Economía circular como el modelo económico del futuro

Para quienes aún lo desconozcan, la economía circular es un sistema económico alternativo al que estamos tan acostumbrados. El proceso de fabricar, vender y tirar todo lo que adquirimos, ha resultado ser insostenible y perjudicial para el medio ambiente así como un desperdicio de los recursos naturales. Por este motivo y por la preservación de nuestro planeta, la Comisión Europea está fomentando desde 2014 y cada vez más, el cambio hacia una economía circular.

El objetivo de este sistema económico es, obtener el máximo beneficio de los recursos naturales aprovechando las energías renovables y fabricando productos reciclables  o degradables en lugar de desecharlos produciendo acumulaciones como ocurre en la actualidad.

El proyecto de la Unión Europea para facilitar el cambio hacia la economía circular, conocido como Industria 2020 en la economía circular, subvencionará los nuevos proyectos que se basen en opciones ecológicas y sostenibles a favor del cambio económico. También servirá de guía a los nuevos proyectos que quieran enfocarse al modelo sostenible y renovable.

El desconocimiento de las posibilidades de reciclaje y reutilización de las materias es uno de los principales obstáculos en llevar a cabo y la Unión Europea se ha propuesto proporcionar información y subvenciones a los nuevos empresarios.

Uno de los empresarios implicados a favor de la economía circular es Manuel Fernández, director de Plastics Europe en la zona ibérica, defendiendo la reutilización de plásticos debido a su fácil modelado y transformación en nuevos productos. Además defiende el correcto uso de los plásticos en colaboración con las energías para facilitar un funcionamiento sostenible:

‘’Por ejemplo, si todas las lunas de un coche fueran de plástico se reduciría su peso en 18 Kg, consiguiendo un ahorro medio anual en Europa de 3.100 millones de litros de combustible y 7,3 millones de toneladas de C02’’ afirmaba Manuel Fernández.

Además este cambio económico podría suponer nuevos negocios y nuevos empleos en un sector innovador contribuyendo al mismo tiempo a la sostenibilidad medioambiental no solo en el reciclaje de plásticos.

La economía circular podría reducir las emisiones de CO2 en la atmósfera así como reutilizar todos los tipos de residuos facilitando un futuro completamente sostenible para nuestro planeta.

Aiste Bereckyte
Redacción

Leer más: 
La Economía del Bien Común por fin es reconocida por la Unión Europea