemas de cortes en el suministro eléctrico y en el corto plazo el aumento de las tarifas que durante años estuvieron virtualmente congeladas.

El nuevo Ministerio de Energía declaró la emergencia eléctrica y evalúa aplicar medidas de ahorro en espacios públicos, tales como suspender los espectáculos deportivos nocturnos y obligar a los comercios a apagar los carteles publicitarios.

Si bien la primavera porteña fue especialmente fresca, el año 2015 se despide como el año mas caluroso de la historia registrada por la humanidad. La Organización Meteorológica Mundial (OMM) recientemente indicó que además este año “se alcanzará el importante umbral simbólico de 1°C por encima de los niveles preindustriales, lo que obedece a la combinación de un intenso episodio de El Niño con el calentamiento de la Tierra provocado por la actividad humana“.

Energías limpias, arquitectura bioclimática y biomimesis

El sol en solo un día, envía a la tierra la cantidad de energía equivalente al consumo energético mundial de un año. La tecnología fotovoltaica necesaria para poder aprovechar esta energía mejora día a día y su costo se reduce a medida que aumenta la producción y la economía de escala.

En varios estados de los EEUU, los hogares tienen la posibilidad de contar con estos sistemas bajo una modalidad similar al leasing y abonan el costo del servicio mediante el ahorro obtenido en sus factura del servicio eléctrico. Solo es necesario contar con un techo de buena superficie y orientación adecuada. Google, la multinacional informática con sede en Palo Alto ha puesto en marcha este verano la primera fase de su nuevo Project Sunroof (Proyecto Techo Solar), una iniciativa dedicada a informar a los ciudadanos de las posibilidades de instalar placas solares en el techo de sus viviendas.

Para que esta tecnología tome impulso en el país, se necesitan leyes de “netmetering”, que permitan compensar o vender el excedente de energía producido durante el día a la industria y el comercio, reduciendo el tiempo de amortización y evitando el uso de baterías, que representan el 30 por ciento del costo de una instalación típica.

El ex-senador (Cambiemos) Diego Santilli presentó un proyecto de ley en este sentido a nivel nacional a principios de año. Antes de buscar modos de generar mas energía, debemos reducir la necesidad y dependencia de la misma. Como solemos decir, la energía mas limpia es la que no se utiliza.

Arquitectura bioclimática

Es aquella que consigue un ambiente confortable en su interior a través del propio diseño, optimizando para ello la energía renovable de su entorno a través de sistemas de climatización pasivos, es decir sin aporte de energía exterior ni equipos de aire acondicionado.

El diseño bioclimático es algo simple y fundamental. Se basa en prácticas y técnicas ancestrales. Los pueblos originarios construían sus hogares teniendo en cuenta las características climáticas del lugar; aprovechaban los elementos propios de la naturaleza. Sol, temperatura, lluvias, vientos; utilizaban materiales locales. Es lo que se conoce como arquitectura vernácula.

Con el surgimiento de los sistemas de construcción industrializados y el aire acondicionado, se comenzó a priorizar la estética antes que la eficiencia. En los últimos 30 años se construyeron muchos metros de vivienda utilizando grandes superficies vidriadas a la vista y se dejaron de lado sistemas y técnicas de control solar como aleros, persianas y toldos.

Hoy, las consecuencias en el medio ambiente y los costos de las energías, nos obligan a repensar la manera en que construimos nuestros hogares.

En verano evitemos el ingreso directo del sol. Tenemos que bloquear las radiaciones solares antes de que ingresen a la casa; si colocamos cortinas del tipo blackout en el interior, paramos la luz pero no el calor. Colocando aleros, impedimos el ingreso del sol más alto del verano. En invierno permitamos que el sol ingrese a través de los ventanales orientados al norte para calentar nuestros hogares sin consumir energía eléctrica.

Plantemos arboles o grandes arbustos (caducifolios) que en verano nos regalan su sombra y refrescan el aire; en invierno, cuando caen sus hojas, permiten el ingreso de los rayos solares.

Los toldos y sunscreens exteriores son una excelente opción, que nos permite ahorrar energía durante el día y pueden cerrarse de noche para poder disfrutar de las estrellas. Es recomendable utilizar tejidos con tratamiento funguicida (impide el desarrollo de los hongos) y anti-UV (protección solar), para una máxima resistencia a la intemperie. Existen nuevos tejidos como el Dickson Orchestra Max, comercializados localmente por Alvarez Lonas, que fueron creados utilizando técnicas de biomimética (imitación de la naturaleza).

Mediante un tratamiento denominado PERMACLEAN, los toldos confeccionados con este tejido son auto lavables, al igual que las hojas de la flor del loto, cuyas hojas nunca están sucia ni mojada. La suciedad o las gotas de agua no se adhieren a la lona y la lluvia o un simple aclarado con agua son suficientes para limpiar la lona.

Durante las horas de mas calor mantener la casa cerrada y abrir ventanas opuestas cuando cae el sol para promover las ventilaciones cruzadas. Si no hay viento, un ventilador de pie o de techo consume mucho menos energia que un AA.

Arquitectura biomimética

Propone un cambio hacia modelos más eficientes y efectivos basados en los sistemas vivos de la naturaleza. La selección natural ha optado siempre por los caminos más rentables en términos de recursos y energía. El departamento I+D de la naturaleza acumula una experiencia de 3.800 millones de años de desarrollo de la vida en la Tierra y teniendo en cuenta que nos afectan las mismas leyes, ¿Por qué no aprovechar el ejemplo al momento de construir nuestros hogares?.

Así podemos idear sistemas de refrigeración evaporativa basados en los termiteros africanos, captar energía y calentar tomando como ejemplo el metabolismo de los reptiles o hacer estructuras ultra eficientes basándose en los estudios del estadounidense Buckminster Fuller sobre el funcionamiento de la molécula de carbono.

Si querés conocer más acerca de la biomimética, podés visitar el fanpage de Biomimicry Argentina. La franquicia local del Biomimicry Institute, organiza talleres y salidas grupales denominados “INSPRIENCE” que enseñan a mirar desde otro lugar de conciencia para inspirarnos e incorporar nuevas ideas para resolver desafíos de diferencias disciplinas, investigando las estrategias de los diferentes organismos que habitan un ecosistema (por ejemplo el delta, Tigre) y potenciando así nuestra creatividad.

Fuente: Rodrigo Herrera Vegas/La Nación.