Vicente Aparici Moya. Consultor Ambiental. Patrono Fundación Economía Circular.

Decíamos en un artículo anterior que el reciclaje era un factor fundamental para alcanzar los objetivos de 2030 y desde luego para conseguir números de vertido similares a los que tienen los países que lideran este asunto en Europa. Es decir estar alrededor de un 5% de vertido.

planta clasificación envases ligerosPero para ello es especialmente importante desarrollar los elementos que fija la Ley de residuos del 2011 y especialmente la figura de la Responsabilidad Ampliada del Productor que motivo la creación de los diferentes Sistemas Integrados de Gestión (SIGs) (http://www.magrama.gob.es/).

En la ponencia de residuos del Senado dedicamos un tiempo muy importante a este capítulo y tuvimos la ocasión de atender a los responsables de todas y cada una de estas organizaciones sin ánimo de lucro que gestionan el punto verde y que están desempeñando un importantísimo papel en el reciclaje de los distintos productos y lógicamente, junto a la separación posterior en las plantas reducir los números de vertido, tanto cuantitativa como cualitativamente.

Hay que reconocerles pues a los SIGs un papel decisivo en ello y también en la implantación del concepto de Economía Circular en España. Sería impensable hoy desvincular un mejor resultado del reciclaje y reutilización de materia, de un funcionamiento adecuado de los SIGs.

grafico reciclajeEllo influye además en nuevas inversiones y en creación de empleos verdes de forma decisiva. Solo tenemos que imaginar el recorrido de una lata de bebida por ejemplo desde que la separamos en casa, la depositamos al contenedor amarillo, llega a una planta de clasificación que Ecoembes (http://www.ecoembes.com/)  ha construido para ello y que después camina hacia su reintroducción  en el proceso productivo correspondiente.

Toda una nueva cadena de valor que devuelve materia al proceso productivo, ahorra energía y crea empleos. Sin duda una aportación fundamental a la Economía Circular.

He utilizado el ejemplo de una lata que puede ser muy gráfico, pero podríamos pensar en un periódico, una botella de agua, una de vidrio, un neumático usado, un aparato electrónico, un zapato, etc. Incluso en muchos casos, que en su día hablaremos, con la posibilidad de crear economía social sobre la que escribiremos  también en algún momento.

En mi opinión, los SIGs son elementos necesarios fundamentales del sistema de Responsabilidad Ampliada del Productor (RAP), pero desde luego también son mejorables. Y hay que seguir haciendo esfuerzos para aplicar lo acordado en la ‘Ponencia de residuos del Senado’ (https://www.google.es/url?) y mejorar su funcionamiento.  Y en eso debemos estar todos.