Construyen planta de reciclaje de 60 Ton/hora para RSU en Rusia

El fabricante holandés de equipos Bollegraaf Recycling Solutions obtuvo un contrato para construir un reciclaje de MSW de 60 toneladas por hora por el Grupo MAG en Nizhny Novgorod, Rusia.

msw-installation-mag-group

Bollegraaf explicó que desde hace varios años, MAG Group ha estado investigando la experiencia de las empresas europeas y americanas de integración de sistemas y fabricantes de equipos de clasificación y reciclaje.

Habiendo visitado un número significativo de empresas de gestión de residuos en varios países, MAG Group eligió una solución llave en mano diseñada y producida por Bollegraaf.

El fabricante dijo que la instalación será capaz de clasificar 60 toneladas por hora de material de MSW y estará equipada con las últimas tecnologías.

La compañía agregó que el Grupo MAG espera un funcionamiento sin fallos del equipo, ya que el Complejo de Clasificación de Residuos está diseñado para funcionar 24 horas al día.

Presupuesto

  • Capacidad: 60tph / 400.000 tpa
  • Entrada: Residuos Sólidos Municipales
  • Área de alimentación: aprox. 2.300 metros cuadrados
  • Reciclado Reciclables: Papel, Tarjeta, Película Plástica, HDPE Claro, HDPE Color, PET Claro, PET Color, PP, Mix Plásticos, AL, FE.
  • Tecnologías: abridores de bolsas (2x), separadores AWS (2x), clasificador óptico (8x), separador elíptico (1x), pantalla OCC (1x), prensa HBC-100 (1x), imán (1x)
    Tecnologías
  • La instalación estará equipada con varias tecnologías de Bollegraaf, incluyendo el Separador Elíptico, que es una máquina de clasificación balística, para separar fracciones 3D de las fracciones 2D y la fracción de partículas finas.

El Elíptico se dice que es único debido a la superficie de pantalla ajustable y la forma en que agita el material. El resultado: separación eficiente con una larga vida útil más bajos costos de propiedad.

La instalación incluirá también la pantalla de patente Bollegraaf “anti-wrapping” patentada. Esta cubierta de la pantalla no envuelve, pero tiene la salida alta y la agitación agresiva, impidiendo que las piezas más pequeñas se peguen a las partes más grandes. Esto resulta en un mejor desempeño del siguiente proceso de clasificación.

El cartón grande se separará del flujo de material por la pantalla Bollegraaf OCC (viejo cartón corrugado) de alta eficiencia. Papel, cartón pequeño, y material pequeño será screenedoff. Esta pantalla en particular se coloca al principio de la instalación de clasificación para separar cartón grande, haciendo la separación manual de cartón grande redundante.

Lee mas
VIDEO: Bollegraaf & Van Dyke completan la instalación de reciclaje de 35 TPH en Dallas
Bollegraaf Recycling Solutions y Van Dyk Recycling Solutions, distribuidor norteamericano de equipos de reciclaje de Bollegraaf, Lubo y TOMRA, han completado el trabajo en una instalación de reciclaje de materiales (MRF) de 35 toneladas por hora en Dallas.

Nueva prensadora Bollegraaf de auto-aprendizaje para NI Recycling Facility
Bollegraaf Recycling Solutions ha completado la instalación de una empaquetadora Bollegraaf HBC-140 HBC Newry, Northerland, basada en el reciclador de materiales, Re-Gen.

El fabricante de equipos de reciclaje Bollegraaf muestra las innovaciones de balance y clasificación de RDF
Los fabricantes de equipos de reciclaje, Bollegraaf Recycling Machinery y Lubo Systems, ambos miembros del Grupo Bollegraaf, han presentado sus últimas innovaciones en el embalaje y la clasificación en Pollutec en París.

¿Qué es la economía circular?

