El difícil reto de lograr que se recicle en la transición a una Economía Circular

Europa marca unos objetivos para los próximos años que en el caso de la provincia obligará a apostar por la materia orgánica

RAQUEL GARRIDO MÁLAGA 

zoom
El reto es que en el año 2020 el 50% de los residuos que se generan tendrán que ser reciclados. Ya no será suficiente con la recogida y tratamiento selectivo de vidrio, envases o papel y cartón, principalmente, como hasta ahora. Los municipios tendrán que ir más allá para conseguir acercarse a los exigentes objetivos que marcará la Unión Europea en su ya anunciada nueva directiva y a la que tendrán que adaptarse todos los países miembros. El llamado paquete de economía circular obligará a abrir nuevos campos y la materia orgánica, fundamentalmente los restos de comida que terminan ahora en la basura, es la vía que más puede contribuir para mejorar los actuales datos de reciclaje. En la provincia de Málaga, en cambio, aún no se ha empezado en ningún municipio con la recogida selectiva de este residuo.

No será tarea fácil si se tiene en cuenta el punto de partida. Con datos de 2013, de media en España el 60% de los residuos municipales acaba en vertederos, la tasa de reciclaje ronda el 30% y el 10% son incinerados. Lo que se exigirá cuando entre en vigor la nueva legislación europea es que en 2020 el 50% de todos los residuos deberán reciclarse y solamente un 35% podrán acabar en el vertedero. Diez años más tarde, es decir en 2030, la exigencia europea es aún mayor y ese porcentaje tendrá que reducirse a apenas el 10% y aumentar el reciclaje hasta el 65%.

Las administraciones y empresas encargadas de la gestión de los residuos en la provincia de Málaga ven complicado cumplir en tan poco tiempo con unos objetivos tan ambiciosos. Pero todos coinciden en que, explotados ya el resto de residuos, la única alternativa que encuentran para incrementar sus resultados es apostar por la materia orgánica. Es donde se abren las mayores posibilidades para lograr los objetivos europeos, no solamente porque en la provincia de Málaga no se recoge ni se recicla aún en ningún sitio, sino porque ocupa el grueso de los residuos que llegan al vertedero.

De hecho, se calcula que casi el 50% de la basura doméstica la compone la materia orgánica, en la que se incluyen restos de comida, vegetales, frutas, cáscaras de huevo, moluscos, restos de infusiones, hojas y ramas.

El Consorcio Provincial de Residuos, dependiente de la Diputación Provincial de Málaga y que da servicio a 91 de los 103 municipios malagueños, quiere anticiparse y se convertirá en pionero al poner en marcha dos experiencias piloto para la recogida selectiva de este residuo. La primera, más avanzada y que comenzará el próximo otoño, se desarrollará en Vélez-Málaga, donde está previsto colocar 100 contenedores específicos para la materia orgánica.

En colaboración con la empresa Contenur, la idea es hacer un estudio sobre los hábitos de los ciudadanos a la hora de depositar los residuos, ya que a todos se les repartirá una tarjeta identificatoria que deberán pasar por el contenedor y que permitirá saber después cuánto y cómo reciclan.

Con las conclusiones que se extraigan, “se verá cómo se puede ir implantando en el resto”, explica Francisco Zurita, director de servicios ambientales del Consorcio Provincial de Residuos, que además está a la espera de obtener financiación europea para otro proyecto piloto similar que llevará a cabo en Alameda, Mollina, Fuente de Piedra y Humilladero.

No hay nada similar previsto de momento en el resto de la provincia. Sin embargo, en Málaga capital, donde es la empresa mixta de limpieza Limasa la que se encarga de la gestión de los residuos, el director del centro ambiental de Los Ruices, Javier Pazos, tiene claro que la única salida para alcanzar el objetivo de reciclado es apostar por ella. En su opinión, primero habría que empezar por los grandes productores, que se estima que generan el 20% del total de este residuo, y “luego ya seguir con proyectos pilotos en barrios para ir concienciando a la ciudadanía y eso lleva su tiempo”.

También considera necesario ampliar los residuos que se destinan al contenedor amarillo, como el plástico y el metal y no solamente envases como se hace actualmente, y reforzar los sistemas de recogida separada con “más comunicación e incentivos como aplicar tasas por generación”.

Hasta ahora lo que se hace con la basura que llega de los contenedores grises es bastante limitado. En el centro ambiental de la capital, se hace una separación manual para retirar la parte de voluminosos y restos de metal, principalmente, para después separar la materia orgánica, que se deposita en la llamada área de fermentación abierta para que al cabo de ocho semanas el resultado sea un producto con un 50% menos de peso considerado como bioestabilizado. El problema, según Pazos, es que “por normativa no se puede comercializar como compost al no provenir de una recogida separada, y salvo su uso concreto para pequeñas obras internas o revegetación del propio vertedero, su uso está muy limitado”.

Por todo ello, aseguró que el mayor incremento de reciclaje que se puede conseguir con respecto a la inversión y más rápido retorno es “la continuidad de los sistemas de recogida actuales e introducir otras líneas como el textil”. Y es que hay muchos residuos que no cuentan con un procedimiento de gestión concreto, como es el caso por ejemplo de los colchones, y que al final terminan el vertedero como el resto de la basura.

En el complejo medioambiental de Casares, donde van los residuos que generan once municipios del litoral occidental y que es propiedad de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol, el año pasado se llevó a cabo una actuación para la instalación de una línea anexa a la planta de tratamiento que ha permitido que, una vez separados todos los residuos aprovechables, “se reprocese de nuevo todo lo rechazado inicialmente antes de llevarlo al vertedero para aprovechar plásticos, bricks, aluminio o metal que se hayan podido pasar en la primera fase”, explicó el director técnico de las instalaciones, Marco Antonio Navarro.

