Se estima que en el año 2016 se generaron en el Perú alrededor de 160,000 toneladas de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos



El Ministerio del Ambiente y SENATI, con apoyo de la ONG IPES y la Cooperación Suiza – SECO, iniciaron un ciclo de capacitaciones para la profesionalización del tratamiento y valorización de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, que se desarrollará a nivel nacional. El ciclo se dio inicio esta semana con un curso de capacitación, para el manejo de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos, para técnicos del SENATI.

Según estudios realizados con apoyo de la Cooperación Suiza, se estima que en el año 2016 se generaron en el Perú alrededor de 160,000 toneladas de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE), de los cuales el 90% son aparatos electrodomésticos (televisores, radios, equipos de sonido, ventiladores, etc.) y equipos de informática y telecomunicaciones (celulares, computadoras, laptop, impresoras, etc.).

“El tratamiento final de estos aparatos es de vital importancia, porque su mala disposición genera daños al Ambiente, y a la salud de la población. Muchos de estos productos tienen residuos peligrosos y no puede ser desechados arbitrariamente, por lo tanto, deben contar con un tratamiento adecuado. Pero también, muchos de los componentes y materiales pueden ser reciclados, lo cual abre una ventana de oportunidad a la generación de negocios para las micros y pequeñas empresas. Entonces, con un manejo adecuado de los residuos de estos aparatos no solo se contribuye al cuidado del ambiente sino también a la economía nacional, resaltó la ministra del Ambiente, Elsa Galarza.

Cada RAEE puede llegar a contener más de 60 elementos diferentes entre piezas metálicas y plásticas variadas, madera o metal, cables, pilas, baterías, diversos fluidos, etc. Por ejemplo, un teléfono celular puede contener 40 tipos de metales, entre ellos, metales básicos como cobre y estaño; metales especiales como el cobalto, indio y antimonio; y, metales preciosos como plata, oro y paladio.

Gestión de los aparatos eléctricos

El adecuado manejo de los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) comienza con la entrega de estos residuos por parte de los generadores en lugares autorizados o durante las campañas de acopio, estos residuos son transportados a una planta de tratamiento en dónde los RAEE se seleccionan y desmantelan para recuperar materia prima.

Una parte de la materia prima recuperada se utiliza para elaboración de productos metálicos, y otra parte se exporta a países como Estados Unidos, Alemania y China para procesos de refinación y recuperación de metales valiosos como el oro. Lo que no es reaprovecharle o es considerado peligroso se colocan en celdas de seguridad en rellenos sanitarios autorizados.

“El Ministerio del Ambiente cuenta con información en su página web de los sitios en que las personas y empresas pueden dejar sus aparatos eléctricos y electrónicos que ya no usan, estos son supermercados, tiendas por departamentos y asociaciones. Se pueden llevar a estos lugares los aparatos desechados, con la seguridad de que serán adecuadamente transportados y reciclados, con todas las medidas de seguridad”, refirió la ministra Elsa Galarza.

Actualmente, se ha registrado 372 puntos de acopio de RAEE, los cuales han sido implementados por los productores de aparatos eléctricos y electrodomésticos, y en los cuales los generadores deben de disponer los RAEE. La ubicación de los puntos de acopio se encuentra publicada en la página web del MINAM, en el icono de Juega Limpio Perú:

http://www.minam.gob.pe/wp-content/uploads/2017/01/Puntos_de_Acopio_RAEE.pdf

Asimismo las Municipalidades con el apoyo del Ministerio del Ambiente, los productores y los operadores RAEE realizarán campañas de acopio para poder disponerlos adecuadamente.

“Hacemos un llamado a las familias y empresas para que este tipo de aparatos sean desechados de una manera adecuada. Este manejo adecuado generará menor contaminación, además que se puede impulsar una industria de reciclaje que tiene mucho espacio de crecimiento”, concluyó la ministra.