(Fuente ComunicaRSE)

Veinticinco bancos líderes canalizan al menos $931 mil millones de dólares en compañías de combustibles fósiles en el período 2009-2014, según un nuevo informe de la Guía de Finanzas Justas y BankTrack.

 

La financiación de las energías renovables en el mismo período alcanzó solo $98 mil millones de dólares frente a los 931 mil millones de los combustibles fósiles.

Este análisis es el primer estudio internacional que compara la financiación bancaria de los combustibles fósiles y la energía renovable. Identifica que existe una prioridad alarmante entre los bancos por la energía sucia sobre la energía limpia desde 2009, el año de la Cumbre del Clima de Copenhague.

Hasta finales de 2014, por cada dólar que los bancos han canalizado hacia las energías renovables, han proporcionado más de 9 dólares a los combustibles fósiles.

El informe analiza 75 instituciones financieras y sus cifras de inversión en el sector energético. Debido a la falta de una total transparencia en las instituciones las cifras deben tomarse como cantidades mínimas, dice el informe.

Tres bancos estadounidenses Citi, JPMorgan Chase y Bank of America son los más grandes inversores en combustible fósiles. Entre 2009 y 2014, Citi y JPMorgan Chase han provistos cada uno más de USD 76 mil millones a las empresas de combustibles fósiles y sólo USD 6,5 mil millones y US $ 4,4 mil millones, respectivamente, a las energías renovables. Bank of America alcanzó los USD 62,7 mil millones de inversión en las compañías de combustibles fósiles, y sólo USD 5,4 mil millones en energía renovable.

Como señala el informe, muchas de las instituciones financieras investigadas no tienen políticas de mitigación del cambio climático. Ningún banco internacional se ha comprometido con el acuerdo de París.

Descargar archivos adjuntos