También está inmerso el complejo en un nuevo proyecto que permitirá recuperar los envases de vidrio que llegan en las bolsas de basura por no haber sido depositados correctamente en los iglúes verdes, y que a día de hoy terminan en el vertedero. Con una inversión de dos millones de euros y un plazo de ejecución de seis meses, la idea es que para el año que viene esté en funcionamiento la nueva línea de la planta, pero con la que de cara al objetivo de 2020 se calcula que sólo supondrá un aumento del 2%.

De todas formas, el procedimiento legislativo está aún en pleno desarrollo. Para empezar porque todavía no está aprobado el texto definitivo de la nueva directiva de residuos, en la que se apuesta por el paquete de economía circular para ayudar a las empresas y los consumidores europeos en la transición a una economía más sólida y circular donde se utilicen los recursos de modo más sostenible.

El cambio de gobierno de la Comisión Europea en 2014 hizo que se revisara el borrador originario y no se cree que sea aprobado de forma definitiva hasta el año que viene. Después los estados miembros tendrán 18 meses para adaptarlo a su propia legislación y serán las comunidades autónomas las que tengan que hacer su propio reglamento. Pero en base al primer borrador de la directiva, España hizo su propio Plan Estatal Marco de Residuos (Pemar), en el que ya se incluyen los principales objetivos europeos de reciclaje, que apenas han sido variados en el nuevo texto pendiente de aprobación por parte del Parlamento europeo.

Según la propia Comisión Europea, las acciones propuestas contribuirán a “cerrar el círculo” de los ciclos de vida de los productos a través de un mayor reciclado y reutilización, y aportarán beneficios tanto al medio ambiente como a la economía de la producción y el consumo con la gestión de residuos y el mercado de materias primas secundarias. En ese contexto, los objetivos que marca la Unión Europea para los residuos en los que desde hace ya se trabaja en la recogida selectiva son igualmente muy ambiciosos. En el caso del vidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión de este residuo en España Ecovidrio tiene el reto para 2025 de conseguir que se recicle, al menos, el 75% de todo los envases que se generen y subir un 10% más de cara al 2030.

En el caso de los envases de metal el objetivo de reciclado será del 75% en 2025, para los de plástico un 55% y un 75% en el caso del papel y cartón en el mismo horizonte, entre otros. En cuanto a la recogida selectiva de estos residuos en la provincia de Málaga, los datos son cada año más positivos. La ratio de reciclaje de vidrio está en 13,7 kilos por habitante y año.

Pero sin la colaboración ciudadana todos estos esfuerzos serán en balde. De ahí, que cada vez se incida más en campañas de concienciación para fomentar el reciclaje. Un reciente estudio sobre los hábitos de reciclaje de los españoles, elaborado por el Instituto Apolda para Ecoembes (organización medioambiental sin ánimo de lucro que promueve la sostenibilidad a través del reciclaje de envases domésticos), concluía que entre las razones que se esgrimen los ciudadanos para no reciclar está la falta de espacio en sus hogares (13,7%) para contar con más cubos destinados al reciclaje. En el caso de los que sí reciclan, sus principales motivaciones son el civismo (98,8%) y el cuidado del medio ambiente (96,8%).

Qué se puede aprender del plan que lleva a Reino Unido a reducir en más de 80% el consumo de bolsas de plástico

(fuente Diario La Nación) Un cobro adicional fue la solución para reducir su consumo en Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte

Hasta 500 años tardan en degradarse las bolsas de plástico que muchas veces son desechadas en menos de una hora después de las compras, una carga gigantesca de contaminación para el mundo.

Pero en Reino Unido han aplicado una solución a este severo problema ambiental que en unos meses ha logrado una asombrosa reducción del consumo de estas bolsas.

La fórmula nada secreta fue una ley que impuso un cobro a los clientes de 5 peniques, el equivalente a 7 centavos de dólar, por cada bolsa plástica que solicitan para llevar sus compras.

En 2014, los siete mayores supermercados de Inglaterra usaron 7.640 millones de bolsas de plástico, de acuerdo con la organización Wrap que lucha por la reducción de residuos.

Pero luego de que la norma de los 5 peniques entró en vigor, en octubre de 2015, el consumo bajó a 640 millones de bolsas en los siguientes seis meses.

De continuar la tendencia vista en el último año, la reducción en el uso de las bolsas de plástico alcanzaría el 83%, como reportó Rebecca Morelle, corresponsal de ciencia de la BBC.

Una iniciativa similar fue impuesta en la Ciudad de México en 2010, donde el gobierno prohibió que los comercios regalaran bolsas no biodegradables a los consumidores.

Sin embargo, la medida nunca logró su objetivo y con el paso del tiempo tanto los supermercados como los pequeños negocios continuaron obsequiando bolsas plásticas.

En Colombia este año inició el programa reemBOLSAle al Planeta, pero se trata solo de una campaña informativa sobre el uso racional del plástico. El gobierno solo ha establecido la prohibición del uso de bolsas pequeñas para incentivar el uso racional.

Por el contrario, en Argentina se aplicó el cobro de bolsas, lo que se tradujo en una reducción del 60% de su uso pero solo en la capital, Buenos Aires .

¿Qué hace Reino Unido?

La norma en Reino Unido se aplica a las tiendas minoristas que tienen más de 250 empleados a los clientes que solicitan bolsas de plástico para llevar sus compras, mientras que las de papel están exentas.

Los resultados que mostró el gobierno tras seis meses de aplicación fueron llamativos:

Un total de 1,1 millones de bolsas de plástico para las compras fueron vendidas por grandes minoristas que recolectaron datos sobre su uso.

El costo de las bolsas vendidas superó los US$54 millones.

Unos US$38 millones fueron destinados a obras benéficas del medio ambiente, educación, salud, artes, caridad y para grupos de voluntarios.

Para la ministra de Medio Ambiente, Teresa Coffey, la reducción en el número de bolsas que se utilizan ha sido una “noticia fantástica”.