La actual economía lineal basada en “tomar, hacer y desechar” refleja una época en que los recursos, la energía y el crédito se creían ilimitados, se obtenían con facilidad y no había conciencia de las graves consecuencias medioambientales que provocaban. La idea de una economía donde los materiales y los recursos son reciclados y no existen desperdicios ni contaminación es un tema de discusión en los principales foros del mundo. Es una filosofía de organización de sistemas que persigue cambiar la actual economía lineal, por otra que funciona de forma circular, como ocurre en la naturaleza.
foto

El termino economía circular, se refiere a un tipo de economía que se suele denominar “de la cuna a la cuna”, ya que se preocupa de toda la vida de cada producto, desde que sale al mercado hasta que termina su vida útil.

La idea principal de este concepto es que la basura no existe como tal, es otro material de la cadena de reciclaje; la cuestión principal está en la transformación que experimenta cada material, todos son factibles de sufrir este proceso de cambio, con la idea de preservar su capital natural.

foto

El principal atributo de la economía circular es su propósito reparador y regenerativo, propone un ciclo continuo de desarrollo, fundamentado en tres principios: conservar y mejorar el capital natural, optimizar el uso de los recursos y fomentar la eficacia del sistema.

Los ingredientes tóxicos no están prohibidos, sin embargo, deben usarse solo cuando sean estrictamente necesario o con la condición de que sean reciclados de manera continua para que no se conviertan en desperdicios.

Otro elemento clave del proceso es que la energía necesaria para que todo funcione debe ser renovable.

Su principal característica es que el residuo se convierte en recurso, así todo el material biodegradable vuelve a la naturaleza y el que no lo es, se reutiliza.

foto

Se fomenta la reutilización de residuos que aún pueden funcionar, se busca una segunda vida a los productos estropeados y se utilizan los materiales que se encuentran en los residuos aprovechando energéticamente los residuos que ya no se pueden reciclar.

La economía circular es una nueva visión orientada al desarrollo de productos y servicios sostenibles, de manera que se optimiza el uso de los recursos, se facilita el desmontaje y la reutilización y se minimizan los residuos. Ya no vale simplemente con reciclar o utilizar materiales reciclados, la base está en reutilizar componentes durante todos los procesos de creación, y rediseñar pensando especialmente en el desmantelamiento al finalizar la vida útil de los productos.

En Arquitectura, todo este proceso no es tan sencillo ya que diseñamos edificios basándonos en nuestras necesidades de hoy, para que perduren hasta un mañana indefinido, los diseñamos bellos y eficientes en nuestro contexto actual, pero en general no pensamos en qué les pasará durante su vida útil y utilizamos materiales con vidas útiles diversas: hormigón, acero, madera, etc.

foto

Por otro lado, aunque pensemos que, en el futuro, el edificio pueda ser rehabilitado no lo diseñamos expresamente para facilitar ese proceso, ni sabemos si podrá readaptarse a las necesidades futuras; y en el caso de que sea demolido, no se considera desde un principio cómo será esa demolición y si se podrán reutilizar los materiales.

Poco a poco se va reutilizando más materiales de construcción y avanzamos en la Arquitectura modular y prefabricada, pero mayoritariamente, seguimos diseñando sin considerar toda la vida útil del edificio, ni su adaptabilidad en el futuro.

La nueva Arquitectura sostenible pasa por diseñar con estas pautas, y conseguir edificios flexibles que se adapten fácilmente a las necesidades de sus futuros inquilinos. Debemos pensar que si el usuario se adapta a los cambios la Arquitectura también debe de hacerlo.

SOSTENIBILIDAD Y RECICLAJE EN LA NUEVA COLECCIÓN DE AGATHA RUIZ DE LA PRADA

(Fuente Residuos Profesional)  Los icónicos contenedores de Ecovidrio han sido ‘agathizados’ con los diseños de su nueva propuesta otoño-invierno 2017–2018.

ecovidrio-23

Agatha Ruiz de la Prada vuelve a diseñar los contenedores de reciclaje de vidrio

Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de los residuos de envases de vidrio en España, y la diseñadora Agatha Ruiz de la Prada colaboran para unir moda y sostenibilidad durante la Mercedes Benz-Fashion Week Madrid.

En esta ocasión, los contenedores verdes se han vestido con los diseños de Agatha Ruiz de la Prada para el próximo otoño-invierno. Durante el desfile se han ‘agathizado’ tres iglús con los icónicos estampados de la diseñadora. La incorporación de los contenedores a la pasarela hace que la nueva colección trasmita valores como la sostenibilidad y el respeto por el medio ambiente.

