INTROMAC establece la economía circular en sus residuos

Fuente Economía e Infraestructuras Innovación

El Instituto de Rocas Ornamentales y Materiales de Construcción (INTROMAC) ha expuesto en Sevilla el proyecto LIFE ‘iCirBUS-4Industries. Economía Circular innovadora en las industrias de Energía, Agua, Fertilizantes y Construcción’, aprobado recientemente por la Comisión Europea, y que coordina Intromac a través de un consorcio formado por ocho entidades extremeñas.

El proyecto, que cuenta con un presupuesto de 2,3 millones de euros hasta finales del año 2019, está basado en la economía circular, un concepto económico que implica “cerrar el ciclo de vida” de los productos, los servicios, los residuos, los materiales, el agua y la energía, reduciendo el consumo de materiales esenciales y el desperdicio de materias primas.

En este sentido, Intromac demostrará las posibilidades de utilización de las cenizas volantes procedentes de las Plantas de Energía de Biomasa, contenidos en los lodos de las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) locales, con el fin de utilizar posteriormente estos lodos como fertilizantes de bajo impacto.

En una segunda etapa, las cenizas utilizadas como adsorbente de contaminantes se valorizarán como materiales de construcción reciclables.

Así lo ha explicado Marisa Carmona, técnico de Intromac en la Conferencia Internacional ‘Ahora la Economía Circular’ celebrada en Sevilla la semana pasada, bajo el auspicio de la Fundación para Economía Circular junto a la Red Internacional de Ciudades y Regiones que comparten el objetivo de promover el consumo responsable de recursos y la gestión sostenible de residuos urbanos a través de la prevención en el origen, reutilización y reciclaje.

Según contempla la UE en la estrategia 2020 para la eficiencia de los recursos, es apartarse de la economía lineal -donde se extraen los materiales de la tierra para fabricar los productos, usarlos y luego eliminarlos-, e ir hacia una economía circular- basada en un nuevo modelo de sociedad que utiliza y optimiza los stocks y los flujos de materiales, energía y residuos- su objetivo es la eficiencia del uso de los recursos.

En el proyecto participan diversas entidades extremeñas, los centros tecnológicos INTROMAC y CTAEX, el primero especializado en materiales de construcción y el segundo en agricultura y tecnología alimentaria, la Agencia Extremeña de la Energía, FCC Aqualia, DISAIM Ingeniería, ENCE Energía Extremadura, Estructuras y Placas Extremadura y la consultora estratégica Gestiona Global.

Impartirán curso de robotización de reciclados electrónicos

Televisión desechada

Mediante el proyecto Recolecta, Reúsa y Robotiza, un grupo de alumnos adscritos al Instituto Politécnico Nacional (IPN) pretende disminuir la contaminación que generan los residuos electrónicos, como televisores analógicos, celulares y aparatos electrónicos.
El Departamento de Ecología y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Zacatecas, apoyará a los alumnos del Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECyT) número 18, a fin de que realicen su servicio social, mediante la impartición del taller, “Robotización de Reciclados Electrónicos”.

Este proyecto arrancará en abril en las secundarias del Colegio del Centro, Técnicas 1 y 27, y Juan Pablo García, informó Katia Trejo Cárdenas, titular del Departamento de Ecología del Municipio.

La Jefa del Departamento de Ecología mencionó que los estudiantes del tercer semestre de lacarrera técnica de Sistemas Digitales, asesorados por los maestros Alan Fermat Quintero y Vianey Martínez López, gestionarán la visita para el ingreso a los planteles educativos con el objetivo de impartir el curso.

Aunado a ello, los jóvenes implementarán una campaña de acopio de basura electrónica para conformar un banco de dispositivos, a fin de que en el taller se elaboren aparatos como bocinas o lámparas.

Los mejores trabajos y diseños serán presentados en una exposición en junio, en las instalaciones del IPN.

Estas actividades se llevan a cabo de manera permanente para impulsar la conciencia ecológica, al tiempo de promover la ciencia y la tecnología por medio de las carreras que se imparten en el Cecyt, cuyos conocimientos pretenden extenderse a las instituciones de nivel básico para fomentar la cultura de recolección, reúso y robotización.