“Esto significará que nuestra preciosa vida marina es más seguro, nuestras comunidades son más limpias y las generaciones futuras no serán cargadas con montañas de plástico que toma cientos de años en degradarse en los vertederos”.

Y es que la reducción en el plástico beneficia al medio ambiente, especialmente los océanos.

Un informe publicado en la revista Science en 2015 estima que alrededor de ocho millones de toneladas de plástico termina en las aguas del mundo cada año.

Sue Kinsey, de la Sociedad de Conservación Marina del Reino Unido, dijo que tan solo en un fin de semana se pueden encontrar unas 5.000 bolsas de plástico en la playa.

Las aves y los mamíferos marinos comen plástico, además de que las bolsas también se rompen en pedazos más pequeños y son consumidos por pequeños organismos marinos, lo que es un daño a su salud.

 Sustitución

Uno de los debates más recurrentes en aplicar un cobro a las bolsas de plástico es qué hacer con los pequeños negocios.

En el caso de Reino Unido, existe una excepción al cobro de los 5 peniques para los pequeños comercios en Inglaterra, pero en Escocia y Gales sí se aplica en general.

“Si se eliminara la exención, veríamos aún más bolsas de plástico extraídos del medio, lo cual solo puede ser una buena noticia.”

Pero el gobierno considera que sería una carga administrativa alta para las pequeñas empresas.

En el caso de la Ciudad de México, la norma aplicada en 2010 era para negocios grandes y pequeños, pero algunos comerciantes pequeños simulaban hacer un cobro que en realidad nunca aplicaban.

En cambio en Buenos Aires, una parte de la solución ha sido el uso de “eco bolsas” que son reutilizables y de mayor capacidad de soporte, contrario a las delgadísimas bolsas plásticas del supermercado.

El reutilizamiento de las bolsas de plástico para la basura del hogar también ha sido atacado con bolsas biodegradables verdes y negraspara separar los residuos orgánicos e inorgánicos.

Sin embargo apenas son unos intentos en grandes urbes para un problema presente en todo el planeta.

La ruta de la basura electrónica

La cantidad de basura electrónica que se está acumulando por estos días es inédita. El progreso tecnológico tiene su costo, pero estas iniciativas nos mostrarán el camino para pagarlo.

Ya no es una gran novedad, pero cada día está cobrando más relevancia. La basura electrónica, también conocido como e-waste, es uno de los principales problemas del progreso tecnológico. Podríamos decir que se trata de un problema moderno. Tan sólo en un par de años recientes, concentran más basura de este tipo que toda la registrada en siglos anteriores.

Según reportó el blog ThinkBig en su momento, un informe de Sheffield Hall University indicó que la basura electrónica (o móvil) es un preocupante problema para nuestro planeta. De los más de 1.800 millones de teléfonos que se adquirirían en 2014, el 44% acabará guardado en un cajón en los próximos años. Un porcentaje similar de dispositivos será puesto a la venta como teléfono de segunda mano, y el 4% acabará en un vertedero.

¿Qué sucederá con ellos? ¿Reciclaremos este tipo de basura como ya se acostumbra con el resto de los desechos materiales? La respuesta que asoma es un sí, pero en un porcentaje muy pequeño, que apenas alcanza el 3%. El impacto medioambiental de esta inacción es grave, ya que la composición química de estos dispositivos incluye ingredientes como el mercurio o el plomo, peligrosos para la naturaleza.

Para dimensionar el problema con otra cifra, remontándonos a 2012, cuando aún no se producía en los niveles de ahora, un informe de Deloitte estimaba en para ese año los desechos de teléfonos en vertederos de todo el mundo equivalían a restos de 21 aviones Boeing 747. Hoy, de seguro podríamos montar nuestra propia aerolínea con una de las flotas más completas del mundo.

Pero, entonces, ¿qué se está haciendo al respecto? En el caso global de la basura electrónica, ciudades como Lomé (Togo) cuentan con vertederos especiales para este tipo de residuos. Como reporta ThinkBig, en este reducido país del continente africano se concentra gran parte del problema global de la basura electrónica y precisamente allí es de donde viene una interesante iniciativa para la reutilización creativa de estos desechos electrónicos.

El interés por la tecnología y el fenómeno DIY ha llevado a un joven diseñador de sistemas togolés, Afaté Gnikou, a diseñar y construir impresoras 3D low cost a partir de restos de basura electrónica. Todo un ejercicio de reutilización creativa de componentes electrónicos, aún en funcionamiento, para darles un nuevo uso de forma sostenible y contribuir al desarrollo tecnológico de los países en vías de desarrollo.

Iniciativas a replicar

Hace solo una semana, la presidenta  de Chile, Michelle Bachelet, visitó la inauguración de “TransformArte 2”, una exposición de 23 esculturas realizados con residuos electrónicos creadas por destacados artistas en base al reciclaje de partes y piezas de aparatos de este tipo que están en desuso, como placas madre, cables, tarjetas de memoria, procesadores y celulares, entre otros.

La  iniciativa de Fundación Chilenter y la Dirección Sociocultural de la Presidencia registró 80.000 visitas y es un ejemplo claro de cómo este problema está acaparando la atención de más actores alrededor del mundo.

“Tenemos una necesidad urgente de generar más conciencia medioambiental y educar para un uso responsable de los dispositivos electrónicos, promoviendo la reutilización y el reciclaje como medios, para asegurar un desarrollo inclusivo y sustentable”, declaró la mandataria chilena, destacando que el trabajo de Chilenter apunta en esa dirección, “ayudando a cerrar la brecha digital en nuestro país a través del reacondicionamiento de equipos computacionales; y creando conciencia de la importancia de la correcta gestión de los residuos electrónicos, a través, por ejemplo, de proyectos como éste”.

Pero este no es un caso aislado en Chile. Los privados también han creado programas que se encargan de trabajar esta problemática. Quizás uno de los casos más emblemáticos sea el de Entel. La operadora de telecomunicaciones chilena, a través de su área de sustentabilidad, está guiando el camino a seguir para un buen tratamiento del e-waste.

