La multinacional de especialidades químicas Albemarle Corporation anunció hoy que alcanzó un acuerdo con la empresa Bolland Minera para la adquisición de los derechos exclusivos de exploración y explotación de litio del Salar de Antofalla, en la provincia de Catamarca, con una inversión estimada entre los 8 y 12 millones de dólares al año.

La multinacional de especialidades químicas Albemarle Corporation anunció hoy que alcanzó un acuerdo con la empresa Bolland Minera para la adquisición de los derechos exclusivos de exploración y explotación de litio del Salar de Antofalla, en la provincia de Catamarca, con una inversión estimada entre los 8 y 12 millones de dólares al año.
Según estimaciones preliminares, este salar tiene el potencial de ser uno de los más importantes de Argentina, lo que permitiría ampliar la operación de la compañía y alcanzar una producción más grande que la que existe actualmente en Chile.
En una primera etapa, se realizarán estudios de viabilidad y factibilidad técnica para la explotación de litio, y la compañía estima que representará una inversión de entre 8 a 12 millones anuales.
Albemarle informó de la operación mediante un comunicado en el que destacó el potencial del desarrollo del Salar por las capacidades técnicas y experiencia operacional que la empresa desarrolló en Sudamérica.
“Nuestra empresa cuenta con la experiencia de más de 80 años en el desarrollo de yacimientos de litio en el mundo, lo que nos permite confiar en que la exploración de Antofalla tendrá resultados positivos”, afirmó John Mitchell, presidente de la Unidad de Litio y Materiales Avanzados de Albemarle.
La adquisición de esta operación en Argentina responde a la pretensión de Albemarle de continuar sus inversiones para reforzar su posición en la industria del litio, mercado que alcanzará una alta demanda en los próximos años debido al auge de baterías para automóviles eléctricos.
El litio es el material base para el almacenamiento de energía de los dispositivos de comunicación móvil, como teléfonos celulares y tablets, y otras áreas están replicando su éxito en uso de las baterías de litio, como la industria energética renovable.