Nissan lo hace en Japón. Conoce el innovador programa de reciclaje de vehículos de Nissan en Japón.

Casi nunca nos detenemos a pensar qué pasa con un vehículo cuando ha llegado al final de su vida útil y si acaso lo hacemos, lo visualizamos arrumbado en un depósito de chatarra acumulando óxido y deteriorándose lentamente.

Pero en Japón las cosas son diferentes; existe una ley de reciclaje que establece las tasas mínimas de recuperación de materiales que deben alcanzarse cada año fiscal y Nissan, a través de su programa Nissan Green Program ha anunciado recientemente las metas alcanzadas durante el abril de 2015 y marzo de 2016.

Los resultados obtenidos superan los mínimos requeridos por la ley, lo que coloca a la marca como una de las empresas más comprometidas con la conservación del medio ambiente.

La tasa de Recuperación de Residuos por Trituración de Automóviles de Nissan (ASR, por sus siglas en inglés) fue de 98.0 por ciento durante el año fiscal 2015. Este es el décimo año consecutivo que Nissan rebasa el objetivo del 70 por ciento establecido por la Ley de reciclaje de Automóviles de Japón.

La tasa de reciclaje de productos relacionados con bolsas de aire fue de 93.3 por ciento durante el mismo periodo, cifra que rebasó el requerimiento establecido por la ley en un 85 por ciento. Nissan también procesó un total de 114,696 kg de fluorocarbonos.

El costo por reciclar estos materiales fue de $44,255,039 dólares; mientras que las cuotas de reciclaje y los ingresos obtenidos por esta actividad sumaron en total $51,205,581 dólares, contribuyendo con un excedente de $6,950,542 dólares. Desde 2004 hasta 2015, el excedente neto fue de $41,381,963 dólares, equivalente a 6.57 dólares por vehículo. Nissan prevé que los costos del reciclaje encuentren su punto de estabilidad a mediano y a largo plazo.

Desde 2012, Nissan continúa logrando una proporción equivalente a cero en lo relacionado con desechos que se vierten en basureros o que son incinerados dentro de su tasa de ASR; y en el futuro seguirá esforzándose para alcanzar una proporción de recuperación del cien por ciento en este índice.