La chilena Minera Los Pelambres dio inicio a los trabajos para retirar más de 500 neumáticos mineros que se hallan acopiados en la escombrera de Cerro Amarillo, en un sector que pertenece al territorio argentino, más precisamente a la provincia de San Juan.

La compañía indicó que el botadero fue aprobado en 2004, luego de obtener todas las autorizaciones necesarias por parte de los organismos mineros y ambientales tarsandinos, quienes actuaron basándose en una cartografía oficial errónea. Esta equivocación quedó expuesta varios años después.

Durante la primera semana de trabajo, Los Pelambres ya removió más de 140 neumáticos. Se estima que el proceso se completará en un máximo de tres meses. “Así, Cerro Amarillo volverá a ser sólo un depósito de rocas, como muchos otros que existen en Chile, en la Argentina y en todas partes del mundo”, prometió Robert Mayne-Nicholls, gerente general de la minera.