Con ello se evitará que los residuos electrónicos sigan provocando un daño al entorno ambiental, debido a las múltiples sustancias que se utilizan en su fabricación, como son los compuestos orgánicos policromados, además de la presencia de los metales pesados plomo, cadmio y mercurio, altamente nocivos para la salud.

De 435 kg/hab/año generado por españoles, 16 % se recicló, 17 % se compostó, 12 % se incineró y 55 % de enterró

EUROPA PRESS | MADRID. Los españoles generaron un total de 435 kilos de residuos urbanos por habitante en 2014, de los cuales todos fueron tratados, según Eurostat. Así, el 16% fue reciclado, el 17% fue convertido en compostaje, el 12% fue incinerado y 55% fue a parar a vertederos.

Por otra parte, los europeos generaron 475 kilos de residuos urbanos por habitante en 2014, lo que supone un 10% menos en comparación con el pico de 527 kilos por persona alcanzado en el año 2002. Además, los datos ofrecidos por el organismo revelan que, desde el año 2007, la generación de residuos por persona está en constante disminución en la Unión Europea.

La Oficina Europea de Estadística apunta asimismo que de los 475 kilos de residuos, se trataron un total de 465. Así, un 28% se recicló y otro 28% fue a parar a vertederos, el 27% se incineró y el 16% se convirtió en abono.

De este modo, la proporción de residuos urbanos reciclados o compostados en la Unión Europea ha aumentado de forma constante en los últimos años, pasado del 17% en 1995 al 44% en 2014.

No obstante, el organismo apunta que la cantidad de residuos urbanos generados varía considerablemente entre los Estados miembro de la UE. Con datos de 2013, Rumanía es el país con menor cantidad de residuos generados con 254 kilos por persona. Le siguen en este ranking Polonia, Letonia, la República Checa y Eslovaquia.

En el extremo opuesto se sitúa Dinamarca (759 kilos por persona), muy por delante de Chipre, Alemania y Luxemburgo, con cantidades inferiores pero por encima de 600 kilos por persona, y Malta, Irlanda (en base a 2013 datos), Austria, Países Bajos, Francia y Grecia, con valores entre 500 y 600 kilos por persona.

También los métodos de tratamiento difieren sustancialmente entre los Estados miembro. De esta forma, en 2014 casi la mitad de los residuos urbanos tratados se recicló en Eslovenia (49%) y Alemania (47%). El compostaje era más común en Austria (32%), seguido de los Países Bajos (27%) y Bélgica (21%). En conjunto, el reciclaje y el compostaje representaron en 2014 casi dos tercios (64%) de tratamiento de residuos en Alemania, seguida de Eslovenia (61%), Austria (58%), Bélgica (55%) y los Países Bajos (51%).

Por otro lado, al menos la mitad de los residuos urbanos tratados en 2014 en Estonia fue incinerado (56%). En Dinamarca, la cifra alcanza el 54%, Finlandia y Suecia (ambos 50%), mientras que la mayor proporción de residuos urbanos depositados en vertederos se registraron en Letonia (92%), Malta (88%), Croacia (83%), Rumanía (82% en 2013), Grecia (81% en 2013), Eslovaquia (76%), Chipre (75%) y Bulgaria (74%).

Economía circular: propósito para 2016

La actitud de extraer, fabricar y tirar se está pasando de moda. Ha llegado el momento de que Europa se tome en serio el concepto de reciclar, reparar, reutilizar

Cuando se enfrenta a un cambio, la mayor parte de la gente dedica un momento a analizar el pasado. Muchos de nosotros nos prometemos llevar una vida más saludable, comer mejor y hacer más ejercicio, pero no somos los únicos que necesitamos cambiar. También debemos pensar en el mundo que nos rodea.

Nuestro planeta se está calentando, algunas especies están desapareciendo y los recursos son cada vez más escasos. En un mundo en el que la población crece cada día y el nivel de vida sigue aumentando, necesitamos un modelo económico diferente. Necesitamos una economía circular.

