Tockio2020

Japón no es un país rico en recursos naturales, han tenido que comprar muchos materiales para montar su imperio electrónico, y ahora que pasan los años tienen mucho desecho que puede tener una segunda juventud. Por ello, decidieron que las medallas olímpicas y paralímpicas de Tokio 2020 reciclen estos residuos y los reutilicen para su fabricación, según publicó el portal Xataka.

Su mina de oro, plata y bronce estan en los pequeños electrodomésticos y electrónicos que pierden su vida útil y pasan a ser “basura electrónica”.

Pero hay mucho más material aprovechable ahí dentro de lo que parece, un tanto por ciento a nivel mundial que podría competir con las mejores reservas, según señalan desde Nikkei.

Los organizadores quieren producir el oro, plata y bronce de las medallas de la minería urbana. “Tampoco hace falta una gran cantidad de material preciado, las medallas no son para nada puras, tienen un porcentaje muy alto de cobre”, precisó Blaise Robinson. “Una medalla de bronce en Río tiene un coste de 2,70 dólares”, agregó.

Desde junio realizan reuniones buscando una forma óptima de recolectar los residuos hasta la llegada de las próximas olimpiadas de verano. Los organizadores se están poniendo en contacto con empresas y municipios para que sean conscientes de este tipo de reciclado, que teniendo en cuenta que estamos ante un mercado que genera 650.000 toneladas de basura electrónica al año – solo se tratan 100.000 -, seguro que se llega a la meta sin mayores problemas.

Para los Juegos Olímpicos de Londres se usaron 9,6 kilos de oro, 1.210 kilos de plata y 700 kilos de cobre, el principal componente para el bronce. “En una comparación rápida,  tenemos que la cantidad de metales preciados recuperados en Japón durante 2014 de residuos electrónicos fue de 143 kilos de oro, 1.566 kilos de plata y 1.112 toneladas de cobre”, concluyeron.