Katherine Martorell, Directora de Sustentabilidad y Comunidades de Entel explica que desde hace un par de años están trabajando en desarrollar iniciativas que contribuyan a mejorar la disposición final de nuestros residuos. Esto se ha traducido en dos grandes líneas como lo son el caso de la infraestructura obsoleta: antenas, torres y cables derivado de las operaciones; y el caso de los desechos más masivos donde los celulares son el ícono, pero que también incluye los cargadores, baterías y accesorios dados de baja.

Para este caso, la compañía ha puesto a disposición de la comunidad más de 400 puntos de recolección -de Arica a Punta Arenas, incluyendo la Isla de Pascua- para que los usuarios depositen los aparatos que tienen en desuso.

El programa destruye los teléfonos para recuperar los materiales presentes en ellos y poder incluirlos en nuevos procesos productivos. Midas, empresa especializada, se encarga de recuperar cobre, aluminio y plástico, entre otros y los vende como materias primas en Chile y Asia. Estas iniciativas permitieron que en el 2015 se reciclaran 4,35 toneladas, cifra que pronostican, será mucho mayor en 2016.

Según Martorell, gracias a los dineros recaudados mediante estas iniciativas, fue posible financiar el 7,5% de mejoras de espacios públicos concretadas en los proyectos “Uniendo Personas” durante 2015, el cual consistió en recuperar y transformar plazas y espacios de reunión para la comunidad en las ciudades de Puerto Montt, Antofagasta, Rancagua y Peñalolén. Todo esto con la conectividad de las personas como gran pilar.

Finalmente, una noticia que no podemos dejar de lado fue lo anunciado por Energizer.  La compañía desarrolló una tecnología revolucionaria para lanzar la primera pila AA y AAA del mundo fabricada en parte con pilas recicladas, brindando alto rendimiento y energía para el funcionamiento de los dispositivos de los consumidores, al tiempo que genera un menor impacto al planeta, pues se requiere menos extracción de material virgen en el proceso de manufactura y reduce la cantidad de pilas que los usuarios necesitan para activar sus dispositivos.

“Expertos de la industria han pensado durante mucho tiempo que era imposible crear una pila de larga duración hecha con pilas recicladas”, dijo Michelle Atkinson, Directora General para el Consumidor de Energizer. “Nuestros científicos se tomaron este importante desafío y trabajaron durante siete años para crear una tecnología que nos permitiera refinar y transformar el material reciclado de pilas en un ingrediente activo de alto rendimiento que se utiliza hoy para la fabricación de las pilas Energizer EcoAdvanced”.

Se trata entonces de un ejemplo más donde una empresa utiliza la investigación para entender y atender las nuevas exigencias y deseos de los consumidores modernos. De acuerdo con Iconoculture, el hecho de que productos o servicios contengan un elemento de conciencia ecológica, además de brindar rendimiento excepcional, se ha convertido en una condición “imprescindible” para los consumidores.

Las pilas EcoAdvanced pretenden cumplir con esta exigencia. Se trata del primer gran esfuerzo y acercamiento en la materia, pese a que están hechas con sólo un 4% de pilas recicladas, hablamos de un gran paso hacia una tendencia que veremos en expansión y donde todos podemos contribuir administrando mejor nuestros equipos.

Los residuos electrónicos y el debate de avanzar hacia una nueva economía circular no contaminante

Imprimir

“Es un problema ambiental el crecimiento de los residuos de aparatos electrónicos y electrodomésticos. Pero también es una oportunidad para que, de ser un desecho, pasen a ser un insumo del proceso industrial, generando con el reciclaje fuentes de trabajo, valoración económica y reducción de impacto ambiental, lo que se denomina la nueva economía circular”, explicó el consultor de Ecogestionar, Gustavo Fernández Protomastro, en una entrevista radial en FM Libertad.

¿De qué hablamos cuando hablamos de residuos electrónicos?¿Se puede medir el impacto ambiental de lo que se genera en basura electrónica? ¿Cuál es el la situación actual en el mundo sobre la basura electrónica que se genera? ¿Cuáles son los avances tecnológicos en el tema? ¿Cuál es el escenario de la Argentina? ¿Hay normativas adecuadas? ¿Hay que actualizarlas? ¿Hay que avanzar en una ley nacional al respecto? . Estos y muchos otros interrogantes responderá el experto argentino de reconocimiento internacional que disertará junto a invitados especiales en el 1er Seminario de Gestión, Valorización y Desafíos para los Residuos Electrónicos a realizarse el jueves 11 de agosto en Posadas, y que será replicado el viernes 12 de agosto en Puerto Iguazú.

Gustavo Protomastro

La sociedad moderna, tanto en los hogares como en oficinas, está atravesada por la tecnología digital, sea con electrodomésticos (aire acondicionado, lavarropas, heladeras, estufas, equipos de audio) o aparatos electrónicos (televisores, LCD, celulares, teléfonos, computadoras, etcétera). “La era digital nos ha mejorado la vida, en la comunicación y conectividad o con los aires acondicionados frío-calor, por ejemplo. Pero esa mejora que nos dan los dispositivos electrónicos tiene un correlato con la gestión después del consumo que hacemos de estos aparatos. Los dispositivos tienen un ciclo de vida útil, y en algún momento pasan a ser desechos. Las pilas pueden durar hasta dos meses, un celular dos o tres años, un televisor 10 años, una heladera 15 años, pero cuando vence este tiempo es cuando tenemos que pensar que hay que trabajar en la correcta gestión ambiental para dar un destino final a la basura electrónica, ya que no podemos seguir enterrando en los rellenos sanitarios como se hace en la actualidad en la Argentina”, dijo Protomastro.