El espíritu alegre y desenfadado de Agatha Ruiz de la Prada se ha plasmado en los iglús con el objetivo de sensibilizar sobre el reciclado de vidrio y representar un símbolo de la unión entre ecología y moda.

En palabras de Agatha Ruiz de la Prada: “como ya he manifestado en anteriores ocasiones, estoy encantada de poder trabajar con Ecovidrio porque el respeto por el medio ambiente forma parte de mi día a día, soy una recicladora nata. Con esta nueva colaboración queremos seguir dándole continuidad a nuestro proyecto de fusión entre diseño y reciclado por la sostenibilidad”.

Durante la jornada en la MBFW, varios rostros conocidos como Fran Rivera y su mujer Lourdes Montes, Carmen Lomana o la hija de la diseñadora, Cosima Ramirez, quisieron apoyar a Agatha Ruiz de la Prada y sumarse al compromiso con la sostenibilidad.

REFERENCIA EN MOVILIZACIÓN SOCIAL

Tal y como explica Ecovidrio en un comunicado, un sistema como el que promueve esta entidad no sería posible sin la implicación, participación y carácter cívico de la sociedad. El ciudadano responsable es quien pone en marcha la cadena de reciclado. Por ello, la entidad invirtió 8,6 millones de euros en 350 campañas de sensibilización entre niños, jóvenes y sociedad en general.

Entre otras iniciativas, cabe destacar la colaboración de casi un centenar de caras conocidas, como Agatha Ruiz de la Prada, claves para afianzar el compromiso y el hábito del reciclaje de vidrio.

Hard Rock café y otros cadenas hacen digestión de sus residuos orgánicos separados in situ

IN DEPTH: What a Difference a Day Makes – 24hr Onsite Biowaste Digestion

Having launched a European subsidiary in September last year BioHitech has had some notable successes for its on-site Eco-Safe Digester which converts food waste into grey-water for disposal through standard sewer lines.

Since installing the Eco-Safe Digester, the Hard Rock Café reported in March of 2016 that their food waste disposal costs had been reduced by 56% and that they had to date saved 9.7 tonnes of CO2 by diverting their food waste.

Image © BioHitech

Already popular in its home US market, having launched a European subsidiary in September last year BioHitech has had some notable successes for its on-site Eco-Safe Digester which converts food waste into grey-water for disposal through standard sewer lines.

BioHitech America has been providing small-scale onsite aerobic composting solutions to the US and global markets for nearly eight years. In that time it’s installed its technology at around 350 locations. Headquartered in London, the company’s new subsidiary has already completed some notable projects.

Able to break down food waste for disposal in the sewers in as little as 24 hours, the company’s digesters also offer detailed cloud based real-time reporting. The reports provide data to support businesses in achieving their economic, social and environmental objectives.

Alex Giacchetti, president of BioHitech Europe explains that in the early days the company focused on research and development and getting the technology optimised.

“In the last five or six years we’ve developed a commercial product that works,” he tells WMW. “That was quite a stepping stone for us… Then in October last year we set up BioHitech Europe. We thought we’d use the UK as the first market to start.”

Over the past 12 months the company has been getting its foot in the door with a number of major facility managers and land owners.

“These guys have taken their first machines over the last 12 months and we’re getting to the point now where the conversations we’re having with them are developing quite nicely because they’ve now been able to see the results of the technology,” says Giacchetti.

Just 24 Little Hours
The company claims that its Eco-Safe Digester is able to handle pretty much all food types with the exception of items such as large bones, clam shells and pineapple tops. It minimises the generation of the waste and by removing what remains through the sewer network it reduces greenhouse gas emissions from collection vehicles.

“The best way to think about it as as a mechanical stomach,” Giacchetti explains. “The machine has natural micro organisms inside and in the presence of organic waste those organisms produce enzymes which digest the food and take it down to particle form, very similar to how our stomachs work. It produces a grey water which is safe to flush down the sewer network in around 24 hours.”