Mantener los materiales en circulación dentro de la economía aliviará la presión sobre los recursos y el medio ambiente, y creará oportunidades de negocio. Puede dar lugar a una nueva generación de empresas europeas que fabriquen productos y servicios limpios que se vendan en todo el mundo. Puede crear empleos locales y diversos por toda Europa, en el diseño ecológico, la prevención de residuos, la reparación y reciclaje, así como nuevos servicios basados en el alquiler o el uso compartido de productos. Una economía de este tipo reportaría un ahorro anual de 600.000 millones de euros a las empresas de la UE y reduciría las emisiones totales anuales de gases de efecto invernadero entre un 2%y 4%.

Pero tener buenos propósitos no es suficiente. Por este motivo, la Comisión Europea ha adoptado un plan de acción para que Europa avance hacia una economía más circular con propuestas de diseño, producción, consumo, reciclaje y vuelta a la producción. También se incluyen propuestas para nuevos objetivos de reciclaje.

La mayoría de las personas repararían y reutilizarían más si supieran cómo hacerlo. ¿No sabe dónde puede llevar sus vaqueros o sus muebles cuando ha llegado la hora de cambiarlos? ¿Le gustaría disponer de una guía sobre cómo o dónde reparar sus productos? ¿Qué le parecería obtener un incentivo financiero por devolver productos usados, de manera que los materiales y las piezas pudieran utilizarse de nuevo?

Mantener los materiales en circulación dentro de la economía aliviará la presión sobre los recursos y el medio ambiente, y creará oportunidades de negocio

Creemos que los consumidores y las empresas deberían tener esta información. Queremos que los fabricantes diseñen productos que duren más y sean más fáciles de reparar. También queremos que a los fabricantes les merezca la pena desde el punto de vista económico diseñar los productos de esta manera. Para que esto ocurra, estudiaremos atentamente los incentivos que impulsen la fabricación de productos más fáciles de desmontar, como por ejemplo las televisiones de pantalla plana, a fin de que no acaben en el vertedero con el consiguiente desperdicio de materiales valiosos.

Es mucho lo que está en juego. La UE tira actualmente alrededor de 600 millones de toneladas de desechos cada año. Por otra parte, mientras que las tasas de reciclaje alcanzan el 80% en algunos países, en otros están por debajo del 5%. En España, en 2013 solo se recicló un 30% de los residuos urbanos, una cifra bastante inferior al promedio del 43% de la UE. Lo que proponemos es un plan para aumentar ese dato mientras se siguen teniendo en cuenta las diferencias entre los Estados miembro.

La UE está ya bastante avanzada en las tecnologías de eficiencia energética, de bajas emisiones de carbono y uso eficiente de los recursos, y tenemos que aprovechar esta ventaja competitiva. Quienes están en mejor situación para realizar este cambio son nuestras pequeñas y medianas empresas, y muchas ya están preparadas para seguir adelante.

La financiación de la UE puede ayudar. Con el fin de reforzar la innovación relacionada con la economía circular y atraer a los inversores, la UE está movilizando los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos y el emblemático Programa Marco de Investigación e Innovación Horizonte 2020; también está trabajando estrechamente con el Banco Europeo de Inversiones. La iniciativaIndustria 2020 en la economía circular subvencionará con más de 650 millones de euros los proyectos de demostración innovadores. La Comisión también guiará las futuras inversiones, dirigiéndolas a opciones más ecológicas, con una retirada progresiva de las inversiones en actividades no sostenibles.

Una economía circular podría ser nuestro propósito más inteligente para 2016. Ha llegado la hora de empezar a transformar nuestra economía de manera que se reduzcan los costes para las empresas, se cree empleo y se limpie nuestro medio ambiente. Este es un propósito que merece la pena mantener.

ECOLEC GESTIONA YA MÁS DE 81.000 TONELADAS DE RESIDUOS ELECTRÓNICOS

(Fuente Residuos Profesional) Fruto de la creciente colaboración que mantiene con administraciones y distribuidores y gestores de residuos, la Fundación Ecolec incrementó el año pasado más de un 24% la gestión de RAEE.

Ecolec gestionó en 2015 más de 81 millones de kg de RAEE
Residuos electrónicos

La Fundación Ecolec, dedicada al reciclaje de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), gestionó 81.936 toneladas de este tipo de residuos en 2015, un 24% más que el año anterior.