La necesidad de cambio de la conducta y de nuevas normativas para regular este tema se fundamenta en primer lugar, por el contenido valioso que tienen los componentes de los RAEE. Y en segundo lugar por ser altamente contaminantes. “De un celular moderno se puede obtener un 17% de cobre y minerales valiosos como oro y plata. Es decir que en la actualidad, cuando tiramos un celular a la basura, estamos tirando hierro, aluminio, platino, cobre, plata y oro en pequeñas concentraciones, pero esto puede convertirse en un insumo al ser acumulados en volumen, ya que tienen un valor económico importante que puede ser recuperado”, dijo el consultor.

La tecnología digital depende de la actividad minera y producción petrolera para la elaboración de los equipos de electrónicos y electrodomésticos. Es un proceso agresivo al medio ambiente el que se realiza para poder obtener estos componentes, se trabaja con cianuro, por ejemplo, para extraer el cobre o la plata, por ello también es clave recuperar estos minerales de los equipos para su reciclaje, remarcó el especialistabasura electronica

Minería urbana

Protomastro es Biólogo (UBA) y Máster en Ingeniería y Gestión (UPC-BCN). Especializado en impacto ambiental, gestión de Residuos, Reciclaje, RAEE y Compostaje Industria. Desde hace varios años trabaja sobre el concepto de avanzar en el país hacia una “minería urbana”, propone un modelo de desarrollo sostenible con inclusión social, equidad, crecimiento económico y protección ambiental, que aplicado a los RAEE sería la práctica de gestión de reciclaje para la recuperación y reutilización de la basura electrónica. “En un mundo de recursos naturales limitados, con una población y consumo en permanente crecimiento, el reciclaje ya forma parte de la economía”, sostuvo el especialista.

“Hay que extraer la materia prima de la basura electrónica para no contaminar el ambiente, este es el primer impacto que hay que reducir”, precisó. “Por ello, la economía circular se basa en recuperar los desechos post consumo para su reutilización, reposición o tratamiento final. Para ello se necesitan plantas de tratamiento que reciban estos desechos. Los televisores del futuro van a tener un 50% de componentes de reposición”, aseveró.

En la entrevista, señaló que en la actualidad una tonelada de celulares tiene alrededor de 2 kilos de oro y 170 kilos de cobre.

“Otro impacto a reducir es el residuo post consumo, ya que arrojar en menor cantidad pilas, celulares o computadoras no provoca impacto, pero si en Misiones o en el país arrojamos millones de desechos electrónicos por año, se termina contaminando el ambiente donde vivimos, porque la basura termina siendo enterrada en los rellenos sanitarios municipales”, expresó.

El camino hacia la solución ambiental sería “por ejemplo en Misiones, instalar en municipios grandes como Posadas o Eldorado una planta de gestión integral de RAEE para que los ciudadanos puedan tener un lugar donde destinar los residuos electrónicos. Otros municipios más chicos podrían agruparse para instalar una planta de reciclaje y destinar allí sus desechos una o dos veces al año. De esta manera, se logrará una recuperación económica, de impacto social por la generación de empleo y ambiental por su tratamiento. Y así avanzar hacia esto que llamamos la nueva economía circular”, propuso el consultor.

POR LEY, RESPONSABILIDAD EXTENDIDA AL PRODUCTOR

En la actualidad, se terminan enterrando millones de RAEE en los rellenos sanitarios de los municipios y esto en el tiempo terminan contaminando la tierra y las napas de agua. “Por eso es fundamental que en esto se involucren tres actores, el consumidor que no debe arrojar al cesto de basura domiciliaria, hay que trabajar en la educación ambiental para adoptar la actitud de clasificar y guardar los RAEE hasta tener un lugar de acopio. El segundo actor, es el Municipio o Estado, trabajando en integración publico-privada en el punto de acopio con empresas recicladores que realicen la recolección diferenciada por medio de la disposición de “puntos verdes” donde los vecinos puedan llevar sus residuos electrónicos.

Y el tercer actor clave es el fabricante de los aparatos electrónicos, con el que se tendrá que trabajar sobre el concepto de responsabilidad extendida del productor”, remarcó Protomastro.

En esta línea, adelantó que “se están realizando varias reuniones en el Congreso Nacional donde diputados oficialistas y de la oposición están discutiendo en leyes nacionales de responsabilidad extendida al productor que alcanzará a los RAEE y también a Envases de Agroquímicos. Por ejemplo, multinacionales como Monsanto, Singenta, Bayer, tendrán la obligación de retirar estos envases de agroquímicos vendidos y que fueron usados por los productores agrarios o forestales”, detalló.

“Lo mismo sucederá con los RAEE, primero el consumidor devuelve el aparato, el municipio después lo deberá acopiar, pero no siempre se recupera el dinero de lo reciclado, por lo tanto es allí cuando entra la figura de la responsabilidad extendida donde los fabricantes tienen que participar por medio de la aplicación de una eco-tasa o fideicomiso para financiar a los municipios de Posadas, Eldorado o Iguazú para que obtenga los recursos suficientes para realizar el tratamiento. Se necesita un subsidio del fabricante de los aparatos electrónicos y electrodomésticos para la gestión final de estos equipos”, dijo el especialista.

Y en eso no solo se refirió a involucrar a los fabricantes como Samsung, MoviStar, Telefónica, sino también a las cadenas comercializadoras como Musimundo, Fravega, Garbarino, etcétera.

“De esta manera, se generaría un fondo para que los municipios no sigan enterrando estos residuos peligrosos, que puedan recaudar y que los operadores privados recicladores puedan desarrollar un esquema de gestión integral sustentable, y empezar a trabajar con mayor conciencia del cuidado del ambiente y no transferir este pasivo a las generaciones futuras”, concluyó.