“The machines have function settings on them,” he continues. “Inside the machine is a fine mist of warm water and some paddles that slowly turn over to get some air through the organic waste. The machine then cycles and we can remotely track and monitor those cycles and make sure that the machine is operating at its optimum. If anything changes, if the water temperature changes or the arm stops turning then we immediately get an email with an alert. Very often we can make any changes needed remotely.”

Giacchetti adds that customers find savings because they’re not having to rely on waste collection companies and because they take the food waste out of the equation their recycling improves.

He also highlights is the lack of odour compared to other biowaste technologies. With restaurants being an obvious application for an on-site food waste treatment systems that’s an important feature.

“We’ve got machines that are operating in kitchens, right next to where food is being prepared and we’ve had health and safety guys come out and do a spore count and its been absolutely fine. We have machines in the Hard Rock Café and the RAC Club,” notes Giacchetti.

Andrew Noone, general manager of Hard Rock Café, London comments: “We had concerns that this magical new technology would not do what had been promised, but it is fair to say that it does exactly what BioHiTech said it would. Our popular Central London location is one of London’s busiest restaurants generating a large amount of food waste. On some days we will dispose of more than 300 kilograms of food waste into the digester.”

“We feed the digester throughout the day and into the early morning, and it eats up whatever we put into it and the wastewater simply goes down the drain. It’s a very clever piece of equipment that we are looking to roll out elsewhere in our group,” he adds.

Shopping Centres
Another target market where Giacchetti sees potential for the digester in Europe is shopping centres. In Leeds, Northern England, shopping centre one of the first to install the technology is White Rose Shopping Centre. Since introducing the digester last year, the mall has diverted 100 tonnes of waste.

In November this year BioHiTech was awarded a community recognition award by the Shopping Centre, for its technological and environmental contributions, helping the mall to divert food waste from landfill and improve its recycling efforts.

Traditionally food waste from the centre had been bagged up and placed into bins for collection, with some waste finding its way into the compactor’s general waste which commands a collection cost of over £100 per tonne.

Since the introduction of the Eco-Safe Digester almost all of the food waste is being disposed of on site, reducing the amount of general waste and eliminating the contamination of general waste allowing it to be reclassified as Dry Mixed Recycling, translating into significant savings.

Going Forward
Having only been operating in Europe for a short period of time BioHiTech Europe has picked up some notable clients already. The company will also be listed on the Carbon Trust website as an accredited supplier in the category of waste savings.

The Carbon Trust reported that the information provided in the application form and case studies, combined with positive feedback from clients demonstrated a “significant track record” in the design and delivery of successful, high quality waste saving solutions.

If the title of Dinah Washington’s song, What a Difference a Day Makes, could have been written about BioHiTech’s process, it’s going to be interesting to see what a difference the next year makes as the company expands further into Europe.

Capacitación en Gestión Integral de Residuos hacia una Economía Circular

Cursos en-línea, gratuitos, con tutorías y autoasistidos

El Proyecto Educativo virtual es una nueva iniciativa del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación. Los cursos responden a la modalidad MOOC (acrónimo en inglés de Massive Online Open Courses o Cursos en-línea masivos y abiertos), son cursos a distancia, accesibles por internet, gratuitos, abiertos al público y prácticamente sin límite de participantes.

Además de los materiales de un curso tradicional, como los videos, las lecturas y los cuestionarios, los MOOC proporcionan espacios de interacción y discusión que ayudan a construir una comunidad interactiva entre los participantes.

INSCRIPCIONES ABIERTAS!!!

CONTINÚAN LAS INSCRIPCIONES TODO EL AÑO para los cursos autoasistidos de Saneamiento y Erradicación de Basurales, Introducción a la Economía Circular, Gestión Integral de Residuos General y Gestión para Resultados. El proceso es a través de auto-matriculaciones (ingrese al sitio del Curso, elija Nuevo Usuario y siga las instrucciones).

TALLER DE LA MATRIZ ECONOMICO-FINANCIERA GIR: es exclusivo para funcionarios y personal de municipios.

LA INSCRIPCIÓN  AL CURSO AVANZADO GIR CON TUTORÍAS SE MANTIENE ABIERTA HASTA EL 15 DE MARZO DE 2017.