Cataluña es la comunidad que más residuos eléctricos y electrónicos gestionó, con 12.864 toneladas; le sigue Madrid (12.486 toneladas), Comunidad Valenciana (9.713 toneladas) y Andalucía (8.981 toneladas).

Por otro lado, Andalucía es la comunidad que más ha aumentado su ratio de recogida, un 133% más que en 2014. Le siguen Castilla-La Mancha (103%), Extremadura (89%), la Comunidad Valenciana (50%) y Ceuta (47%).

COLABORACIÓN CON AGENTES REGIONALES

Estos positivos resultados son fruto de la creciente colaboración que mantiene Ecolec con diferentes agentes regionales de todo el país, ya sean administraciones, gestores de residuos y organizaciones regionales de comercialización de electrodomésticos.

Para Luis Moreno, director general de la Fundación Ecolec,“la colaboración conjunta de todos los agentes del sector es esencial y muy productiva para conseguir los objetivos de reciclaje, sobre todo ahora que gracias al Real Decreto 110/2015 se han aumentado las cantidades que deben ser gestionadas”.

Entre las claves para conseguir estos resultados, Moreno destaca la implicación “de los diversos agentes autorizados en la recogida, tratamiento y valorización de los residuos, así como de la población, que cada día está más dispuesta a sumarse a un reciclaje responsable”.

Ecolec seguirá prestando su apoyo, experiencia y colaboración tanto en las tareas operativas como de información y trazabilidad de los RAEE. En este último caso, garantiza la máxima fiabilidad y transparencia del proceso de reciclaje a través del sistema de trazabilidad, con etiquetas RFID, una iniciativa que puso en marcha hace ya cinco años.

Solo 25 % de basura electrónica llega a ser reciclada

  • Solo 25 % de basura electrónica llega a ser reciclada
POR JONATHAN MONTOYA GARCÍA | PUBLICADO EL 21 DE MARZO DE 2016
  • 11.800.000 de los 41.800.000 de los RAEEen el mundo en 2014 eran equipos grandes.
  • 5,3 kilos de Raee fueron generados por habitante en Colombia en 2014.
Solo el 25 % de los desechos tecnológicos que se producen en el mundo está siendo reciclado de forma correcta. El resto termina en los países que los producen y en vertederos.

Cuando un teléfono inteligente se convierte en chatarra electrónica o e-waste, podrían hallarse en él casi cada uno de los 119 elementos de la tabla periódica. No es una exageración, conocedores en el tema lo afirman, y aseguran que entre esos desechos puede encontrarse plomo, tantalio, zinc y litio, altamente contaminantes para el medio ambiente y para quienes los manipulan.

Dichos residuos de aparatos electrónicos y eléctricos son denominados como Raee y en ellos están incluidos todos los dispositivos que requieren energía eléctrica para su funcionamiento, computadores, televisores, tabletas, teléfonos móviles, módems, routers, controles remotos, pilas usadas, entre otros.

Las campañas de recolección que se hacen de esos electrodomésticos, dispositivos y pilas son de prestar atención. Al dejar de funcionar se convierten en un residuo para su propietario que, por diversas razones (y entre ellas la principal es el desconocimiento), no sabe el paradero que tendrá y el tratamiento que se le dará a esa basura. ¿Ha pensado usted cuántos desperdicios de ese tipo genera al año y qué hace con ellos?

Gran parte de esos aparatos eléctricos y electrónicos son hechos con plásticos y metales ferrosos que pueden ser reciclados y con otros materiales como cadmio y cromo, considerados metales pesados que pueden ser muy contaminantes.

Por ejemplo, en la fabricación de algunos teléfonos celulares que usan plástico se usan ftalatos, una sustancia para aumentar la flexibilidad del material. También los denominados retardadores de llama bromados que se utilizan para prevenir el fuego en tarjetas de circuitos y carcazas de plástico; la exposición a estos retardadores podría afectar el sistema endocrino.

El plomo es otro elemento presente en los teléfonos, computadores y tabletas; es usado en la soldadura y en los tableros de circuito. Es muy tóxico, y en China es desensamblado a mano en los procesos de reciclaje. El cadmio, otro elemento químico, es común en teléfonos de más vieja data (con fechas de fabricación anteriores a 2006) quienes se exponen a esta sustancia tienen un mayor riesgo de sufrir cáncer de pulmón.

