(fuente Residuos Profesional) La instalación permite recuperar diez toneladas por hora de materiales secos como papel, cartón, vidrio o plástico, procedentes de la recogida separada de residuos.El jefe del Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, conoció de primera mano la nueva planta de reciclaje. Foto: Matías Repetto – gv/GCBA

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, inauguró la semana pasada la primera planta de tratamiento de residuos secos de la Ciudad de Buenos Aires, instalada dentro del Centro de Reciclaje de Villa Soldati, la cual permitirá recuperar diez toneladas de desechos por hora, con un proceso de selección superior y mejores condiciones de trabajo para los empleados.

“Es la planta más moderna que hay en toda la Argentina”, aseguró el Jefe de Gobierno porteño al precisar que “acá se trata el 30 por ciento de todos los residuos de la Ciudad de Buenos Aires, toda la poda, todos los volquetes con restos de obras y las campanas verdes que van juntando el material que la gente va reciclando”.

La tecnología MRF (Material Recycling Facility, por sus siglas en inglés) permite recuperar diez toneladas de residuos por hora, cuando hoy en los Centros Verdes que todavía no cuentan con esa tecnología se procesan unas 6 toneladas por jornada.

La planta MRF, además de tener una mayor capacidad de tratamiento, posee una maquinaria que permite reciclar papel, cartón, vidrio, metal o plástico con una mejor calidad, ya que el proceso de selección es muy superior.

El proceso se realiza con una línea de carga automatizada, una primera sección de separación de materiales de dos y tres dimensiones, un separador de materiales ferrosos y no ferrosos, un lector óptico de separación de materiales plásticos, un separador de vidrios, un área de refinamiento manual y una enfardadora.

En la actualidad existen ocho Centros Verdes instalados en diferentes zonas de la Ciudad que funcionan como centros de separación y logística. Allí, los recuperadores urbanos llevan el material reciclable que recolectaron en las campanas verdes manuales (contenedores), puntos verdes o en los consorcios de edificios para procesarlos y así recuperar los materiales que puedan venderse.

La separación de materiales dentro de estos centros se realiza, principalmente, de forma manual, sobre una cinta de clasificación y una enfardadora.

Por medio de la incorporación de tecnología y equipamientos automáticos, se pretende incrementar la capacidad de materiales tratados y mejorar la calidad al reducir las impurezas.

VARIAS PLANTAS DE RECICLAJE

En el Centro de Reciclaje de Villa Soldati funcionan además una planta de tratamiento de PET (procesa unos 2.000 kilos por hora), una planta de tratamiento de residuos orgánicos (tiene una capacidad para tratar entre 10 y 20 toneladas de residuos por día), una planta de tratamiento de residuos de poda y forestales (procesa un total estimado en 18.000 toneladas por año) y una planta de tratamiento de residuos áridos (puede tratar hasta 2.400 toneladas de escombros y restos de construcción por día).

SEPARACIÓN DE RESIDUOS EN BUENOS AIRES

Rodríguez Larreta, destacó que “la Ciudad ha mejorado muchísimo en la separación y el tratamiento de los residuos reciclables” ya que “hace 4 o 5 años prácticamente no se separaba nada, y venir hoy y ver esta planta es un avance enorme con la mejor tecnología puesta para cuidar el medio ambiente”.

El vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, valoró los avances en el tratamiento de los residuos al destacar que “hoy la Ciudad de Buenos Aires está enterrando 2.800 toneladas/día por sobre las 6.000 que produce”.

Por su parte, Eduardo Macchiavelli, ministro de Ambiente y Espacio Público, precisó que actualmente la Ciudad está “recuperando, de materiales secos, 400 toneladas por día” y que el objetivo fijado por el Gobierno porteño para 2019 es “duplicar esa cantidad” y “llegar a 800 toneladas/día”.

En el Centro de Reciclaje funciona también un Centro Educativo, que recibe visitas con el fin de concienciar en materia ambiental y dar a conocer de cerca las cuatro plantas de tratamiento que funcionan en el lugar.