El seminario es libre y gratuito, inscribite ahora! CUPOS LIMITADOS

La acelerada extracción de materias primas acelerará el cambio climático

 ComunicaRSE Cambio Climatico

El incremento en el consumo, alimentado por una clase media en crecimiento, ha triplicado la cantidad de materias primas extraídas de la Tierra en las últimas cuatro décadas, según un nuevo informe del Panel Internacional de Recursos, IRP por sus siglas en inglés, auspiciado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, PNUMA.

El drástico aumento en el uso de combustibles fósiles, metales y otros materiales agudizará el cambio climático, aumentará la contaminación atmosférica, reducirá la biodiversidad y finalmente conducirá al agotamiento de los recursos naturales. El informe advierte que el resultado será la escasez de materiales esenciales y la intensificación del riesgo de que se generen conflictos locales.

“La tasa alarmante a la que actualmente se están extrayendo materiales ya está teniendo un impacto grave en la salud humana y la calidad de vida de las personas”, declaró Alicia Bárcena, copresidenta del IRP. “Esto demuestra que los patrones imperantes de producción y consumo son insostenibles”.

“Debemos enfrentar urgentemente este problema, antes de que agotemos de forma irreversible los recursos que impulsan a nuestras economías y sacan a las personas de la pobreza. Este problema, profundamente complejo y uno de los principales desafíos que hasta ahora ha debido enfrentar la humanidad, exige replantear la gobernanza de la extracción de recursos naturales con el objetivo de maximizar su contribución al desarrollo sostenible en todos los niveles”.

La información acerca de los flujos de materiales incluida en el nuevo informe complementa las estadísticas económicas, identifica la escala y la urgencia de los problemas ambientales globales y apoya el seguimiento de los avances que están haciendo los países en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS.

La cantidad de materias primas extraídas de la Tierra pasó de 22 mil millones de toneladas en 1970 a 70 mil millones de toneladas en 2010. Los países más ricos consumen en promedio 10 veces más materiales que los países más pobres y dos veces más que el promedio mundial.

Si el mundo continúa proporcionando vivienda, movilidad, alimentación, energía y agua de la misma manera que en la actualidad, para el año 2050 los nueve mil millones de personas del planeta necesitarán 180 mil millones de toneladas de materiales cada año para satisfacer la demanda. Esto equivale a casi tres veces la cantidad actual y probablemente elevará la acidificación y la eutrofización de los suelos y aguas de todo el mundo, aumentará la erosión del suelo y producirá mayores cantidades de residuos y contaminación.

El informe también clasifica a los países por el tamaño de su huella de consumo de materiales per cápita, es decir, la cantidad de materiales necesarios para satisfacer la demanda final de un país. Se trata de un indicador que aclara el verdadero impacto de un país en la base global de recursos naturales. También es un buen indicador indirecto del estándar de vida de un país a nivel material.

Europa y América del Norte, que en 2010 tenían una huella de consumo de materiales per cápita de 20 y 25 toneladas por año, respectivamente, encabezan la tabla. En comparación, China tenía una huella de consumo de materiales de 14 toneladas per cápita y Brasil, de 13 toneladas.

La huella anual per cápita de Asia-Pacífico, América Latina y el Caribe, y Asia Occidental, varía entre nueve y diez toneladas. La huella de África es inferior a tres toneladas per cápita.

A escala global, desde el año 2000 el uso de materiales se ha acelerado rápidamente a medida que las economías emergentes como China experimentan transformaciones industriales y urbanas que requieren cantidades sin precedentes de hierro, acero, cemento, energía y materiales de construcción.

Desde 1990 ha habido pocas mejoras en la eficiencia de los materiales a escala global. De hecho, la eficiencia comenzó a caer alrededor del año 2000.  Actualmente, la economía global requiere más materiales por unidad del PIB de las que requería a principios de siglo porque la producción se ha desplazado desde economías eficientes en el uso de materiales como Japón, Corea del Sur y Europa, a economías mucho menos eficientes en el uso de materiales, como China, India y Asia Sudoriental. Esto ha llevado a un aumento de la presión ejercida sobre el medio ambiente por cada unidad de actividad económica.

El informe, Flujos de materiales y productividad de los recursos a escala mundial (disponible en inglés), presenta varias formas en las que el mundo puede mantener el crecimiento económico y aumentar el desarrollo humano al tiempo que reduce la cantidad de materias primas que utiliza para conseguirlo.

Desacoplar el uso cada vez mayor de materiales del crecimiento económico es el “imperativo de la política ambiental moderna y es esencial para la prosperidad de la sociedad humana y un entorno natural saludable”, afirma el IRP, consorcio formado por  34 científicos de renombre internacional, más de 30 gobiernos nacionales y otros grupos.

El desacoplamiento, que será necesario para que los países alcancen los ODS, requiere de políticas bien diseñadas. Serán esenciales las inversiones en investigación y desarrollo, junto con mejores políticas públicas y mejor financiación. Esto creará importantes oportunidades económicas para un crecimiento económico inclusivo y sostenido y para la creación de empleo.

Sin embargo, no basta con aumentar la eficiencia en el uso de los materiales. Al reducir los costos, la mayor eficiencia permitirá un mayor crecimiento económico, pero podría obstaculizar los esfuerzos por reducir la demanda global de materiales. El Panel recomienda poner un precio a las materias primas en el momento de la extracción, con el fin de que reflejen los costos sociales y ambientales de la extracción y el uso de recursos y al mismo tiempo se reduzca el consumo de materiales. Los fondos adicionales generados podrían ser invertidos en Investigación y Desarrollo, I+D, en los sectores de la economía que utilizan recursos de manera intensiva.

De cara al futuro, el IRP advierte que los países de bajos ingresos requerirán cantidades cada vez mayores de materiales para alcanzar el mismo nivel de desarrollo que experimentan los países de altos ingresos. Esta demanda creciente de materiales posiblemente contribuirá a generar conflictos locales como los que se observan en áreas donde la minería compite con la agricultura y el desarrollo urbano.

