Grupo SERING y la consultora medioambiental HEURA están trabajando para la puesta en marcha de un nuevo sistema de gestión de reciclado de aparatos de iluminación (SCRAP) que está contando con un interesante apoyo de la industria de la iluminación y que presumiblemente verá la luz este verano. Ya tiene nombre: TECNOWEEE

El proyecto que fue presentado en Madrid, el pasado 31 de mayo en el Colegio de Ingenieros Industriales, dentro de la jornada “Nueva directiva RAEE 2012/19/EU. Novedades y requisitos que introduce”, a la que asistió smartLIGHTING, contó con una sustancial presencia de productores de iluminación, que siguieron con interés la exposición de los promotores, Jorge Hernández, Gerente del Grupo SERING y José Vicente Ronda, Socio Director de HEURA.

Por contextualizar, no cabe duda que la industria del reciclaje es un sector que presenta excelentes oportunidades. Las empresas de reciclaje son capaces de proporcionar servicios valiosos en términos de iniciativas de diseño de productos, recogida y reciclado. Y actualmente, la tendencia hacia una economía circular ofrece una serie de oportunidades para los recicladores que trabajan en conjunto con los fabricantes. La industria del reciclaje se beneficiará de los fabricantes que intensifiquen sus esfuerzos para desarrollar la economía circular al igual que estos se verán beneficiados. Aunque no olvidemos que esta industria, actualmente está experimentando un momento difícil debido a la disminución de valor material de los residuos eléctricos y electrónicos.

Por otra parte, los proveedores de tecnologías de reciclaje también están aumentando sus esfuerzos para mejorar el rendimiento de la materia a través de la innovación técnica continua. Se están generando nuevos métodos con el objetivo de optimizar la eficacia de los procesos de tratamiento.

Pero, la situación del reciclaje de aparatos electrónicos en España, merece un debate sobre el cumplimiento del fin de los costes, que no son otros que el cuidado del Medio Ambiente. Actualmente la Fiscalía de Medio Ambiente está investigando varios fraudes y está preparando un informe que ya vaticina sobre el dinero que no se ha utilizado para reciclar: “El destino del resto del dinero es desconocido, puede que se encuentre en inversiones bancarias (fondos de inversión) o destinados a los beneficios netos de los productores o dedicados a futuribles gestiones de residuos”. Se habla de un fraude masivo durante los últimos 10 años que el Consejo de Estado cifra en de 200 M€ al año.

En la actualidad se estima que dos terceras partes de los residuos han acabado en chatarreros sin permisos y plantas no preparadas para el proceso de reciclaje. Resultado: España es el antepenúltimo gran país de Europa en reciclaje, solo por delante de Rumanía y Grecia. En 2012 se recogieron 3,3 kilos de residuos electrónicos por habitante y año, seis veces menos que la cuota que recicló Noruega (20 kilos), según datos de Eurostat.

El Ministerio de Medio Ambiente, responsable final de esta situación, parece, a la vista de los resultados que no controla lo suficiente, no hay datos públicos, ni inspecciones.

Con esta situación se redacta la nueva Directiva RAEE 2012/19/EU para intentar corregir y conseguir que los costes se destinen realmente a beneficios medioambientales. Desde la entrada en vigor de la primera edición de la Directiva RAEE en 2005 que surgió con algunas lagunas, la nueva edición ha intentado subsanar, además de unificar algunos conceptos y requisitos que se habían interpretado de diferente forma en los estados miembros de la Unión Europea.

En este sentido, una de las interpretaciones que más conflictos generó en España y en muchos otros países de la UE, fue la obligatoriedad o no de la aplicación para las luminarias de ámbito doméstico. La nueva Directiva no deja lugar a dudas y define la obligatoriedad para este tipo de luminarias a partir de agosto de 2018 en España. Sin embargo, cabe destacar que esta Directiva permite a los países miembros ciertas libertades en su transposición a la legislación nacional y así ha sido por ejemplo en el caso de Alemania que ha establecido la obligatoriedad de cumplimiento para dichas luminarias a partir de enero de 2016.

 

IMG_2408[1]

GRUPOSERING junto con HEURA, informaron de las novedades que introduce la nueva Directiva RAEE, tratando como afecta a los productos españoles que se comercialicen en otros países de la UE y viendo en detalle las particularidades de la transposición que se ha realizado en Alemania.

Por ejemplo, cuando un productor de un Estado miembro introduzca su producto en otro Estado con su propio nombre / marca, deberá registrase en dicho Estado y responsabilizarse de la gestión del residuo por el medio que estime conveniente. Sólo si comercializa con la marca del cliente, se entenderá que el productos y responsable en destino será el cliente. La venta a distancia en un estado miembro, se considera también productor en destino. Nace la figura del Representante Autorizado.

Por otra parte, se establece el índice de recogida a partir de 2016, siendo el índice mínimo de recogida del 45%, calculado sobre la base del peso total de RAEE, recogidos de acuerdo con los artículos 5 (Recogida separada) y 6 (Eliminación y transporte de los RAEE recogidos) en un año determinado en el Estado miembro correspondiente, expresado como porcentaje del peso medio de AEE introducidos en el mercado en ese Estado miembro en los tres años precedentes. A partir de 2019, el índice de recogida mínimo que deberá alcanzarse anualmente será del 65% del peso medio de los AEE introducidos en el mercado en el Estado miembro de que se trate en los tres años precedentes o alternativamente, del 85% de los RAEE generados en el territorio de dicho Estado miembro.

