Timberland anunció el establecimiento de nuevos objetivos de rendimiento ambiental para los próximos cinco años. Se destaca el objetivo que se propone que el 100% del calzado incluya al menos un material con contenido reciclado, orgánico o renovable (ROR) para 2020.

La colección de Earthkeepers de Timberland se lanzó en 2014 a  producir neumáticos diseñados para ser reciclados en las suelas de zapatos “Green Rubber”. Actualmente utiliza una botella y media de plástico en cada par de botas, además de neumáticos reciclados para las suelas. De esta manera, la empresa consigue que sus botas sean reciclables o reutilizadas al final de su vida útil. El consumidor simplemente tiene que devolver la bota en cualquier tienda Timberland y ellos utilizarán componentes de estas botas para fabricar nuevos pares. Según el informe 2015 recién presentado, la empresa logró reciclar un millón de libras de PET reciclado en el calzado Timberland, el equivalente a 47 millones de botellas de agua de plástico. En caucho logró utilizar 834.000 libras de caucho reciclado o su equivalente al peso promedio de 10 camiones. Desde 2009, Timberland ha dado a 233 millones de botellas de agua de plástico una nueva vida en su calzado.

Ahora la empresa apuesta por más y se propone nuevas metas ambientales para todos sus productos y no solo para esta colección:

  1. Para 2020, el 100% del calzado y las prendas de vestir de cuero utilizará materia prima de  curtiembres que hayan obtenido una calificación de oro o plata del Grupo de Trabajo del Cuero con el objetivo de garantizar las mejores prácticas ambientales.
  2. Para 2020, el 100% del calzado incluirá al menos un material con contenido reciclado, orgánico o renovable (ROR).
  3. Para 2020, el 100% del algodón será de origen orgánico o de fuentes certificadas por la  Better Cotton Initiative.
  4. Para 2020, el 100% del calzado y prendas de vestir será libre de PVC.

“Basados en el legado de la colección de Earthkeepers®, estamos llevando más allá nuestro compromiso de hacer productos sostenibles”, dijo Stewart Whitney, presidente de Timberland. “Estamos estableciendo objetivos medioambientales para todas las categorías de productos, no sólo para una colección. Nuestro objetivo es reducir el impacto ambiental de prácticamente todos los productos que hacemos – calzado, ropa y accesorios. Con el tiempo, y a medida que nuestro negocio continúe creciendo, esto tiene el poder de hacer una gran diferencia”.

Además, la empresa estableció metas ambientales que incluyen procesos de reforestación y restauración de áreas verdes, y metas para el 50% del abastecimiento energético de fuentes eólicas y solares.