Por qué derrochamos agua cada vez que descargamos datos en Internet

(Fuente Diario La Nación) Los servicios on line utilizan enormes estructuras de computadoras conectadas a la Red que insumen grandes cantidades de recursos; compañías como Amazon, Facebook y Microsoft evalúan diversas alternativas para refrigerar sus instalaciones

Descargar datos en tu celular inteligente requiere un gran gasto de agua
Descargar datos en tu celular inteligente requiere un gran gasto de agua.

Cuando compruebas tus redes sociales, tu cuenta de correo electrónico o miras un video por Internet, gastas agua.

Eso, porque estás recibiendo información de un centro de procesamiento de datos de alguna parte del mundo. Y esos espacios -que en Latinoamérica también se conocen como centros de cómputo- alojan computadoras que desprenden calor y consumen grandes cantidades de energía.

Y también una ingente cantidad de agua.

Así es como la información viaja en la Red, y la razón por la cual puedes conectarte a tu casilla de correo electrónico desde cualquier dispositivo, dondequiera que estés en el mundo.

Controlando la huella hídrica

Según revelaron investigadores del Imperial College de Londres (Reino Unido) el año pasado, podríamos estar gastando hasta 200 litros de agua en la descarga de un sólo gigabyte (GB) de datos.

La cifra es preocupante. Sobre todo si tenemos en cuenta que, solamente en 2015, el gasto promedio de celulares inteligentes en Europa occidental ascendió a 1,9 GB por mes y por persona.

Y en Estados Unidos la cifra mensual alcanzó los 3,7 GB, de acuerdo con un informe de la compañía de telecomunicaciones Ericsson.

Los investigadores dicen que la razón responde al proceso fundamental de mantener los centros de datos refrigerados.

“Lo que hay que cambiar es el comportamiento de quienes gestionan los centros de datos. “

Bill Thompson, especialista en tecnología

Compartilo

Y también a la producción de las grandes cantidades de energía que permiten mantener operativas las instalaciones.

Pero antes de alarmarse y tirar el router por la ventana, conviene tener en cuenta un apunte de uno de los investigadores del Imperial College, Bora Ristic.

Tal y como Ristic le contó a la corresponsal de tecnología de la BBC Zoe Kleinman, existe “un amplio grado de incertidumbre” en esa cifra (la del gasto de agua por GB) y podría en realidad de un litro por GB.

Pero el informe permitió poner de relieve la huella hídrica, el impacto ambiental relacionado con el gasto de agua de los centros de computación. Y ahora está investigando.

“Es muy útil hacer una investigación preliminar para comenzar a examinar el problema”, dice el especialista en tecnología Bill Thompson.

“Es muy poco probable que cambie el comportamiento del consumidor; lo que hay que cambiar es el comportamiento de quienes gestionan los centros de datos”, sostiene Thompson.

Los centros de datos necesitan refrigeración constante y exigen grandes cantidades de energía extra y agua para enfriar sus instalaciones
Los centros de datos necesitan refrigeración constante y exigen grandes cantidades de energía extra y agua para enfriar sus instalaciones.

“Yo tampoco me veo a mí mismo evitando ver videos por Internet por el consumo de agua. Pero sí eligiendo un sistema que sea consciente del daño ambiental”, agrega.

Kaveh Madani, del Centro de Política Medioambiental del Imperial College, dice que las cosas han mejorado desde que comenzó la investigación.

“Facebook, Apple, Microsoft y Google hicieron mejoras considerables respecto a su huella hídrica”, dice Madani.

“Están invirtiendo en ese área porque comprenden los problemas de disponibilidad de agua”.

“También entendieron que el riesgo reputacional es mayor que antes; si pasan por alto los efectos medioambientales, pueden dañar su reputación”.

Sin embargo, a medida que crece la demanda para los centros de datos, lo hacen también los problemas medioambientales.

“El incremento de los servicios requiere energía adicional y más calor, lo cual se traduce en un mayor impacto ambiental, huella de carbono (gases de efecto invernadero emitidos) y uso de agua.

Según Madani, “hay una importante necesidad de que la tecnología mejore en ese aspecto”.

Refrigeración natural

El equipo de Microsoft Research junto al dispositivo creado para almacenar el pequeño datacenter submarino. Foto: Gentileza Microsoft
El equipo de Microsoft Research junto al dispositivo creado para almacenar el pequeño datacenter submarino. Foto: Gentileza Microsoft
Foto 1 de 4

Los centros de datos ecológicos pueden parecer extraños por su propia naturaleza, pero son un compromiso que muchas grandes compañías tecnológicas se están tomando en serio.

