Allí se desliza que es probable que los bajos precios de gas y carbón se mantengan, pero no podrán prevenir la transformación fundamental del sistema eléctrico mundial en las próximas décadas hacia fuentes renovables, como eólicas o solares, y hacia las opciones de balance como las baterías.

Energía EstratégicaPor Energía Estratégica info@energiaestrategica.com

El más reciente reporte de pronóstico a largo plazo de Bloomberg New Energy Finance (BNEF), titulado New Energy Outlook 2016 (NEO), muestra precios globales significativamente menores para carbón, gas y petróleo, comparado a la proyección del año pasado. Sin embargo, también muestra una pronunciada disminución en los costos de energía solar y eólica.

El pronóstico que cubre el periodo 2016-2040, entrega noticias mixtas en las emisiones de carbono. Menor crecimiento del PIB en China y un rebalanceo de su economía significarán que las emisiones en ese país llegarán a un máximo para 2025. Sin embargo, la ascendente generación de energía a través de carbón en India y otros mercados emergentes asiáticos indica que para 2040 las emisiones globales se encontrarán alrededor de los 700 megatones, o 5 por ciento por encima de los niveles de 2015.

Seb Henbest, Jefe para Europa, Medio Oriente y África para BNEF, y autor principal del reporte NEO 2016 comentó: “Alrededor de US$7,8 billones serán invertidos globalmente en energías renovables entre 2016 y 2040, dos tercios de esa inversión en capacidad de generación, pero serán necesarios más billones para alinear las emisiones globales con el objetivo de 2° Centígrados de Naciones Unidas“.

Destacamos diez hallazgos el reporte NEO 2016:

* Se mantendrán baratos los precios de gas y carbón. BNEF ha reducido sus pronósticos de largo plazo para los precios de gas y petróleo en 30 y 33%, respectivamente, reflejando un proyectado exceso de oferta para ambas materias primas. Esto reduce el costo de la generación de energía basada en la quema de gas y carbón.

* Los costos de energías eólicas y solares caen fuertemente. Los costos de nivelado de generación por MWh para energía eólica costa-afuera caerán 41 por ciento, y 60 por ciento la solar fotovoltaica para 2040. Convirtiendo a estas dos tecnologías en las fuentes más baratas para producir electricidad en muchos países durante la década de 2020 y en el resto del mundo a partir de 2030.

* Combustibles fósiles atraen US$2,1 billones. La inversión en generación de gas y carbón continuará de forma predominante en las economías emergentes. Alrededor de US$1,2 billones serán destinados a nueva capacidad de generación de carbón, y US$892 mil millones a nuevas plantas de quema de gas.

* Energías renovables se llevan una buena parte de la inversión. Alrededor de US$7,8 billones serán invertidos en energías verdes; eólica marina y terrestre atraerán US$3,1 billones; solar de servicio público, en azoteas y otras fuentes de pequeña escala se llevarán US$3,4 billones; hidroeléctrica, US$911 millones.

* El plan de los 2° requerirá mucho más dinero. Por encima de los US$7,8 billones, para 2040 el mundo necesitaría invertir otros US$5,3 billones en energía cero-carbón para prevenir que el nivel de CO2 en la atmósfera crezca por encima del nivel “seguro” de 450 partes por millón establecido por el Panel Intergubernamental de Cambio Climático.

* Incrementará la demanda de electricidad por la proliferación de autos eléctricos. Los autos eléctricos añadirán 2,701 TWh, 8 por ciento a la demanda global de electricidad para 2040, reflejando el pronóstico de BNEF, estos automóviles representarán el 35 por ciento de las ventas globales de vehículos ligeros nuevos para ese año, equivalente a 41 millones de carros, 90 veces las ventas de 2015.

* Almacenamiento en baterías a pequeña escala, un mercado de US$ 250 mil millones. Los autos eléctricos arrastrarán hacia abajo el costo de baterías de ion-litio, promoviendo su instalación en sistemas solares residenciales y comerciales. El almacenamiento total aumentará dramáticamente de 400MWh a casi 760 GWh en 2040.

* En China, la generación basada en carbón seguirá una tendencia más débil a lo proyectado. Los cambios en la economía china, y la evolución a las renovables, significarán que en diez años, la generación a base de carbón será de 1,000 TWh, o 21 por ciento menor, comparado a las cifras pronosticadas por BNEF en el reporte NEO de 2015.

* Esto hace a India un país clave para la tendencia futura de emisiones globales. Está pronosticado que su demanda eléctrica crecerá 3,8 veces entre 2016 y 2040. A pesar de invertir US$611 mil millones en renovables en los próximos 24 años, y US$115 mil millones en energía nuclear, seguirá dependiendo fuertemente de estaciones de generación en carbón para alcanzar su demanda. Esto se prevé como resultado de una triplicación de sus emisiones anuales del sector eléctrico en 2040.

* Las renovables dominarán en Europa, superarán al gas en Estados Unidos. Las plantas eólicas, solares e hidroeléctricas generan el 70 por ciento de la energía en Europa en 2040, por encima del 32 por ciento proyectado en 2015. En Estados Unidos, este porcentaje crecerá de 14 por ciento en 2015 a 44 por ciento en 2040, mientras el gas cae de 33 por ciento a 31 por ciento.

Producción annual de electricidad por las principales tecnologías de generación, 2016-2040, miles de TWh

7034

Fuente: Código Energético