Epidemia mundial

Para la organización Greenpeace esta es una epidemia mundial. Gran Bretaña y Estados Unidos han recibido denuncias por no controlar con efectividad el reciclaje que debe hacerse de esta chatarra electrónica, permitiendo que gran cantidad de ella tenga como destino final países en África y Asia como Ghana, Nigeria, Pakistán y China, que terminan convertidos en grandes vertederos de desperdicios tecnológicos.

La tragedia electrónica, un documental de la directora Cosima Dannoritzer (secuela del film Comprar, tirar, comprar), aborda el tema del e-waste, mostrándole al espectador una investigación profunda sobre el reciclaje ilegal de los desechos electrónicos que van desde Europa y Estados Unidos a los países que se han convertido en basureros.

En el film se mencionan diferentes cifras asociadas a esta tragedia: entre 20 y 50 millones de toneladas de residuos tecnológicos son generados por los países desarrollados. El 75 % de estos desechos no llegan a los centros de reciclado, sino que de forma indebida se exportan a países como Ghana, uno de los basureros tecnológicos del primer mundo, el primer escenario que Cosima expone en su film, un lugar descrito por ella como “lo más parecido al fin del mundo”.

Para el 2014 Colombia fue el cuarto país en generación de Raee con 252.000 toneladas, mientras que Brasil encabezó la lista con 1.412.000. ¿Adónde va a parar todo esto?

Según información suministrada por TigoUNE, la disposición final varía según la legislación de cada país. Así como se realizan procesos de recuperación y reciclaje, los desechos también pueden ir a parar a un relleno sanitario. Y es debido a ese mal proceso de reciclaje que se presenta un impacto ambiental grave por la toxicidad de algunos componentes de los Raee.

¿Qué pasa en Colombia?

Carlos Vargas, gerente de mercadeo de audio y video de Samsung Colombia, comenta que en el país, en términos generales, el procesos de recolección de residuos electrónicos se hace mediante la alianza de empresas recicladoras y fabricantes. “Nuestro convenio es con Lito SAS, con quien nos aliamos desde 2013 para darles un correcto manejo a los residuos que generamos ya que esta es una tarea que debe hacerse con las respectivas licencias ambientales”.

Vargas explica que el proceso de reciclaje de estos desechos, en gran parte, se hace de forma manual, ejecutando un desensamblado del dispositivo para separar los componentes que no sean contaminantes y puedan comercializarse para usarlos como materia prima en otros procesos de fabricación. De los televisores, por ejemplo, pueden aprovecharse sus páneles, excepto los de tecnologías más viejas que, según Vargas, tienen componentes como fósforo.

“Parte de esa materia prima se exporta a otros países mientras que a los elementos que no pueden tratarse de forma manual se les hace un proceso final de descomposición. Es ahí donde se manejan los residuos peligrosos que tienen algunos electrodomésticos que, de no recibir un adecuado tratamiento, se convierten en desechos altamente contaminantes”, aclara el vocero de Samsung.

Explica TigoUNE que estos procesos de desensamble son aún muy manuales en Colombia y se llega hasta donde la tecnología que hay disponible lo permite. Es por eso que partes de los equipos como las tarjetas electrónicas se venden a otros países que cuentan con la tecnología para separar cada metal de manera independiente. No obstante, no puede desconocerse que tanto en Colombia como en el resto del mundo hay personas y empresas informales que hacen esta labor sin ningún tipo de prevención, causando problemas a su salud y al medio ambiente.

Catalina Irurita, directora de Comunicaciones y sostenibilidad de TigoUne, explica que la compañía generó 1.241 toneladas de desechos durante 2015, “de las cuales aprovechamos mediante reacondicionamiento y reciclaje el 88,45 % (1.097 toneladas) y solo llevamos a disposición final mediante gestores ambientales con licencia y condiciones técnicas para tal fin el 11,28 % de los residuos electrónicos”, concluye.

El reacondicionamiento y reciclaje se hace reintegrando a un segundo ciclo de vida útil los desechos, también recuperando partes y componentes de equipos con tecnologías obsoletas o de baja demanda en el mercado. Y, finalmente, con los equipos en muy mal estado o tecnología obsoleta se hace una separación de componentes.