Ya sea por el uso de energías renovables o porque eligen situar sus centros de datos en entornos que permiten que el proceso de enfriamiento se lleve a cabo de forma natural, algunos de ellos están dando un impulso a sus credenciales ecológicas.

En febrero de 2016, Microsoft terminó las pruebas de su primer prototipo de uncentro de datos bajo el agua.

La idea es que el agua que rodea la instalación permite mantener el centro refrigerado, en lugar de necesitar energía para generar aire acondicionado u otros mecanismos de enfriamiento alternativos.

Facebook abrió en 2013 un centro de computación en Lulea (al norte de Suecia), cerca del círculo polar ártico, por una razón similar.

Y es que las frías temperaturas del ártico proporcionan un enfriamiento natural.

El centro emplea a 150 personas y el 100% de la energía es hidráulica.

Por supuesto, tiene su propia página de Facebook.

La firma también ha comenzado a construir un enorme centro de datos de 57.000 metros cuadrados en Clonee (Irlanda), el cual asegura que utilizará en su totalidad energía eólica, al igual que lo hacen otras de sus instalaciones en Fort Worth y Altoona, en Estados Unidos.

Además, el centro de datos de la empresa de energía Green Mountain utilizó un antiguo almacén de municiones de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en el interior de una montaña noruega.

Dice que utiliza agua de un fiordo de los alrededores con una temperatura constante de 8 grados centígrados para mantener su planta refrigerada sin energía adicional.

Apple también aumentó el uso de energía verde y dice que todos sus centros de datos se alimentan ahora al 100% con energía renovable.

Y Google anunció este mes que seis de los centros de datos que está construyendo emiten cero residuos a los vertederos.

“En todo el mundo, en nuestras operaciones de centros de datos desviamos al menos el 86% de la basura fuera de los vertederos”, escribió Rachel Futrell, directora de programas técnicos de Google, en el blog de la compañía.

Granjas eólicas

Amazon invirtió en granjas eólicas para sostener su infraestructura tecnológica
Amazon invirtió en granjas eólicas para sostener su infraestructura tecnológica.

La campaña de Greenpeace “Clean our Cloud” (limpia nuestra nube) se mantuvo bastante inactiva durante un tiempo, pero espera emitir un nuevo informe el próximo mes, le cuenta a la BBC Gary Cook, analista de la organización.

“La empresas están redefiniendo lo que es posible; podemos hacer cosas muy grandes con energía renovable”, dice Cook.

“Las grandes empresas están abriendo sus puertas a otras (firmas) para aprovechar las energías renovables. Hemos visto esto mucho entre los últimos tres a cinco años”.

Y aunque Cook apoya ampliamente las medidas adoptadas por los gigantes tecnológicos, hay una gran empresa foco de sus críticas: Amazon Web Services.

“El crecimiento de Amazon es cinco o seis veces mayor que la cantidad de energía renovable que utiliza”, dice Grid.

“Han comenzado a moverse. Pero nos gustaría que utilizaran más energía renovable y que fueran más transparentes”, sostiene.

Amazon dice en su página web que tiene “un compromiso a largo plazo” en lo que respecta a gestión sus infraestructuras con energía 100% renovable. Y que espera alcanzar un objetivo del 40% para final de año.

La compañía también cuenta con tres granjas eólicas y una granja solar en Estados Unidos, las cuales asegura que generan electricidad suficiente para abastecer a 150.000 hogares.

Proyecto Europeo Waste4Think para una gestión inteligente de los residuos urbanos

El proyecto europeo Waste4Think busca la aplicación de tecnologías de la información y la comunicación en la gestión de los residuos generados en entornos urbanos para ahorrar costes y promover la sostenibilidad. La iniciativa, liderada por DeustoTech, está dotada con una financiación de 9 millones de euros y tiene una duración de tres años

Con el objetivo de avanzar hacia la construcción de ciudades más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente, el proyecto europeo Waste4Think, que ha arrancado esta semana en Bilbao, tiene el objetivo de diseñar soluciones inteligentes para la gestión de los residuos urbanos a través del uso de tecnologías de la información y la comunicación.

