Dieciséis de las principales compañías energéticas y tecnológicas del mundo se han unido con el apoyo del WBCSD para duplicar la capacidad de energía renovable para el 2025. Se presentaron cuatro soluciones de negocio destinadas a generar 1.5TW adicionales de capacidad de energía renovable.

Empresas como Acciona, Det Norske Veritas, Statkraft y Welspun Energía se unen con ABB, CLP, EDF, EDP, Engie, Eskom, First Solar, Iberdrola, NRG Energy, Schneider Electric, State Grid Corporation de China y Vestas en la Iniciativa para la Tecnología Baja en Carbono (Low Carbon Technology Partnerships initiative) del WBCSD.

Más de 140 empresas y 50 socios son miembros de esta Iniciativa cuyo objetivo es acelerar el desarrollo, el despliegue y la escala de las tecnologías limpias.

A pocos días que inicie la COP21 en París y durante el Evento Anual de European Wind Energy Association, se presentaron Planes de acción para “ampliar las energías renovables” a casi el doble de capacidad de energía renovable en 2025.

Los Planes abordarán las barreras que impiden la adopción generalizada de energía renovable a través de:

  • Facilitar la integración eficiente, confiable, eficaz y comercialmente viable de energía renovable en las redes y los mercados de electricidad, incluyendo la promoción de las interconexiones energéticas,
  • Facilitar la ampliación de las finanzas de bonos verdes,
  • Trabajar con los compradores de energía renovable a escala para la adquisición de energía renovable,
  • Promover la electrificación sostenible de las zonas remotas a través de la implementación acelerada de microrredes de bajo carbono.

El presidente y CEO del WBCSD, Peter Bakker, dijo al respecto: “Acelerar el desarrollo y despliegue de las energías renovables es una parte crítica para conseguir el objetivo de no incrementar la temperatura del planeta más de 2 ° C. Estamos trabajando con empresas con visión de futuro para desarrollar soluciones bajas en carbono que pueden ayudar a abordar el desafío climático”.

Para lograr la escala necesaria, las acciones empresariales necesitan ser apoyadas por el marco político adecuado. Los miembros de la iniciativa del WBCSD han desarrollado recomendaciones claras para los responsables políticos y los reguladores para permitir el despliegue acelerado de la energía renovable. La fijación de precios del carbono y el mercado de futuro y las estructuras regulatorias son fundamentales para el éxito.

Descargar archivos adjuntos