Las empresas que realicen estas recolecciones deben asegurarse de que las compañías de reciclaje a quienes entregan los desechos realicen procedimientos adecuados de separación y que no generen contaminación en el país o contribuyendo al triste crecimiento de los vertederos de chatarra tecnológica del mundo.

Convocatoria abierta para el Programa de Capacitación de Gobiernos Locales a Dinamarca y Suecia:

Intercambio de experiencias y promoción de inversiones para el desarrollo sustentable

La Red Argentina de Municipios frente al Cambio Climático-RAMCC, es un instrumento de coordinación e impulso de las políticas públicas locales de lucha contra el cambio climático de las ciudades y pueblos de la Argentina, donde se coordinan acciones, se socializan experiencias y se evalúan los resultados de los programas que desarrollan los municipios que la integran, buscando además, ser un instrumento de apoyo técnico para los gobiernos locales, ofreciéndoles herramientas que les permitan alcanzar un modelo de desarrollo sostenible.

Bajo este marco y dada la creciente demanda por conocer experiencias exitosas in-situ, por parte de gobiernos locales y legisladores que vienen desarrollando acciones dentro de los ejes del cambio climático, es que la RAMCC ha organizado una visita a Dinamarca y Suecia, dos de los países con mayor éxito en materia de desarrollo sustentable.

Este intercambio ofrece una oportunidad única para conocer personalmente, aprender y tomar ventaja de las lecciones aprendidas por los gobiernos, empresas e instituciones de dos de los países escandinavos más avanzados del mundo, lo que permite fortalecer una posición en el mercado y encontrar soluciones a los retos que el cambio climático plantea a nuestro planeta. Durante el mismo, la RAMCC, con el apoyo de contrapartes locales de cada país, ha organizado visitas técnicas y reuniones de negocios con los principales políticos y expertos del sector industrial y empresario de Dinamarca y Suecia.

Organiza: Red Argentina de Municipios frente al Cambio Climático – RAMCC

Fecha de cierre de postulación: viernes 25 de marzo de 2016.

Fecha del intercambio: 25 de abril al 3 de mayo de 2016

Cantidad de candidatos que formarán parte del contingente: 8 (ocho)

Candidatos elegibles: intendentes, alcaldes, presidentes de comuna, legisladores provinciales y nacionales, actualmente en función, de Argentina o países de Latinoamerica, técnicos y profesionales vinculados a temáticas ambientales y de cambio climático.

Objetivos:

  • Visitar, capacitarse e intercambiar experiencias exitosas de gobiernos locales de Dinamarca y Suecia, enmarcadas principalmente en 3 ejes temáticos: eficiencia energética y energías renovables, gestión integral de residuos sólidos urbanos, movilidad sustentable.
  • Visitar y reunirse con empresas de tecnologías sustentables que trabajen o estén interesadas en trabajar e invertir en Latinoamérica para la generación de nuevos empleos verdes.

DINAMARCA (25, 26, 27, 28, 29 y 30 de abril).

Como los principales países del mundo, Dinamarca ha decidido liderar la transición y convertirse en una economía de crecimiento verde totalmente independiente de los combustibles fósiles para 2050.

La visita a Dinamarca incluirá un recorrido por “House of Green” en Copenhague. Entrevista con la “Red Danesa de Residuos & Recursos” y con el Municipio de Copenhague, gobierno que aspira a ser carbono neutral a 2025. Se visitará “Enghave Park” donde se verán medidas de protección contra inundaciones.

Reunión con ReBrick y Syntes Engineering y demás empresas danesas vinculadas a la gestión integral de residuos, innovación y tecnologías verdes. Recorrida por la Escuela Climática Tove Ditlevsens Skole, en una escuela climática que tiene el propósito de enseñar a los niños acerca de la responsabilidad mutua que tenemos en lo que respecta a los cambios climáticos.

Visita de día completo al municipio de Albertslund, este municipio de 28.000 habitantes se convirtió en 2008 en el primer municipio 100% ecológico certificado en Dinamarca.