Otra novedad es que los Estados miembros elaborarán un registro de productores, incluidos los productores que suministren AEE por medios de comunicación a distancia y se asegurarán de que cada productor o representante autorizado estén registrados y recabarán anualmente información que incluya estimaciones fundamentadas, sobre las cantidades y categorías de AEE introducidas en su mercado.

Sobre un aspecto tan importante como la financiación de los RAEE que recae en definitiva en el consumidor final, todos nosotros, deberá ser única y exclusivamente de ese coste. Los productos de iluminación, entran dentro de las nuevas categorías 3, 4 y 5, lámparas, grandes y pequeños aparatos. Lámparas incandescentes siguen excluidas.

 

REAL DECRETO 110/2015 DE 20 DE FEBRERO. NOVEDADES.

Este RD ha introducido una importante novedad, ya que busca la mejora de trazabilidad y control, en España. La transposición nacional hace que el nuevo diseño de gestión de residuos pivote en torno a una gran plataforma informática en la que todos los actores implicados deberán incluir el código de cada residuo, para hacer el seguimiento del proceso completo. Se crea una Oficina de asignación de recogidas, que será supervisada por las Administraciones Públicas implicadas. Los RAEE, en el momento de su entrega y primera recogida serán identificados con etiquetas que puedan ser leídas electrónicamente y que garantice su control y trazabilidad.

Otra novedad importante es el control sobre las “empresas” que gestionen, sistemas de responsabilidad ampliada del productor (SRAP), que deben cumplir con la Ley 22/2011 que les exige ser sin ánimo de lucro. Su objetivo es el respeto al Medio Ambiente y los costes que ello conlleva deberán ser basados en este objetivo. En este sentido, se deberán presentar garantías para cubrir el reciclado anual de los residuos domésticos, seguro de reciclado o cuenta bancaria bloqueada.  Los Sistemas Colectivos existentes debían presentar su adaptación a esta nueva forma jurídica, y aunque la mayoría se presentaron hacia agosto de 2015, el Ministerio de Medio Ambiente todavía está valorándolas.

Con respecto a los listados de productos afectados por la Directiva y sus plazos, España los mantiene iguales. Según esto, hasta el 15 de agosto de 2018 no será obligatoria la aplicación de la Directiva para las luminarias de hogares particulares, aunque es voluntaria.

Con el objetivo de clarificar varias dudas respecto a luminarias de hogares particulares, lámparas LED, luminarias LED integrada y no integrada, rótulos luminosos y siguiendo las respuestas a las faqs de la Directiva, el Ministerio de Industria publica una nota aclaratoria incluyendo algunos comentarios que el Ministerio de Medio Ambiente realiza.

Parece que aún con cierta falta de eficacia, desde el Ministerio de Medio Ambiente, como es lógico, se apuesta por un reciclado real, por un coste adecuado, por una concienciación de toda la cadena, incluyendo el consumidor, e incluso la penetración de marca. En este sentido se apuesta más por Sistemas Colectivos especializados por categoría y están apoyando cualquier propuesta, dentro del cumplimiento de los requisitos que la Directiva establece, racional, coherente y adecuada. En la actualidad, sólo para la categoría 5 de aparatos de alumbrado, se encuentran Ambilamp y Ecolum, y con todas las categorías incluyendo la 5, Ecolec, Eco-raee’s, Ecotic, Fundación Canaria para el reciclaje y el desarrollo y Sunreuse.

ASOCIACIÓN TECNOWEEE

Es en este escenario donde intentará tener un hueco este proyecto que se presentó a los asistentes, como “ya con mucho trabajo realizado y que verá la luz de manera segura en 1-2 meses” en palabras del gerente del Grupo Sering, Jorge Hernández, uno de los promotores de TECNOWEE.Logo TecnoweeeEsta Asociación se creará sin ánimo de lucro y su actividad principal será LA GESTIÓN DE UN SISTEMA COLECTIVO DE RESPONSABILIDAD AMPLIADA DEL PRODUCTOR (SCRAP) DE APARATOS ELÉCTRICOS Y ELECTRÓNICOS (Categoría 5: aparatos de alumbrado, es decir, lámparas de descarga de gas, lámparas led, luminarias profesionales, y otros aparatos de alumbrado). Se creará al amparo del Real Decreto 110/2015, de 20 de febrero, sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos y de la Ley 22/2011 de residuos y suelos contaminados, y que tiene como finalidad exclusiva la defensa del medio ambiente y, en concreto, dar cumplimiento a las obligaciones de los productores de Aparatos Eléctricos, según explicaron los promotores.

IMG_2409[1]

Jorge Hernández y José Vicente Ronda, explicaron a smartLIGHTING que el objetivo principal es la de organizar un sistema de recogida y reciclado cerrando el ciclo de vida de las lámparas y luminarias, posibilitando su tratamiento final sostenible una vez que se conviertas en residuo, y contribuyendo al desarrollo sostenible mediante el reciclado de los materiales que contienen.

Quieren diferenciarse de otros SCRAP, con la optimización de los costes logísticos de los residuos hasta las plantas de almacenamiento/tratamiento. Fomentar el desarrollo y la innovación de los AEE para minimizar la generación de RAEE, y concienciar, educar y sensibilizar, directa o indirectamente, a todos los agentes implicados en el proceso para cumplir los objetivos de protección y mejora del medio ambiente.

Otra diferenciación que, según Jorge Hernández, pondrán en el mercado es dotar a TECNOWEEE, desde el principio de carácter internacional gestionando de forma conjunta el cumplimiento de la Directiva en los diferentes Estados Miembros con personal especializado para estas labores.