En los Cursos con tutorías los módulos están programados de acuerdo a un calendario de cursada, con foros donde los estudiantes podrán hacer consultas a los tutores y realizar los trabajos prácticos, entre otras actividades. La cursada tiene restricciones de formato y tiempos, los módulos se abren a medida que el grupo va avanzando, hay fechas específicas donde los alumnos pueden hacer los exámenes o entregar los trabajos prácticos.

Los Cursos autoasistidos: Introducción al Saneamiento y Erradicación de BCA; Introducción a la Economía Circular, Gestión de Residuos e Innovación; Curso General G.I.R. y Curso sobre Gestión para Resultados (BID/INDES) están diseñados para realizarlos sin las tutorías de los capacitadores del MAyDS. Se mantiene la exigencia del examen final para obtener el certificado de participación otorgado por el MAyDS. Esto implica que el cursante puede manejar los tiempos de la cursada dentro de ese período, leyendo los materiales y tomando los exámenes.

El Proyecto Educativo en modalidad virtual es una nueva iniciativa del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación a través del Programa de Gestión Integral de Residuos, con financiamiento del préstamo BID 3249.

Estamos a su disposición para cualquier consulta a través del formulario de contacto en el sitio del Observatorio.

Saltar cursos disponibles

Cursos disponibles

Un basural a cielo abierto es un área de disposición final de residu…

Curso

Los coches eléctricos no tendrán suficiente cobalto para recargar sus baterías

Cobalto azul. Fuente periodistadigital.com

 

Se espera un déficit de cobalto de más de 5.000 toneladas en 2020 y los inversores especulan ante la creciente demanda este mineral. Los coches eléctricos no tendrán suficiente cobalto para recargar sus baterías

El cobalto se ha convertido en un elemento clave para el futuro de las baterías del coche eléctrico. Los expertos estiman que el 75% de este tipo de automóviles utilizará el cobalto para alargar la autonomía. Pero el suministro del mineral se enfrenta a los riesgos políticos del principal proveedor del mundo, la República Democrática del Congo, y por la especulación de los inversores que esperan que el precio se dispare. De hecho, el cobalto ya ha subido un 50% desde el pasado mes de septiembre.

El cobalto está presente ya casi en cualquier artilugio de la vida moderna: teléfonos móviles, ordenadores, videocámaras… y además será indispensable para el futuro del coche eléctrico. El mineral es esencial para alargar la duración de las baterías de litio, con lo que la autonomía de los automóviles eléctricos depende de su uso. Según la consultora eCobalt Solutions, en 2020, el 75% de las baterías de iones de litio utilizarán este mineral.

El problema está en que no es fácil de conseguir. El 60% de las reservas se encuentran en la República Democrática del Congo (RDC) que se encuentra en mitad de una eterna guerra civil. Las facciones enfrentadas luchan, entre otros motivos, por controlar las minas del mineral, las cuales se encuentran situadas en sitios casi inaccesibles.

Además, el 98% del cobalto no se encuentra puro en la naturaleza. Se tiene que depurar a partir del cobre y el níquel. Por lo que en el mercado internacional hay una escasa oferta y las empresas que lo demandan intentan conseguirlo con proveedores directos.

Previsiones y oferta

Los inversores están comprando cobalto físico en previsión de escasez del metal. Los precios han subido casi un 50% desde septiembre, hasta tocar máximos de cinco años a 19 dólares por libra, por las perspectivas de que haya un boom del coche eléctrico motivado por las restricciones en las principales ciudades de los motores tradicionales en los vehículos.

Las previsiones de la consultora CRU Group estiman que las ventas de coche eléctrico e híbridos alcanzarán una cifra de 4,4 millones de vehículos en 2021 y que superará los 6 millones de unidades en 2025. Lo que significará que habrá hasta cuatro y seis veces más modelos de este tipo de coche en las calles respecto a 2016.

“Los inversores están comprando cobalto para especular a medio plazo”, explica a la agencia un operador de materias primas, “pero no hay suficiente oferta en el mercado de futuros para cubrir la demanda, por eso no se está reflejando en los precios”.