La relevancia de Reciclar

Algunos datos que te harán comprender la importancia del reciclaje

Reciclar, una práctica al alcance de todos, es una tarea sencilla, que no requiere de grandes cambios en nuestra vida cotidiana, especialmente tras las mejoras en este campo en los últimos años. Sin embargo, aún podría hacerse mucho más de lo que se hace actualmente. Producimos muchísimos residuos (demasiados) y, en más casos de lo que debiéramos, no los separamos o no lo hacemos convenientemente. En algunos países europeos, ya se reciclan el 50% de los residuos y cada vez crece más el porcentaje de personas que clasifican los materiales que pueden ser reciclados o los que deben destinarse en un depósito específico para evitar que contaminen y dañen el medio ambiente.

Algunos datos que te harán comprender la importancia del reciclaje

Una serie de estadísticas y cifras nos muestra la importancia de reciclar en nuestros hogares:

– Reciclando una lata estamos ahorrando la suficiente energía como para tener encendida una televisión durante tres horas.

– Reciclando una botella de cristal estamos ahorrando la suficiente energía como para tener un ordenador encendido por 25 minutos.

– Reciclando una botella de plástico estamos ahorrando la suficiente energía como para tener una bombilla de 60 vatios encendida por 3 horas.

– Se utiliza un 70% menos de energía para blanquear un papel reciclado que para producir uno nuevo a partir de materias primas.

Algunos datos que te harán comprender la importancia del reciclaje

Cifras que nos muestran que podríamos reciclar más

Aunque Europa es un continente muy civilizado en este aspecto y va a la vanguardia en cuanto a reciclaje, hay muchos aspectos que pueden mejorarse. ¿Sabías que el 60% de lo que contiene nuestra la bolsa de basura que tiramos cada día puede reciclarse? Si lo recicláramos convenientemente podríamos tren una televisión encendida por 5.000 horas.

Algunos datos que te harán comprender la importancia del reciclaje

Desechamos tantos residuos que en sólo 8 meses podríamos llenar de basura un enorme lago con los desechos de sólo un país pequeño, de la talla de Reino Unido.

Algunos datos que te harán comprender la importancia del reciclaje

En cuanto a los vehículos, ¿sabías que el 80% de sus partes pueden reciclarse? Esta práctica tampoco se lleva a cabo como se debería.

El caso particular de España

Es cierto que nuestra población aún no recicla y separa los residuos a los niveles de Austria, Alemania o Bélgica (los países que encabezan la lista europea) y las plantas de reciclaje y la cultura de la clasificación no están aún tan implantadas, pero España ha mejorado muchísimo en los últimos años. El salto se dio en el año 2012, cuando la población española se mentalizó y se contabilizó un reciclaje tres veces mayor que una década antes. Desde entonces, cada vez más gente lo hace.

Según datos de Ecoembes, en el último año (2015), en España se reciclaron más de 1,3 millones de toneladas de envases ligeros y cartón y papel, siendo la tasa de reciclado de 74,8%. Este porcentaje nos ha hecho ascender en la lista de países en Europa y hemos superado los objetivos fijados por la Unión Europea (UE). Este gran logro ha sido posible gracias a los ciudadanos, aunque también es cierto que los ayuntamientos han habilitado más puntos de reciclaje, lo que ha hecho más cómodo el proceso de reciclar para los ciudadanos españoles.

Algunos datos que te harán comprender la importancia del reciclaje

Pero además, España genera menos residuos que otros países. Su media son 464 kilogramos de residuos municipales por persona y año (la media en la UE es de 492 kg). Es curioso el caso de Alemania, el país europeo que más recicla, pero también uno de los que más generan, con 611 kilos de residuos anuales por persona. Estados Unidos produce una media de más de 1.000 desechos por persona y año.

Aún así, hay que seguir reciclando sin excepción y estar seguros de hacerlo de forma conveniente, aunque es bonito saber que España va por buen camino en este importante reto.

Datos sobre el reciclaje de papel

Los bosques están desapareciendo, es una de las realidades más tristes e nuestro mundo actual. La asociación All Recycling de Reino Unido asegura que cada minuto, perdemos 400.000 metros cuadrados de bosques y es, principalmente, debido a la producción de papel. Una planta tarda unos 20 años en convertirse en árbol. Después, un árbol sirve para fabricar 700 bolsas de papel, que se utilizan en un supermercado normal en menos de una hora

Esto es lo que salvamos por cada tonelada de papel que se recicla:

– 17 árboles
– 4.000 kilos de vapor
– 225 kilovatios /hora
– 227.000 litros de agua
– 2 metros cuadrados de espacio natural

Reciclar el papel que dan 14 árboles reduce 165.140 toneladas de contaminantes en el aire.

Datos sobre el reciclaje de plástico

Cada hora se tiran 250.000 botellas de plástico de media en un solo país europeo. Por eso, sólo estas botellas suponen el 50% del reciclaje de plástico.

Algunos datos que te harán comprender la importancia del reciclaje

Este material tarda en descomponerse 700 años, además son las responsables de destruir 1 millón de criaturas marinas al año, sin van a parar a mares u océanos.

Además, la gente en Europa cada vez usa más plástico. Este uso crece en un 4% cada año.

Datos sobre reciclaje de cristal

En un país europeo de media, cada familia usa al año unas 500 botellas y frascos de cristal. Las empresas más grandes en este sector producen más de un millón de botellas y recipientes al día.

La ventaja del cristal es que es un material 100% reciclable y puede utilizarse una y otra vez, pero el problema llega cuando se tira y acaba en los entornos naturales, ya que es un material que no se descompone.

Leer más: http://www.ecologiaverde.com/datos-te-haran-comprender-la-importancia-del-reciclaje/#ixzz4FjYb7hgi

Noticias breves de la gestión de RAEE en el mundo

Malasia: El país del sudeste asiático de 30 millones de personas está programado para recibir un sistema de tratamiento automatizado de RAEE y, en especial productos de línea blanca de reciclaje, de acuerdo con The New Straits Times. La compañía local Shan Poornam Metales firmó un acuerdo con Andritz MeWa con sede en Alemania para obtener el sistema, que es capaz de reciclar 100.000 toneladas de material al año.

