La

“Con la primera factura con aumento, los argentinos nos volvimos más eficientes”. Actualidad pura. Según Gustavo Fernández Protomastro, la “mochila tecnológica” la cargamos todos: ciudadanos, empresas y Estado, y pesa unos 160 millones de kilos por año.
La gestión de residuos es tema de agenda para todos los sectores. En algunos casos, con mayor prioridad que en otros, pero la realidad muestra que los desechos ocupan cada vez más espacio. Y hay residuos con los que “la gente común” no sabe qué hacer. Entre ellos están los tecnológicos. Para explicar la situación actual, la Facultad de Ingeniería organizó la Jornada “Buenas prácticas en la gestión sostenible de los residuos eléctricos y electrónicos”, con la participación de Gustavo Fernández Protomastro, especialista en la materia. Este encuentro se enmarcó en el proyecto de extensión “Diseño de un indicador ambiental relativo a la gestión de los residuos de aparatos electrónicos informáticos”, financiado por la UNLPam, y dirigido por el Mg. Guillermo Covella.

Durante su presentación, Protomastro habló sobre “cuánto le pesa al planeta un teléfono celular”, describiendo los residuos generados durante el proceso de fabricación de los dispositivos, considerando desde la explotación minera (obtención de recursos para la elaboración de sus componentes) hasta el packaging y la logística que ponen al móvil frente a nuestros ojos. Y explicó que pensado individualmente podría no ser alarmante, pero lo es cuando lo multiplicamos por la cantidad de habitantes, y considerando que, en promedio, las personas tenemos más de un equipo (activo, o de backup). Ni qué decir cuando sumamos el resto de los artefactos eléctricos y electrónicos presentes en una casa, en una oficina, en una ciudad.

El hombre está ocupado en generar artefactos que le den confort, y eso tiene un costo para el planeta. A pesar de las opiniones que merezca esta cuestión, la realidad es que todo el tiempo se están fabricando elementos que transforman a otros en residuos; y ahí es donde hay que poner el foco. El Licenciado en Ciencias Biológicas y Máster en Ingeniería y Gestión Ambiental (entre otros), contó que hay empresas de electrodomésticos que están trabajando sobre la recolección de los RAEE, además de algunas ciudades que están desarrollando incipientes acciones de recolección de residuos. Todo suma, y a la vez, hay mucho por hacer.

Esta problemática se trata del hoy. Las decisiones que se tomen y las acciones que se lleven a cabo, tendrán impacto mañana, en el agua que tomen y en el suelo en el que siembren nuestros hijos. Tomar conciencia y educar. De eso se trata. Será una trabajo lento, pero cada logro será recompensado por el planeta.

 

El tema es complejo e interesante. Para ampliar información, dejamos a disposición los siguientes links:

– Residuos de Artefactos Eléctricos y Electrónicos (RAEE): https://youtu.be/pyXQfbXlwuk
– Mineros urbanos: https://www.youtube.com/watch?v=Hu2ZahB40GM
– Residuos electrónicos – Cambio ambiental: https://www.youtube.com/watch?v=dJ3N8KGKflc