El proyecto, que tiene una duración de tres años y medio y está dotado con una financiación de 9 millones de euros, está liderado por el instituto de tecnología de la Universidad de Deusto, DeustoTech, institución encargada del diseño, gestión y planificación de la iniciativa.

Esta iniciativa ha comenzado oficialmente con la reunión de lanzamiento del proyecto (kick off meeting), celebrada ayer y anteayer (días 13 y 14 de junio) en la sede de la Universidad de Deusto, en Bilbao, y en el municipio vizcaíno de Zamudio.

La reunión tiene como objetivo comenzar el proyecto de manera oficial con los socios de los diferentes pilotos como partícipes, así como establecer las líneas de actuación que se llevarán a cabo durante el proyecto.

El consorcio encargado de llevar a cabo la iniciativa está formado por un total de 19 socios en los que se encuentran pymes, administraciones públicas y universidades de España, Grecia, Portugal, Italia, Dinamarca y Alemania.

La Asociación Clúster de Medio Ambiente de Euskadi (Aclima) tendrá una participación destacada en la iniciativa y se encargará de liderar la comunicación y diseminación de los resultados del proyecto, con la misión de facilitar la transferencia de las tecnologías empleadas entre los participantes.

Los objetivos principales de Waste4Think consisten en reducir la generación de residuos en un 8%, lograr una mejora del 20% en la clasificación de los residuos urbanos para facilitar su reutilización y reciclaje, reducir en un 10% los costes de gestión de los deshechos y disminuir en ese mismo porcentaje (-10%) las emisiones de gases de efecto invernadero.

El proyecto se articula en torno a la validación en 4 pilotos europeos de un total de 20 soluciones altamente innovadoras dirigidas a la monitorización, captación y procesamiento de datos en tiempo real, creación de herramientas informáticas integradas, lanzamiento de campañas innovadoras de sensibilización, puesta en funcionamiento de juegos serios, diseño de aplicaciones móviles y construcción de dos plantas piloto de tratamiento de residuos orgánicos y pañales con la finalidad de progresar en la construcción de ciudades inteligentes y apuntalar los fundamentos de la economía circular.

Entre las distintas soluciones que Waste4Think quiere integrar y validar se contemplan iniciativas de prevención de generación de residuos que incluyen acciones como la promoción del uso de pañales reutilizables o sistemas de basura cero en administraciones públicas, guarderías y escuelas.

Estas soluciones se pondrán a prueba en cuatro proyectos piloto que estarán instalados en la localidad vizcaína de Zamudio, la ciudad griega meridional de Halandri, el municipio portugués de Cascais y la ciudad italiana de Seveso.

La elección de los emplazamientos responde al interés de contemplar áreas con distinto grado de industrialización y diferentes características sociales, demográficas y geográficas, así como realidades diferentes en materia de gestión de residuos.

Bizkaia, en el corazón de la iniciativa

El piloto de Zamudio será uno de los escenarios donde poner a prueba los diferentes sistemas de captación, digitalización y procesamiento de datos a través de una plataforma de tratamiento de la información que permitirá tomar decisiones desde una perspectiva integral y en términos globales de sostenibilidad. Además, se llevará a cabo el análisis del impacto económico, social y ambiental del sistema de gestión actual y se realizará una planificación estratégica a largo plazo que incluya la definición y localización de los puntos de recogida así como nuevas plantas de tratamiento de compostaje.

Para poder hacer el seguimiento y procesamiento de la información, se integrarán diferentes sensores en los contenedores de basura así como un sistema de caracterización y pesaje en tiempo real en los camiones utilizados para la recogida.

Además, los responsables del proyecto junto con otros socios tecnológicos tienen la misión de desarrollar una metodología de participación y co-creación ciudadana a través de experiencias de aprendizaje compartidas, acciones de colaboración basadas en apps móviles y redes sociales recursos educativos abiertos (OER) y juegos serios que se alimentarán de los datos reales del municipio con el fin de acercar al ciudadano a la realidad de su entorno y hacerle partícipe en la búsqueda de soluciones.

Otro de los elementos que se analizarán en el marco del proyecto es la implementación de sistemas de pago por generación Pay As You Throw (PAYT) y planes de incentivos con el objetivo de promover la separación y disminuir la generación de basura.

En Zamudio también se buscará el avance hacia el establecimiento de ecosistemas de basura cero mediante el análisis de diferentes espacios de generación de residuos con el fin de identificar qué tipo de basura se genera para posteriormente evaluar accionescorrectivas.

