EUROPA PRESS | MADRID. Los españoles generaron un total de 435 kilos de residuos urbanos por habitante en 2014, de los cuales todos fueron tratados, según Eurostat. Así, el 16% fue reciclado, el 17% fue convertido en compostaje, el 12% fue incinerado y 55% fue a parar a vertederos.

Por otra parte, los europeos generaron 475 kilos de residuos urbanos por habitante en 2014, lo que supone un 10% menos en comparación con el pico de 527 kilos por persona alcanzado en el año 2002. Además, los datos ofrecidos por el organismo revelan que, desde el año 2007, la generación de residuos por persona está en constante disminución en la Unión Europea.

La Oficina Europea de Estadística apunta asimismo que de los 475 kilos de residuos, se trataron un total de 465. Así, un 28% se recicló y otro 28% fue a parar a vertederos, el 27% se incineró y el 16% se convirtió en abono.

De este modo, la proporción de residuos urbanos reciclados o compostados en la Unión Europea ha aumentado de forma constante en los últimos años, pasado del 17% en 1995 al 44% en 2014.

No obstante, el organismo apunta que la cantidad de residuos urbanos generados varía considerablemente entre los Estados miembro de la UE. Con datos de 2013, Rumanía es el país con menor cantidad de residuos generados con 254 kilos por persona. Le siguen en este ranking Polonia, Letonia, la República Checa y Eslovaquia.

En el extremo opuesto se sitúa Dinamarca (759 kilos por persona), muy por delante de Chipre, Alemania y Luxemburgo, con cantidades inferiores pero por encima de 600 kilos por persona, y Malta, Irlanda (en base a 2013 datos), Austria, Países Bajos, Francia y Grecia, con valores entre 500 y 600 kilos por persona.

También los métodos de tratamiento difieren sustancialmente entre los Estados miembro. De esta forma, en 2014 casi la mitad de los residuos urbanos tratados se recicló en Eslovenia (49%) y Alemania (47%). El compostaje era más común en Austria (32%), seguido de los Países Bajos (27%) y Bélgica (21%). En conjunto, el reciclaje y el compostaje representaron en 2014 casi dos tercios (64%) de tratamiento de residuos en Alemania, seguida de Eslovenia (61%), Austria (58%), Bélgica (55%) y los Países Bajos (51%).

Por otro lado, al menos la mitad de los residuos urbanos tratados en 2014 en Estonia fue incinerado (56%). En Dinamarca, la cifra alcanza el 54%, Finlandia y Suecia (ambos 50%), mientras que la mayor proporción de residuos urbanos depositados en vertederos se registraron en Letonia (92%), Malta (88%), Croacia (83%), Rumanía (82% en 2013), Grecia (81% en 2013), Eslovaquia (76%), Chipre (75%) y Bulgaria (74%).