El 28% del combustible utilizado por la industria papelera en 2015  fue biomasa y biogás

La papelera sostiene que es la industria líder en producción y utilización de energía renovable procedente de biomasa. El 28% del combustible utilizado en 2015 (frente al 23% en 2014) fue biomasa y biogas, según su memoria de sostenibilidad 2016, presentada esta semana.

El resto del combustible que utiliza esgas natural. El documento explica que las fábricas del sector producen la mayor parte de la energía que utilizan en plantas de cogeneración, con 1.086 MW de potencia instalada. En 2015, con una generación de electricidad de 5,4 millones de MWh (un 6% más que en el ejercicio anterior), las emisiones sectoriales de CO2 se redujeron un 2,9%.

La innovación en la industria papelera, en lo que se refiere a los procesos productivos, se dirige fundamentalmente la mejora de la eficiencia, fabricando celulosa y papel con cada vez menos agua y menos energía. A la optimización del aprovisionamiento de materias primas, con un uso en cascada que nos permite convertir nuestro propios residuos en recursos. Y a la búsqueda de sinergias y simbiosis con otras industrias y creando valor a lo largo de toda la cadena del papel”, afirmó Enrique Isidro, presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón, ASPAPEL, durante la presentación de la memoria de sostenibilidad anual.

Eficiencia energética en la gestión de residuos

Efectivamente, según los datos difundidos, el 80% de los residuos del proceso papelero se convirtieron en 2015 de nuevo en recursos en el uso directo agrícola o como compost, reciclados como materia prima en otras industrias o bien vía valorización energética.

Las claves de la nueva industria, la industria de un futuro que ya está aquí –explicó Enrique Isidro-, son los bioproductos, la economía circular y la industria inteligente, la industria 4.0. La industria española de la celulosa desempeña un papel protagonista en la nueva economía, como bioindustria basada en un recurso renovable. Somos referente del nuevo modelo industrial, basado en la economía circular y estamos preparados para abordar la cuarta revolución industrial”.

5,2 millones de toneladas recicladas

En 2015, las fábricas papeleras españolas reciclaron 5,2 millones de toneladas de papel y cartón, un 2,5% más que en año anterior. En la UE, solo Alemania supera ese volumen.

La recogida global de papel y cartón (incluida la recogida selectiva municipal a través del contenedor azul, puerta a puerta y puntos limpios, más la recogida de operadores privados en grandes superficies de distribución, imprentas, industrias…) creció en 2015 el 2,9% y se sitúa en 4,6 millones de toneladas, según informa ASPAPEL.

De este modo, se consolida la recuperación de la recogida de papel y cartón para reciclar iniciada en 2014, y el volumen recogido se acerca ya al máximo histórico de 2008, cuando se rozaron los 5 millones de toneladas, explica en un comunicado.