“Se requieren unos US$15.000 a US$20.000 millones constantes durante 5-10 años para poner en marcha 20 o 25 proyectos” (Lic. Daniel Meilán, Secretario de Minería de la Nación)

Argentina Mining: The best is yet to come”, fue el marco de presentación en el ámbito de la PDAC 2016 para la discusión de las nuevas políticas tendientes a revitalizar el sector minero argentino. La principal disertación estuvo a cargo del Secretario de Minería de la Nación, Lic. Daniel Meilán, quien estuvo acompañado por el Dr. Sergio Uñac (Gobernador de la provincia de San Juan), la Dra. Lucía Corpacci (Gobernadora de la provincia de Catamarca), el Ing. Mario Capello (Subsecretario de Desarrollo Minero de la Nación), el Dr. Sergio Bosetti (Vicegobernador de la Provincia de La Rioja), y el Dr. Eduardo Cáceres (Diputado de la Nación)

Otras autoridades incluyeron el Dr. Miguel Soler (Secretario de Minería e Hidrocarburos de la provincia de Jujuy), el Ing. Emilio Guiñazú (Subsecretario de Minería y Energía de la provincia de Mendoza), Héctor Laplace (Secretario General de AOMA), Dr. Marcelo Álvarez (residente de la CAEM – Cámara Argentina de Empresarios Mineros), y el Dr. Santiago Albarracín, Presidente de YMAD.

“Hace setenta días el Presidente Macri me dijo que quería desarrollar el sector minero, preguntándome cuáles eran las cosas que había que mejorar para lograr la confianza de los inversionistas. Mi respuesta fue que debíamos ajustarnos a la ley. La ley minera argentina, no se cumplió, fundamentalmente la Ley de Inversiones Mineras. Le dije: “ajustémonos a la ley, que nuestra ley es muy competitiva.

“Al mismo tiempo me preguntó que era necesario que el sector mejorara, comentándole que: “con las cosas que están haciendo desde el punto de vista macroeconómico y macro político ya estamos hacia un cambio definitivo. El incumplimiento de la Ley de Inversiones Mineras provocó una desaceleración, bajando casi un 75% la oferta exploratoria en territorio argentino, cuando somos un país joven en minería, con un 90% de los proyectos en etapa de exploración, por lo cual se requiere una exploración constante para encontrar nuevos proyectos.” “Cuando asumimos hicimos una declaración pública de volver a la relación Nación-Provincias, y a una política federal, donde los temas ambientales y mineros estuvieran unificados, marcamos claramente el respeto a la ley y al marco vigente, eliminamos las retenciones a las exportaciones, dispusimos el libre giro de dividendos al exterior, la liberación del tipo de cambio. En relación con la financiación externa estamos en los albores de una negociación que finalizará con la deuda argentina y un libre acceso a la importación de bienes de capital.”

“La Argentina muestra que el 90,5% de los 435 prospectos que tenemos, se encuentran en etapa de exploración, fundamentalmente exploración media.  Tenemos en prefactibilidad el 5,7% que son aquellos 20 o 25 proyectos que requieren financiamiento definitorio para la toma de decisiones, ello significa unos US$15.000 a US$20.000 millones que Argentina requiere en forma constante en los próximos 5 a 10 años para poner en marcha esos proyectos.”

“Tenemos un 4% que son proyectos que ya están en marcha y desarrollo. Este panorama nos muestra el estado juvenil de Argentina, comparados con países maduros mineros, como Chile, Perú, Brasil y México; estamos en una etapa realmente inicial. Tenemos mucho que hacer, somos un país con muy pocos pasivos ambientales, lo cual es muy bueno para encarar el desarrollo minero que hay por delante.”

“En veinte años Argentina logró tomar posiciones importantes en los ránkings de productos del mundo: en Litio estamos en 3° lugar, en Boro en 4° lugar, 10° puesto en la plata, 14° en oro, 20° en cobre, 21° en plomo y 25° en zinc. Es decir que estamos muy bien ubicados con los pocos proyectos que hay en explotación, y todavía tenemos el 75% del territorio por descubrir.”

“La minería va a ser una de las actividades que permitan llegar a la pobreza cero, el marco institucional de la sociedad tiene que ser muy efectivo y eficiente; tenemos que ir hacia un marco ambiental y comunitario más participativo que permitirá la conciencia social. Sólo esto permitirá el consenso social, permanente que tenemos para el desarrollo de la actividad.” “Durante los próximos 70 días debemos restaurar el federalismo en el territorio, a nivel minero y ambiental; estamos haciendo un acuerdo entre las autoridades del Consejo Federal de Minería y el de Medioambiente, para trabajar en conjunto el tema. La federalización va a ser también a nivel de las cámaras empresarias y de servicios. Lo mismo sucede con el gremio, la AOMA, que se está fortaleciendo constantemente. Los tres sectores que tienen que convencer a futuro, para el desarrollo, a la comunidad, estemos alineados, trabajando todos en unidad. Es prioritario prevenir antes que mitigar; comunicar veraz y eficazmente, para lograr la confianza social.”