En el marco de una campaña para incentivar el reciclaje y los buenos tratos al planeta, Pekín instaló máquinas expendedoras en estaciones de metro que reciben botellas y, a cambio, devuelven a la persona el crédito del valor del plástico para el transporte público o para el celula

reciclar botellas tiquetes transporte publico china

La contaminación y el impacto que genera el sistema económico mundial en el medio ambiente son innegables, por lo que cada vez más países se suman a una propuesta más saludable para el planeta. Muchos buscan alternativas para disminuir el daño ambiental, tales como la utilización de energías renovables o combustibles ecológicos que reemplacen los hidrocarburos.

China se adelantó en materia de ecología, pues invirtió en un proyecto para incentivar el reciclaje y mejorar los hábitos de la población de forma directa: más de 100 máquinas por toda la ciudad de Pekín, especialmente diseñadas para recoger botellas de plástico y retribuir el dinero del valor del material a cambio.

Los dispositivos, colocados en cada estación de metro en la ciudad de Pekín, reciben botellas de plástico vacías, las escanean para descifrar el valor del material y expiden a la persona crédito que se puede utilizar tanto para el transporte público como para el celular. Por cada botella de plástico que coloquen en la máquina, las personas obtendrán entre 5 fen y 1 mao (aproximadamente 15 centavos de dólar).

Las máquinas están específicamente ubicadas en áreas turísticas, con gran tránsito de personas. Por ejemplo, en la zona cercana al Templo del Cielo, por donde pasan aproximadamente 60.000 personas a diario. De esta forma, no solo los habitantes de Pekín contribuyen al proyecto, sino que también los turistas, y toneladas de botellas son recicladas cada día.

Un trabajador de la empresa de reciclaje INCOM explica que las máquinas “son tan sencillas de utilizar como un cajero automático. Se espera instalar una máquina en cada estación de la ruta, áreas residenciales y paradas de autobús” en el futuro.

 ¿Es la mejor forma de promover el acto saludable?

Aunque se ha discutido que entregar algo a cambio no es la mejor forma de incentivar el reciclaje, pues las personas no lo realizan por la voluntad de ayudar sino por la ganancia, la verdad es que el ejercicio de reciclaje se ha hecho mucho más popular. El objetivo de esta medida era promover este hábito y ciertamente se está logrando.

Con respecto a este punto, Adam Minter, Que vive en Pekín y escribe un libro a cerca de la industria de desechos en China, dice a The Guardian que: “en occidente, reciclar es una actividad verde. En las naciones asiáticas en desarrollo, es una actividad económica. Una cosa es segura. Si no se les paga a los donadores al precio de mercado, no va a funcionar”.