Visita al municipio de Kalundborg y recorrido por el Parque Industrial Simbiosen. Kalundborg es una ciudad industrial líder que constituye actualmente el mayor conglomerado industrial fuera de Copenhague. El Parque Simbiosen genera mejores resultados y proporciona oportunidades para las empresas para aumentar la producción sin consumir más energía, agua y materias primas. El resultado es más ahorro de procesos con un impacto ambiental positivo.

Se visitará la Embajada de Argentina en Dinamarca. Posteriormente se realizará un tour guiado en proyectos de eficiencia energética seleccionados, en conjunto con información sobre las estrategias de mejora de la eficiencia energética en los edificios públicos existentes de Copenhague, además de conocer proyectos de movilidad sostenible.

Por último se visitará el Jardín Urbano de “Østergro” una de las mayores experiencias de agricultura urbana del país. Se recorrerá además la guardería “Den Grønne Planet”, primera guardería con estándares de construcción pasiva. Una casa pasiva asegura un buen clima interior por tener valores con altos aislamiento, el resultado es un edificio con un nivel de consumo de energía aproximadamente un 75% más bajo que lo normal.

SUECIA (1, 2 y 3 de mayo).

Hay países donde vivir de manera sostenible es habitual y se promueve. Esto ocurre en Suecia, donde se ha creado toda una serie de actividades económicas que favorecen esta forma de vida y que además crean puestos de trabajo y desarrollan una economía sostenible. Esta forma de vida sostenible ha sido adaptada por sus ciudadanos sin ningún problema.

Por ejemplo, Suecia es el mayor consumidor alimentos orgánicos de la Unión Europea, donde el 40% de la población compra habitualmente algún producto orgánico. En el país nórdico se recicla hasta el 88% de las latas y botellas de plástico, lo que equivale a un total de 146 latas y botellas por persona y año. Suecia ocupa la primera posición mundial en reciclaje de residuos electrónicos, con una media de más de 16 kg por persona y año, seguida muy de cerca por Finlandia y Noruega y muy lejos de los 3,3kg que se reciclan en España por persona y año. Los residuos orgánicos (biomasa) son reciclados en una tasa del 99% y se genera energía eléctrica con ellos.

En varias ciudades suecas se están desarrollando proyectos de barrios sostenibles. Estas iniciativas son el germen para la creación de futuras ciudades sostenibles.

En Suecia se realizará una reunión en la Municipalidad de Estocolmo con la Subsecretaria de Medio Ambiente. Se hará un recorrido por experiencias exitosas de sustentabilidad dentro del municipio de Estocolomo: Stockholm Royal Seaport.

Se concretará una reunión con empresas suecas relacionadas con la sostenibilidad, energías renovables y tecnologías de eficiencia energética que podrían estar interesadas en trabajar e invertir en Latinoamérica.
Se tendrá un encuentro con la Organización “Global Action Plan International”, una red internacional a la vanguardia de la educación para el desarrollo sostenible.

Se visitará por todo un día la Municipalidad de Lund. La ciudad de Lund, con tan solo 115.000 habitantes, es una de las ciudades suecas pioneras en los que respecta a planes de movilidad sustentables, energías renovables y gestión de residuos sólidos urbanos. Lund, es además sede de la Red Sueca de Municipios contra el Cambio Climático, conformada por 33 gobiernos locales.

Costos del intercambio:

  • Gobiernos locales adheridos a la Red Argentina de Municipios frente al Cambio Climático: €1.800 (mil ochocientos euros).
  • Otros gobiernos locales de Argentina o Latinoamérica: €2.200 (dos mil doscientos euros).

Incluye:

  • Estadía en alojamiento 3 estrellas con desayuno y almuerzo incluido por 5 noches en la ciudad de Copenhague (25, 26, 27, 28 y 29 de abril), 2 noches en la ciudad de Lund (30 de abril y 2 de mayo) y 1 noche en la ciudad de Estocolmo (1 de mayo).
  • Transporte interno dentro de las diferentes localidades de Dinamarca y Suecia, para todas las actividades previstas dentro del programa.
  • Acompañamiento de 2 coordinadores de la RAMCC durante todo el intercambio, en caso de ser necesario, con traducción al español.
  • Solicitud de invitación por parte del gobierno de Dinamarca, de ser requerido por los postulantes para cumplimentar con requisitos de ingreso en Dinamarca.