Fuente: periodistadigital.com

Banca de bajo impacto ambiental

(Fuente COMUNICARSE) Entrevista exclusiva con María Eugenia Taborda, gerente de sustentabilidad del Itaú Unibanco, uno de los bancos más grandes de América Latina y que está en la vanguardia de las finanzas verdes en la región. En este diálogo con ComunicaRSE repasa la estrategia ambiental del banco.

¿Cómo definen en Itaú este tema de las finanzas verdes?

Finanzas verdes es como nosotros miramos la cuestiones sociales y ambientales en los negocios, involucra créditos, inversiones, seguros, y cuáles son los impactos de las cuestiones sociales y ambientales en los negocios. A partir de eso, aparece el riesgo, cómo voy a mitigar el riesgo, cómo voy a precificar mis modelos, pero al mismo tiempo implica oportunidades. Se pueden integrar las cuestiones sociales y ambientales y que sea bueno para el negocio, para la sociedad y el medio ambiente, eso se puede definir como finanzas sustentables.

Después de la COP21 se comenzó a hablar más de las finanzas en sustentabilidad ¿Cómo impactó esto el negocio del banco?

Los países tuvieron que someter sus metas a lo definido en la COP21, y recientemente se alcanzó la cantidad de países necesarios para que el compromiso sea válido. Pero todavía no hay implicaciones que se puedan ver, es más una implicación indirecta, vinculada por un lado a la cuestión de precificación del carbón, que ya está dada pero que no se sabe si será por tasación o con metas; y, por otro lado, está el trabajo sectorial, con bancos y con empresas para entender cuáles son los impactos de la precificación del carbono y cómo nosotros debemos posicionarnos. Todavía hay una cuestión institucional para que tengamos un ambiente competitivo, bueno para los negocios y bueno para el medio ambiente.

La cuestión de la presificación del carbono es muy importante para saber cómo van a ser los próximos pasos. Esta también la política de cambio climático de Brasil que estamos viendo y otras regulaciones ahora importante el campo regulatorio, y nosotros, por nuestro lado, estamos mirando nuestros portfolios, y midiendo cuáles son los sectores que van a ser más impactados por una precificación del carbono u otras cuestiones vinculadas a lo socioambiental. Por lo tanto, es un trabajo dentro de casa para poder analizar la situación y ver los próximos pasos, y lo hacemos sectorialmente, ya que trabajamos para créditos y para inversiones. Del lado de inversiones estamos bastante avanzado, ellos ya ponen un modelo de evaluación y ponen un precio del carbono para hacer esos cálculos.

Se ven bancos que van hacia la  descarbonización de su cartera de inversiones…

Todavía no tenemos nada formal, pero los estudios que realizamos van en ese camino, para poder entender cuál es la situación. Todavía no tenemos ningún compromiso vinculado a la descarbonización, no llegamos a eso.

¿Es necesario re-analizar el riesgo asociado a las inversiones del petróleo? ¿Cómo lo hacen en la práctica?

Cada empresa tiene su rating, que está hecho por el grupo financiero de la empresa, a través de indicadores financieros e incluyendo el riesgo del sector; en este sentido, lo que se está proponiendo es entender cómo estas cuestiones impactan en el rating de esa empresa, si sube o baja, para que estos temas sean internalizados, ya que, hoy las cuestiones ambientales no están internalizadas, y a partir de ese análisis se puede plantear si afecta la producción de deuda o no. Ese es el camino, entender si eso afecta el rating de la empresa y si eso afecta un pago en el futuro.

Al momento de decidir una inversión, ¿Cómo evalúan los proyectos que pueden tener riesgos reputaciones?

Nosotros tenemos un comité de riesgo socioambiental, para analizar si los proyectos tienen riesgo socioambientales y reputacionales. Hay toda una política dentro del banco de cómo evalúar ese riesgo, si es bajo, medio o alto. En caso que exista un alto riesgo vemos si hay alguna forma de minimizar ese riesgo, y si hablamos de grandes proyectos existen planes de acción correlaciones para que realmente sean mitigados esos riesgos, y en ese caso tenemos las cláusulas con las cuestiones ambientales y sociales, y dependiendo del riesgo se toma la decisión.

