Fuente ComunicaRSE

El volumen de productos electrónicos desechados en el este y el sudeste asiático creció casi dos tercios en cinco años, reporta un estudio de la United Nations University. Es el primero en su tipo en comparar el desempeño de toda la región.

El estudio reporta un crecimiento notable de los desechos electrónicos en  12 países del este y sudeste asiático: Camboya, China, Hong Kong, Indonesia, Japón, Malasia, Filipinas, Singapur, Corea del Sur, Taiwan , Provincia de China, Tailandia y Vietnam.

China por sí sola generó más del doble de desechos electrónicos de toda la región, un aumento del 107% en cinco años.

El Programa Sustainable Cycles (SCYCLE)de la  Universidad de las Naciones Unidas recibió financiamiento del Ministerio de Medio Ambiente de Japón para desarrollar el primer monitor de desechos electrónicos regional.

Utilizando la metodología de estimación de la Universidad de las Naciones Unidas, la investigación muestra que el aumento de las cantidades de desechos electrónicos estuvo encima del crecimiento de la población.

El promedio de generación de residuos electrónicos per cápita en la región fue de aproximadamente 10 kg en 2015, con la generación más alta en Hong Kong (21,7 kg), seguido por Singapur (19.95 kg) y Taiwán, Provincia de China (19:13 kg).

En el informe es el primero en su tipo en permitir comparaciones entre países en materia de RAEE.

El informe presenta cuatro tendencias que explican el aumento de los volúmenes: desarrollo de la tecnología y de nuevos productos; crecimiento del poder adquisitivo en la región; caída del tiempo de uso de los equipos y caducidad programada; apertura de importaciones que en los últimos cinco años crearon un boom de consumo.

La investigación dedica una sección a la práctica ilegal de desecho de aparatos electrónicos que es explicada por una serie de factores como la falta de infraestructura de desecho; falta de control e incentivos; poca sensibilidad sobre el impacto ambiental.

También aborda la práctica de reciclaje informal que se presenta como el mayor desafío de la región.

Descargar archivos adjuntos