No incluye:

  • Pasajes aéreos ida y vuelta desde el país de origen hasta Copenhague.
  • Cenas
  • Seguro obligatorio de viajero (a presentar a la RAMCC al menos con 5 días de anticipación al comienzo del intercambio).
  • Cualquier gasto extra no contemplado entre los ítems incluidos en los costos.

Condiciones de pago: 20% hasta el 31 de Marzo de 2016, 80% restante hasta el 15 de abril de 2016. Efectivo, depósito o transferencia bancaria.

En 2015, se gestionaron casi 82 millones de toneladas de residuos de aparatos electrónicos en todo el mundo

Ordenadores gestionados por Fundación Ecolec

GUILLERMO PASCUAL/ECOLEC MADRID, 21 Mar. (EUROPA PRESS) –

La Fundación Ecolec gestionó en 2015 más de 81,9 toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), lo que supone más de un 24 por ciento más que el 2014 y más de un 33 por ciento desde 2013.

Así, las comunidades autónomas que más aumentaron sus ratios de recogida, en más de un 90 por ciento, han sido Andalucía (133 por ciento), Castilla-La Mancha (89%), Extremadura (89%), Comunidad Valenciana (50%) y Ceuta (47%).

Además, por volumen de recogida, Fundación Ecolec ha indicado que Cataluña es la comunidad que más residuos eléctricos y electrónicos ha gestionado, con un total de 12.864 toneladas. A esta le sigue Madrid, con 12.486 toneladas, Comunidad Valenciana (9.713 toneladas) y Andalucía (8.981 toneladas).

El director general de Fundación Ecolec, Luis Moreno, ha destacado que las cifras muestran como la colaboración conjunta de todos los agentes del sector es “esencial y “muy productiva” para conseguir los objetivos de reciclaje, sobre todo ahora que gracias al Real Decreto 110/2015 se han aumentado las cantidades que deben ser gestionadas.

“La implicación total de los diversos agentes autorizados en la recogida, tratamiento y valorización de los residuos, así como de la población, han sido claves para la consecución de estos resultados. Sólo así podremos proteger el medio ambiente y contribuir a un crecimiento sostenible“, ha manifestado.

Moreno ha apuntado que Ecolec seguirá apoyando con su experiencia y colaboración las tareas de operación, información y trazabilidad del RAEE.

Finalmente, ha recordado que para garantizar la máxima fiabilidad y transparencia del proceso de reciclaje de RAEE se puso en marcha hace cinco años la iniciativa RFID, una iniciativa para garantizar la trazabilidad.

Liam, el robot de Apple que desarma los iPhone para reutilizar sus componentes

La iniciativa forma parte de un plan maestro de la empresa para ser 100% amigable con el medio ambiente. Presentó además Renew, un programa para deshacerse de dispositivos, sean de Apple o no, para que sean reciclados

Crédito: Apple e INFOBAE
La basura electrónica es una de las mayores preocupaciones de los organismos vinculados con el medio ambiente, pero Apple acaba de dar el puntapié inicial para que los fabricantes también se hagan cargo del asunto.
Liam es el nombre que lleva un brazo robótico de Apple que tiene por única función desarmar los iPhone y recuperar las piezas reutilizables. Eso incluye tornillos, metales e incluso el cobalto y el litio de la batería.
De acuerdo con Apple, Liam procesa al año más de 1,2 millones de iPhone.
Disponible en algunos países del mundo, Renew contempla el envío para reciclaje de un iPad, iPhone o smartphone viejo y la posibilidad de recibir una tarjeta de regalo de Apple. Lo mismo ocurre con las Mac y computadoras antiguas, pero no con los iPod, que solo califican para ser desarmados, sin posibilidad de recibir un beneficio a cambio.
Apple informó que el 99% de los materiales que emplea en los empaques de sus dispositivos es reciclable. Dijo además que el 93% de sus instalaciones funcionan con energías renovables. La intención es alcanzar el 100% en poco tiempo, dotando de mejor equipamiento a sus oficinas, datacenters y comercios.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