Barcelona, 18 jul (EFE).- El conseller de Interior y Sostenibilidad de la Generalitat, Josep Rull, ha presentado el balance de residuos municipales del 2015 y ha anunciado que presentarán medidas para fomentar la separación de residuos, entre ellas aumentar el canon de reciclaje a 47 euros en 2020.Josep Rull ha presentado en rueda de prensa el balance de los datos estadísticos de residuos municipales del año 2015, según el cual la generación de residuos ha supuesto un total de 3,7 millones, un 1,7 % más respecto al 2014.

 El informe ha revelado que un 38,93 % de los residuos municipales en Cataluña son de recogida selectiva (envases, papel cartón, vidrio y materia orgánica, entre otros) y ha destacado que los catalanes generan 493kg/hab/año, mientras que la media europea está en 475kg/hab/año.El conseller ha destacado que el 33 % de municipios ha logrado cumplir los objetivos de la Unión Europea, llegando al 50 % de recogida selectiva, entre los que ha destacado la comarca de Osona (60 %) y Matadepera, que supera el 90 %.Aun así, Rull ha lamentado que estos resultados “no son satisfactorios”, por lo que ha anunciado que desde el Departamento de Interior propondrán una nueva campaña “rompedora e impactante” de sensibilización ciudadana “que busque la reflexión de las consecuencias de no reciclar”.
Con el fin de cumplir los objetivos de la Unión Europea para el 2020, el director de la Agencia de Residuos de Cataluña (ARC), Josep Maria Tost, ha explicado que desde la Generalitat impulsarán una nueva ley de residuos para el año 2017 que contará con modificaciones legales, económicas y comunicativas.Una de las principales propuestas es aumentar el canon -cantidad que pagan los ayuntamientos catalanes por cada tonelada de residuos que no reciclan- a 47 euros por tonelada en el año 2020, cantidad que actualmente es de 20 euros y que debería haber aumentado 5 euros este año si se hubieran aprobado los presupuestos, ha afirmado Rull.
Por otro lado, proponen impulsar las medidas como la recogida puerta a puerta en los municipios más pequeños y fabricar contenedores con tarjeta y chip para “acabar con el anonimato” del reciclaje, ha aseverado el director de la ARC.Por su parte, Tost ha señalado que 774 municipios realizan recogida selectiva bruta de materia orgánica, un 26 % más respecto al 2014, pero ha destacado que la recogida de materia orgánica ha supuesto un total de 372.574, un 0,7 % menos respecto al 2014.
El director ha recordado que la materia orgánica, que supone un 40 % de lo que genera cada individuo, es la que más ha caído a nivel de recogida, por lo que ha destacado que se deben generar “nuevos restos” y analizar los sistemas de recogida.Tost ha relacionado el aumento de residuos en Cataluña por la gran afluencia de turistas y ha recordado que cada año llegan un total de 22 millones de turistas a la comunidad autónoma, que tiene una población de 7 millones.
El director de la ARC ha destacado que, mientras que el reciclaje de vidrio ha caído un 2,1 %, los envases han subido un 3 % y el papel y cartón han aumentado un 9,8 % respecto al 2014, hecho que ha relacionado con la sustitución de vidrio por materiales como latas o tetrabricks. EFE