India: un estado de la India implementará agresivamente normas de reciclaje de chatarra electrónica, que incluyen un sistema de depósito en la electrónica. El Telegraph informa de la Junta de Control de Contaminación del Estado de Odisha, que opera en la parte este del país, va a introducir normas anunciadas a principios de este año.

Islas Mauricio: Esta isla del Océano Índico, que genera 25.000 toneladas de residuos electrónicos al año, está considerando una tarifa en la electrónica para ayudar a subvencionar el reciclaje. Una característica en Le Defi (un documento de lengua francesa) explora cómo la basura electrónica es administrada por una empresa local, dedicadas a la fabricación, importación, distribución, contratación y gestión de la basura electrónica.

Seminario sobre problemática y soluciones para los residuos electrónicos en el Grand Salón del Resort&Casino Iguazú Grand

El viernes 12 de agosto se replicará el programa de la jornada en Puerto Iguazú, en el Grand Salón del Resort&Casino Iguazú Grand, en el horario de 14 a 20:30 horas.

Será el jueves 11 de agosto próximo, de 9:30 a 18 horas en el Auditórium de la Estación Vía Cultural, espacio dependiente de la Subsecretaría de la Vía Cultural del Gobierno de Misiones, ubicado en el 4to Tramo de la Costanera de Posadas. Y el viernes 12 de agosto se replicará el programa de la jornada en Puerto Iguazú, en el Grand Salón del Resort&Casino Iguazú Grand, en el horario de 14 a 20:30 horas.

La jornada contará con una conferencia magistral del especialista Gustavo Fernández Protomastro, director del Grupo Ecogestionar SRL, que detallará el escenario global y los desafíos para los residuos electrónicos en la Argentina; junto a Jorge Daniel Santkovsky , quien además compartirá la experiencia de la empresa Scrap y Rezagos SRL.

El diputado nacional Juan Carlos Villalonga (PRO Buenos Aires) expondrá sobre la necesidad de una Ley Residuos Electrónicos en el país.

En tanto, el director Nacional de GIRSU, Luis Lehmann, fue invitado especialmente para un módulo sobre gestión y políticas públicas de residuos sólidos urbanos, como también el gerente general de Gestión de Residuos Argentina Veolia, Osvaldo Daniel Manassero, que compartirá detalles del Sistema de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos de la Provincia de Misiones.

En tanto, sobre la experiencia privada en gestión de RAEE, estará el representante de TAYM Servicios Ambientales Integrados (Grupo Benito Roggio Ambiental) de Córdoba, Fabián Lima.

La inauguración del encuentro el jueves 11 de agosto en Posadas estará a cargo del Gobernador de Misiones, Hugo Passalacqua, con la presencia de autoridades invitadas.

Incautaron un millonario cargamento de electrónicos que querían ingresar a la Argentina como “una donación”

(InfoBAE) Se suponía que eran materiales, insumos y equipamiento para hospitales pero había equipos electrónicos e informáticos. Todo estaba valuado en $7,5 millones

AFIP interceptó contrabando por 7,5 millones de pesos
AFIP interceptó contrabando por 7,5 millones de pesos

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), a través de la Aduana, detectó un cargamento proveniente de los Estados Unidos que había sido declarado como donación pero que, al ser derivado al canal rojo de control, dejó en evidencia el intento de contrabando de gran variedad y cantidad de equipos electrónicos e informáticos cuyo valor ronda los 7.500.000 pesos.

El procedimiento se desarrolló en el control Terminal Zárate, en la ciudad de Campana, provincia de Buenos Aires, donde el personal aduanero efectuó el control de un cargamento que supuestamente contenía materiales e insumos médicos, equipamiento electromecánico hospitalario, artículos eléctricos y herramientas manuales.

Cámaras filmadoras que habían sido declaradas como donación para hospitales
Cámaras filmadoras que habían sido declaradas como donación para hospitales

Sin embargo, la verificación efectuada dejó al descubierto que en realidad se trataba de mercadería sin declarar y violatoria del régimen de donación. También se detectó una operatoria de contrabando documental y físico.

El cargamento contenía televisores curvos de 65 y 75 pulgadas de tecnología Android TV, televisores Samsung Smart TV de 46 pulgadas, computadoras All in One HP Pavillion, PC All in One, I Mac de Apple, discos rígidos de 6 Tera byte, memorias expandibles de 1 Tera byte Samsung, placas de video de Intel, dos drones profesionales con filmación, telefonía celular de alta gama, tablets, I Pods, Iphone 4, Iphone 6, instrumentos musicales, notebooks Toshiba de 4 Tera bytes, consola Yamaha de audio, video y grabación, equipos de filmación y de video profesionales con pantallas, consola musical Yamaha, talleres de carpintería electromecánicos Walt con sierras diamantadas y discos de corte.

Consola de audio y video declarada como donación para hospitales
Consola de audio y video declarada como donación para hospitales

Asimismo había también medicamentos varios, material descartable, jeringas, catéter y demás elementos para cirugía (todos vencidos y de origen norteamericano) destinados a hospitales y/o clínicas de las provincias de Buenos Aires y de Entre Ríos, más accesorios y equipos de internación con destinos a Chacabuco, Balcarce y localidades entrerrianas.

Había gran cantidad de equipos electrónicos e informáticos
Había gran cantidad de equipos electrónicos e informáticos

Como consecuencia del operativo, la tecnología médica y el equipamiento electromecánico hospitalario fueron desechados por considerarse obsoletos y se dio intervención inmediata al Juzgado Federal de Campana.

Tecnología de ultima generación declarada como donación
Tecnología de ultima generación declarada como donación

Blog de WordPress.com.

Subir ↑