Mientras en Argentina sólo parece importar la cotización del dólar y el estado de las reservas del Banco Central en divisas, en el mundo hay una fiebre del oro que llevó la cotización del metal áureo a niveles récord. Este jueves (11/02) el oro subió más de 5% y tocó un máximo de un año. Además, acumula una suba de casi un 18% en lo que va del recién comenzado 2016 y luego de tres años de caídas. Todo ocurre porque se vive una gran incertidumbre financiera con depreciación del dólar y caída de los mercados bursátiles globales, sumado al precio del crudo y en nuestra región al menor valor de las materias primas. Los inversores están preocupados por la rentabilidad de los bancos y un clima de bajo crecimiento y bajas tasas de interés, lo que hace que busquen refugio en el lingote disparando su cotización.

Por Urgente24