Transformación profunda del modelo

Waste4Think busca fomentar una transformación profunda del modelo que permita abandonar las prácticas de gestión actuales hacia el establecimiento de un paradigma basado en los principios de la economía circular.

Para conseguirlo, buscará la validación de 20 soluciones ecoinnovadoras que abarcarán a la totalidad de la cadena de valor mediante el establecimiento de una metodología holística de gestión y procesamiento de datos.

Las soluciones incluyen el desarrollo de herramientas de la información y la comunicación avanzadas, pero también contemplan una dimensión no tecnológica que se basa en fomentar el cambio de mentalidad, la modificación de los hábitos y la valorización de los mecanismos de reciclaje y reutilización.

En definitiva, se trata de crear sinergias entre los socios con la misión de dibujar escenarios que permitan la puesta en práctica de nuevos sistemas de gobernanza, de gestión de los recursos y de creación de nuevos modelos de negocio.

Además de DeustoTech y Aclima, el consorcio del proyecto Waste4Think está integrado por ARS Ambiente, el Ayuntamiento de Zamudio, el Ayuntamiento de Halandri (ΔΗΜΟΣ ΧΑΛΑΝΔΡΙΟΥ), l’Agència d’Ecologia Urbana de Barcelona (BCNecologia), el Comune di Seveso, la Empresa Municipal de Ambiente de Cascais (EMAC), Environmental Biotechnologies (EnBio EPE), Green Technologies, Legambiente Lombardia, Moba Mobile Automation AG, National Technical University of Athens (NTUA), Serious Games Interactive, Softline, University of Patras y Zabala Innovation Consulting.

El Ecoparque Norte de Gran Canaria se sitúa a la vanguardia europea con la inauguración de su nueva planta de bioestabilización

El Ecoparque Gran Canaria Norte no solo funciona desde a pleno rendimiento, sino que la inauguración de la planta de bioestabilización sitúa al complejo a la vanguardia europea en el tratamiento de residuos y en disposición de alcanzar el objetivo de darle una segunda vida a la mitad de los residuos, ya sea vía reciclaje, compost o producción de energía.

La planta fue inaugurada el pasado 22 de septiembre, por el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, y el consejero de Medio Ambiente, Juan Manuel Brito, junto a representantes de la corporación, la empresa Ferrovial, alcaldes y técnicos implicados en que la planta haya sido una realidad en un ambiente de congratulación porque unas instalaciones de estas características solo se encuentran en Madrid, Barcelona y Murcia.

Antonio Morales recordó que los residuos son uno de los principales problemas ambientales de la Isla y destacó el esfuerzo inversor que ha hecho la Institución, ya que las obras del complejo han costado más de 42 millones de euros aportados únicamente por el Cabildo de Gran Canaria. No obstante, subrayó que los residuos también constituyen un reto colectivo que se relaciona directamente con el proyecto de “ecoisla” que defiende la Corporación.

La planta de bioestabilización, la única que quedaba por terminar, es la destinada al tratamiento de materia orgánica, con la que se elabora un “compost” que puede ser utilizado en jardinería y repoblaciones, y también en agricultura si la materia orgánica es separada en origen.

El complejo se compone además de la planta “todo en uno” para la separación de los residuos procedentes del contenedor gris (fracción restos) una planta de tratamiento de envases ligeros, una planta de biometanización, para producir biogás y compost a partir de lodos y otra planta de almacenamiento de residuos peligrosos, además de los vasos de vertidos en los que acaban todos los residuos que no pueden ser reutilizados o valorizados y un aula para educación medioambiental.

Autosuficiencia energética

El Ecoparque Gran Canaria Norte, además, está en condiciones de ser autosuficiente energéticamente gracias a la energía producida por el gas contenido en los vasos de vertidos colmatados y sellados y por el biogás procedente de la descomposición de los lodos en la planta de biometanización, aunque la legislación estatal aún plantea trabas al autoconsumo.

Asimismo, el Cabildo lleva a cabo un proyecto de investigación junto con la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) para la utilización del digestato (rechazo procedente de los lodos una vez concluido el proceso de biometanización) en la obtención de compost para uso agrícola. Ya se han realizado las primeras pruebas de cultivo con este producto.

