(Fuente Residuos Profesional) El sistema integra la depuración de aguas ácidas de mina y la valorización de los polvos de acería, recuperando el zinc contenido en ambos residuos para que pueda ser aprovechado de nuevo en el ciclo productivo.

Desarrollan y patentan un proceso para recuperar zinc de aguas mineras
Este hito se enmarca en la línea de investigación de la Agencia de Medio Ambiente y Agua para la recuperación ambiental de antiguas cuencas mineras

El Boletín Oficial de la Propiedad Industrial (BOPI) ha publicado la concesión de la patente del proceso “Procedimiento hidrometalúrgico de recuperación de zinc en aguas de mina y residuos metalúrgicos sólidos” a favor de la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía –dependiente de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio– y la empresa Siderúrgica Sevillana.

Este proyecto, íntegramente promovido por ambas entidades en el marco del Plan de I+D+i de la agencia, consiste en el tratamiento conjunto de un residuo –los polvos de acería– y un efluente –las aguas ácidas de mina–, de tal forma que se puede recuperar un alto contenido en zinc. Esta iniciativa ha recibido un incentivo de la agencia IDEA, y en su desarrollo ha colaborado el grupo de investigación Biohidrometalurgia de la Universidad de Sevilla.

En detalle, el proceso desarrollado es capaz de integrar la depuración de aguas ácidas de mina y la valorización de los polvos de acería, recuperando el zinc contenido en ambos, sin comprometer la calidad de las aguas depuradas y consiguiendo un cambio en la clasificación legal del residuo de lixiviación de los polvos de acería, que pasa a ser “no peligroso”.

La aplicación de una tecnología alternativa a la convencional aumenta la capacidad de producción de zinc con el fin de obtener una disolución concentrada de este mineral que permita su extracción posterior y la valorización del mismo.

Este hito se enmarca en la línea de investigación de la Agencia de Medio Ambiente y Agua para la recuperación ambiental de antiguas cuencas mineras.

Esta agencia implantó hace más de una década una Sistema de Gestión de I+D+i normalizado, que ha permitido el desarrollo de más de cincuenta proyectos innovadores y la inscripción de once patentes, hasta el momento. En esta área ha participado un equipo de personal altamente cualificado de casi doscientas personas, que han dedicado más de noventa mil horas al desarrollo de investigación aplicada en la gestión, conservación y protección del medio ambiente andaluz.