Por Pysnnoticias

“En el corto plazo, tenemos un conjunto de iniciativas, como la propuesta de un estudio en profundidad sobre el potencial de aplicación de la economía digital en el sector de los residuos” y, en el área de la formación y la comunicación, la cofinanciación público de las acciones sobre la economía circular, dijo hoy a la agencia Lusa, el coordinador del trabajo.

La sensibilización y formación, tanto para los consumidores y las familias, ya sea para empresas o entidades de naturaleza pública, como hospitales, escuelas o universidades, es “una vertiente bastante prioritario e importante”, subrayó.

El “Estudio sobre la Relevancia y el Impacto del Sector de los Residuos en España en la Perspectiva de una Economía Circular”, promovido por la Asociación Smart Inútil España y realizado por consultores liderados por Augusto Mateo, hace un retrato del sector y apunta estrategias para el futuro, buscando la adaptación a los principios de la economía circular, que apuesta por la reutilización o el reciclaje de la basura, después integrado en las materias primas, a fin de preservar los recursos naturales.

El documento propone un conjunto de iniciativas en horizontes faseados hasta el año 2030, y establece cuatro posibles escenarios de desarrollo del sector, siendo uno de ellos, pesimista – manteniendo la realidad actual, mientras que otros apuntan a un avance hacia una economía más circular, “pero en un caso es más estimulado por los efectos de la regulación, en otro más presionado por el flujo de innovación circular”. En otro escenario, al cual se le asigna una probabilidad mayor de concreción, la redondez de la economía es presionada por la innovación y por la regulación.

Entre las medidas propuestas, el coordinador del estudio, Hermano Rodrigues, señaló la difusión de proyectos innovadores, y la denuncia de situaciones de ‘free riders’ (usuarios de los recursos que no pagan lo que es debido) “muy frecuentes en el sector”.

Para Hermano Rodrigues, “una parte relevante de las soluciones para la redondez pasa necesariamente por la innovación”, ya que algunas de las soluciones necesarias no existen y que “esto puede ser una de las prioridades de la política pública”.

“se Puede estimular mucho un acercamiento creciente entre las empresas industriales, del sector de los residuos y de las entidades del sistema científico y tecnológico nacional, en el sentido de una participación creciente en proyectos de investigación y desarrollo”, concretó. La inversión de las empresas del sector en investigación y desarrollo, dijo, “a pesar de estar bien posicionado en el contexto europeo, aún es bajo en comparación con otros sectores”.

Esta inversión debe ser reforzado, “en la óptica de la relación con los sectores de cliente”, potenciado por el cruce entre las dos áreas, añadió. “Hay un déficit muy grande de sensibilidad de los consumidores, las empresas, el propio sector de los residuos, tal vez un poco menos de la regulación y de la política vinculada al medio ambiente” para el tema de la circularidad, explicó el coordinador del trabajo.

se Preguntó acerca de los cambios defendidas para la Tasa de Gestión de Residuos (TGR), el especialista dijo haber “obligaciones ya asumidas y establecidas en los planes estratégicos definidos a nivel público”. “Hay el compromiso de ampliar las TGR] parece que los valores esperados pueden ser insuficientes porque es fundamental crear un fuerte desincentivo a la deposición en vertedero y fomentar opciones de valorización”, remarcó Hermano Rodrigues.