Noticias internacionales

VIDEO: New Unifi Bottle Recycling Plant Takes Recycling a Step Further

Unifi Inc. has opened a REPREVE® Bottle Processing Center as part of its new Plastics Recycling Facility in Reidsville, North Carolina.

SWANA Data Shows 3 Deaths per Week Last Month in Solid Waste Industry

There were a total of 98 deaths related to municipal solid waste collection in the US between 1 July 2015 and 30 June 2016, according to the latest data from SWANA.

HP Commits to Child Protection Project at Haitian Landfill

HP has joined a CGI Commitment to Action to improve conditions at the Truitier landfill in Haiti over a three year period.

SUBSCRIPTION CONTENT: Roadmap to Close World’s Biggest Dumpsites

ISWA has presented a roadmap for closing the world’s biggest waste dumpsites at the start if its annual Congress in Novi Sad, Serbia.

Presentación de la guía de la ACR+ en castellano

Autor: Metales y Metalurgia

Presentación de la guía de la ACR+ en castellanoEn el Meeting Point de Economía Circular, que tuvo lugar el pasado 21 de septiembre, se presentó la guía de la ACR+ ”Guía general para estrategias de economía circular a nivel local y regional” traducida al castellano por la Fundación para la Economía Circular.

La Unión Europea se enfrenta a una crisis económica que perjudica al empleo y a las empresas locales. La creciente tasa de desempleo y la competencia, a todos los niveles, son fuentes de inestabilidad. Desde la guía ACR+, se esfuerzan en ayudar a las administraciones locales y regionales a definir objetivos ambiciosos en el ámbito de la economía circular y a adoptar estrategias que potencien este modelo económico.

La ACR+ tiene como objetivo explicar el papel potencial de las administraciones locales y regionales, mediante el desarrollo de directrices que les ayuden a desarrollar planes de economía circular, integrados y eficientes. Estas directrices se basan, principalmente, en los recursos materiales considerando que es difícil, para las administraciones locales y regionales, abarcar todas las áreas simultáneamente.

Esta guía tratará de clarificar el concepto de economía circular, de proponer pasos y elementos clave a incluir en una estrategia de economía circular local o regional. Debe servir como un conjunto de primeras directrices en la materia, en particular para los miembros de la Circular Europe Network, y completarse con ejemplos de buenas prácticas a establecer en este tipo de estrategias, así como con casos concretos sobre economía circular.

Apple pone en marcha un programa de reciclaje de iPhone e iPad

A partir de hoy, las tiendas Apple Store de España ponen en marcha el programa mediante el cual todo aquel usuario que desee adquirir un nuevo teléfono o tableta de la marca podrá llevar su iPhone o iPad de generación anterior para su tasación, reciclaje o posible reutilización. Además de colaborar con el medio ambiente, los clientes recibirán un crédito a descontar en la compra de su nuevo dispositivo.

Las tiendas de Apple Store de nuestro país lanzan un programa de Reciclaje y Reutilización de iPhone e iPad. De este modo, todo aquel que desee adquirir un nuevo modelo podrá llevar el suyo de anterior generación para que sea tasado por personal especializado con el fin de obtener a cambio un importe para la nueva adquisición.
En la actualidad, Apple cuenta con 10 tiendas en nuestro país, a través de las cuales, ofrecerá el servicio ahora anunciado. Además de la tasación realizada por un especialista, el cliente tendrá acceso a los servicios gratuitos de activación y configuración personalizada de su nuevo dispositivo, así como todo el proceso de borrado y puesto a cero de los dispositivos que sean entregados. La tarjeta SIM será devuelta al cliente o transferida al nuevo iPhone o iPad, según destacan desde Apple.

También es posible llevar varios dispositivos de generación anterior y acumular el valor conjunto de todos ellos como importe a descontar en la compra del nuevo iPhone o iPad. Desconocemos si Apple tendrá en cuenta de alguna manera el ID del dispositivo con el fin de comprobar la pertenencia de cada dispositivo y evitar así la picaresca de entregar equipamiento robado o de procedencia desconocida.

Actualmente, el iPhone más económico que Apple tiene a la venta es el iPhone 4s de 8 GB cuyo precio asciende a los 399 euros en modalidad libre. El precio más bajo de los modelos iPhone 5c es de 549 euros para el de 8 GB, 599 euros para el de 16 GB y 699 euros para el de 32 GB. En el caso del iPhone 5s, los precios parten de los 699 euros para el de 16 GB.

