La iniciativa forma parte de un plan maestro de la empresa para ser 100% amigable con el medio ambiente. Presentó además Renew, un programa para deshacerse de dispositivos, sean de Apple o no, para que sean reciclados

Crédito: Apple e INFOBAE
La basura electrónica es una de las mayores preocupaciones de los organismos vinculados con el medio ambiente, pero Apple acaba de dar el puntapié inicial para que los fabricantes también se hagan cargo del asunto.
Liam es el nombre que lleva un brazo robótico de Apple que tiene por única función desarmar los iPhone y recuperar las piezas reutilizables. Eso incluye tornillos, metales e incluso el cobalto y el litio de la batería.
De acuerdo con Apple, Liam procesa al año más de 1,2 millones de iPhone.
Disponible en algunos países del mundo, Renew contempla el envío para reciclaje de un iPad, iPhone o smartphone viejo y la posibilidad de recibir una tarjeta de regalo de Apple. Lo mismo ocurre con las Mac y computadoras antiguas, pero no con los iPod, que solo califican para ser desarmados, sin posibilidad de recibir un beneficio a cambio.
Apple informó que el 99% de los materiales que emplea en los empaques de sus dispositivos es reciclable. Dijo además que el 93% de sus instalaciones funcionan con energías renovables. La intención es alcanzar el 100% en poco tiempo, dotando de mejor equipamiento a sus oficinas, datacenters y comercios.