No todos los fabricantes de teléfonos móviles comercializan un 100% de terminales a estrenar. Algunos, como por ejemplo Apple, cuentan con tal demanda que utilizan lo que se conoce como productos reacondicionados. Smartphones, en este caso, reparados tras ser recogidos por averías o cambios y que vuelven a ser puestos a la venta, a un precio más económico.

Estos modelos cuentan con las mismas garantías que los nuevos y algunos clientes los buscan específicamente pues les permiten hacerse con un iPhone por un precio más bajo sin necesidad, por ejemplo, de tener que acudir a modelos más antiguos. Ahora la India parece haberse convertido en una piedra en el zapato de Apple con motivo, precisamente, de los iPhone reacondicionados.

Misión: aumentar la cuota en India

India, más concretamente su Ministro de Medio Ambiente, ha rechazado el plan de Apple para comercializar iPhone reacondicionados en su país. Esto no representa más novedad pues ya el pasado año Apple cumplimentó una solicitud similar que también fue rechazada. La insistencia, y algunas declaraciones, nos permiten sin embargo situarnos en la raíz del problema.

Apple cuenta con sólo un 2% de la cuota de smartphones de un país que cuenta en su haber con casi un 18% de la población mundial. Se trata, por tanto, de un país difícilmente ignorable por la empresa liderada por Tim Cook que pensó en su momento que comercializar iPhone reacondicionados en India ayudaría a venderlos a más bajo precio y, con ello, aumentar sus ventas y por ende su cuota.

India y los residuos electrónicos

Residuos electrónicos en India

El motivo argumentado en su momento por el Ministro de Medio Ambiente de India es el repetido ahora: el problema del país con los residuos electrónicos. Sus más de 1300 millones de habitantes, y uno de los núcleos de fabricación tecnológica más grandes del mundo, producen tantos residuos que ya son casi ingobernables por el país.

Las cifras que recopilamos respaldan el temor del Ministro de Medio Ambiente indio pues en India se reciben importaciones de residuos de otros países debido a su gran centro de almacenaje y reciclaje situado en Delhi. En 2014 ya se almacenaban allí 55.000 toneladas de residuos anuales y se espera que para el año próximo la cifra aumente hasta las 95.000 toneladas al año.

Si tenemos en cuenta que de dichos residuos electrónicos, en su mayoría generados por ordenadores personales y smartphones, sólo se recicla aproximadamente el 2% del total, se justifica que el Ministro no quiera contribuir a agravar aún más el problema pues la llegada de productos con un ciclo de vida más corto, como los iPhone reacondicionados, forzaría también un ciclo de renovación más alto.

Este temor, acrecentado también por campañas de una competencia que quiere evitar a toda costa el crecimiento de Apple en el país han conducido, nuevamente, a que la solicitud de Apple sea desestimada argumentando los mismos motivos que en 2015. La comercialización de iPhone reacondicionados en la India tendrá que desestimarse o esperar.

En Apple buscan otras alternativas

Tim Cook

No son buenas noticias para Apple, pues la última presentación de cifras mostró que el mercado del iPhone está bastante estancado en estos momentos, obligando a Apple a incrementar las ventas expandiéndose a regiones en las que históricamente no ha tenido ventas. Bien por fracaso en las campañas o por prohibiciones locales, como fue el caso de su entrada en China.

El pellizco en ventas que Apple obtendría consiguiendo una buena cuota en India es suficientemente elevado como para que en Apple sigan trabajando en otras alternativas, toda vez que la solicitud de comercializar allí iPhone reacondicionados es sistemáticamente rechazada. Mientras tanto, el mercado de smartphones indio sigue en aumento y los fabricantes locales, o ya asentados en la región, siguen haciéndose más fuertes.