A la cola en reciclaje de basura electrónica por fraude

España encabeza el ranking de países europeos con más fraude en reciclaje de basura electrónica, a pesar de las tasas que abonan los ciudadanos al adquirir nuevos productos. Según Eurostat, solo uno de cada cuatro aparatos electrónicos son reciclados.reciclaje aparatos electronicos

Alfonso Casas

Los españoles pagamos de media entre 5 y 30 euros cada vez que compramos tecnología, sin embargo, los fabricantes destinan poco más del 20% de este dinero al correcto tratamiento de estos productos. Son datos facilitados por la Comisión Europea, que nos posiciona como el país europeo con más fraude en el reciclaje de basura electrónica.

Y es que según el estudio llevado a cabo por la Unión Europea, el 75% de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) que se generan en España, no son gestionados de forma adecuada. Además del perjuicio para el medioambiente y la salud de las personas, supone un fraude para los consumidores que están pagando por adelantado una tasa para el reciclado del producto.

Según señala Thibaud de Larauze, CEO de Back Market, “el consumidor termina pagando por un servicio que no recibe y los fabricantes acaban percibiendo indebidamente un dinero para la gestión de los RAEE”. Eurostat va más allá ofreciendo cifras al respecto. Más de un millón de toneladas de residuos electrónicos son producidos al año en nuestro país, de los cuales, más de 750.000 son aptas para el reciclaje. Aunque la Ley sobre el tratamiento de estos residuos determina que los fabricantes son los responsables del reciclaje, se calcula que más de 500.000 toneladas de chatarra electrónica no se reciclan adecuadamente.

La inmensa mayoría de los residuos acaban abandonados en vertederos ilegales que no cuentan con la tecnología adecuada para su tratamiento, o bien, son exportados ilegalmente a otros países, a pesar de que muchos ciudadanos se esfuerzan en utilizar los puntos de recogida de basura electrónica habilitados por los ayuntamientos.

A principios de año, el Gobierno introdujo cambios al respecto con el fin de fomentar la reutilización y el reacondicionamiento de los productos tecnológicos frente a los procesos de reciclaje y alargar la vida útil de estos dispositivos. A partir del año que viene, la Ley contempla que el fabricante tendrá que reutilizar el 3% de los productos informáticos y pequeños electrodomésticos comercializados, y el 2% en el caso de grandes aparatos eléctricos.

El 75 % de la basura electrónica se gestiona de forma inadecuada en España

Muchos residuos acaban en vertederos ilegales, exportados a otros países o tratados para extraer materiales de valor, según denuncia Back Market.

En España no se está gestionando tal y como se debería la basura electrónica, lo que se conoce como residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE).

Y es que, a pesar de que los usuarios pagan al hacerse con un producto para que su destino último sea el correcto, se calcula que tres cuartas partes de esos residuos acaban con otro final. Con ese 75 % de mal tratamiento, España se situaría a la cabeza en lo que se refiere al fraude en el reciclaje de RAEE. Sólo 1 de cada 4 aparatos recibe el proceso adecuado frente al 35 % de media de los países de nuestro entorno.

Así lo denuncia la firma Back Market, que se hace eco de cifras que aporta la propia Eurostat, la oficina estadística de la Comisión Europea.

“El consumidor termina pagando por un servicio que no recibe y los fabricantes acaban percibiendo indebidamente un dinero para la gestión de los RAEE”, explica Thibaud de Larauze, CEO de Back Market, que recuerda que “cada vez que” los consumidores “compran un aparato con interruptor, pagan por adelantado una tasa por el reciclado del producto cuando se convierte en chatarra”.

En España se estaría abonando entre 5 y 30 euros en cada compra para dicha tarea. Pero al final los fabricantes sólo utilizarían alrededor del 20 % del dinero recibido.

“La mayoría de estos residuos son abandonados en vertederos ilegales que no cuentan con la tecnología necesaria para tratar la chatarra, son exportados ilegalmente a otros países”, desvela Back Market, “o tratados irregularmente para extraer y vender los materiales valiosos que contienen”.

Los residuos de este tipo ascienden al millón de toneladas anuales en España. Aquí cabe apuntar que el consumo electrónico se ha triplicado desde hace tres años.

Lea más en http://www.silicon.es/75-basura-electronica-se-gestiona-inadecuada-espana-2319215#ZVZ1chsjOklZp0Ur.99

Blog de WordPress.com.

Subir ↑