El gobierno francés anunció que instalará paneles fotovoltaicos a lo largo de 1000 kilómetro de carretera en los próximos 5 años. Este proyecto suministrará energía limpia a 5 millones de personas en Francia, un 8% de la población.

Según el Ministro francés de ecología y energía, Ségolène Royal, la licitación para este proyecto ya fue emitida bajo la iniciativa “Energía Positiva” y la prueba de los paneles solares comenzará en primavera.

Esta carretera solar utilizará paneles Wattway, una tecnología fotovoltaica que se dio a conocer en octubre pasado por Colas, la principal empresa de ingeniería civil de Francia, junto al Instituto Nacional de Energía Solar. Estos paneles se destacan por su resistencia y permiten que los camiones pesados ​​pasen sobre ellos sin romperse, también ofrece un buen agarre para evitar accidentes. Curiosamente, este proyecto no eliminará superficies de carretera sino que en cambio, los paneles solares serán pegados al pavimento existente.

El concepto de carreteras solares fue puesto a prueba con buenos resultados en una ciclovía solar construida en Holanda. Una pareja en Idaho logró financiar un prototipo de carretera solar gracias al crowfunding y un contrato con la Administración Federal de Carreteras.