¿Cuál es el estado de los fondos de inversiones ambiental del Banco?

Los fondos tienen una rentabilidad muy buena, los fondos se rentabilizan más que el benchmarking. Los resultados son realmente buenos y además invertimos más en proyectos educacionales. La Asset Management es el área que hace esos productos y además se encarga de hacer un análisis socioambiental. Gran parte de nuestros productos Asset Management ya tiene esa evaluación de riesgo.

¿Funcionaron en América Latina los bonos verdes?

Los bonos verdes que nosotros damos otorgan un sello verde, por ejemplo, en proyectos de energía renovables, eólicas o una empresa que va a hacer una fábrica eficiente y va a necesitar capital, hay una aseguración externa que va a certificar que existe una intención ambiental para que se pueda emitir ese bono verde. Hoy el momento económico en Brasil no es el mejor, pero si tuvimos casos de emisión de empresas brasileras con el placement afuera. Nosotros hicimos una guía de bonos verdes para bancos y empresas para fomentar el mercado, para nosotros va a crecer en Brasil y en América Latina, es una cuestión de madurez del tema.

Hoy en día se trabaja mucho en inclusión financiera ¿Desde su área participan en la estrategia de inclusión financiera en el Banco?

En relación a eso, tenemos la parte de microcréditos, es como si fuera una empresa aparte y hay agentes que van a la casa de los emprendedores, para poder ofrecer esos microcréditos y es gradual, comienza con un valor más chico y a medida que va pagando se va aumentado. Además, tenemos la parte de educación financiera que se trabaja con los propios colaboradores y con los clientes. Tenemos un proyecto para capacitar gerentes que puedan ser multiplicadores de educación financiera y otras acciones más amplias como campañas en redes sociales, tv, para fomentar el tema, ya que es un problema social.

Exigen a HSBC poner fin a su financiación actividades de alto impacto ambiental

El banco británico es señalado por sus polémicas inversiones en empresas de aceite de palma que están contribuyendo de manera negativa en la deforestación de países como Indonesia.

Según revela un informe publicado meses atrás, en los últimos cinco años HSBC ha formado parte de grupos inversores que han dado  16.300 millones de dólares en préstamos a seis empresas dedicadas a la producción de aceite de palma y cuyas operaciones forestales han supuesto la destrucción de enormes extensiones de selva tropical, la desaparición de enormes áreas de turberas (que son grandes almacenes de carbono) y la destrucción del hábitat del orangután, especies en peligro de extinción.

La ONG Greenpeace ha documentado que estos préstamos y servicios financieros de HSBC a las compañías de aceite de palma no sólo ha servido para destruir la selva y las turberas y provocar incendios forestales. Además, estas empresas operan sin permisos legales, provocan conflictos con la población local, son responsables de malas condiciones laborales y utilizan trabajo infantil. HSBC financia a empresas que violan las leyes y reglamentos que rigen la política de plantaciones en Indonesia.

Los préstamos a estas empresas también violan las políticas de sustentabilidad de HSBC.

El apoyo financiero que HSBC y otros bancos internacionales proporcionan a estas empresas contrasta con la creciente preocupación de la opinión pública y las asociaciones de consumidores que demandan que el aceite de palma contenido en los productos que consumen provengan de fuentes responsables con el medio ambiente y la sociedad.

La Agencia de  Investigaciones  Ambientales del Reino Unido había detectado en abril de 2016 que la inversión de HSBC por casi un billón de dólares al Grupo Noble, violaba abiertamente sus propias políticas de financación de commodities y bosques. En 2014, el Grupo HSBC fijó una política de inversión en materias primas agrícolas y aceite de palma que, supuestamente, sigue los parámetros de la iniciativa Round Table on Sustainable Palm Oil (RSPO).

 

El convenio marco sobre residuos eléctricos y electrónicos abarca ya a 236 municipios andaluces desde su creación

Un total de 236 municipios andaluces, que suman una población cubierta de más de tres millones de habitantes, se han adherido al convenio marco sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) desde su puesta en funcionamiento en enero de 2015.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