El Centre for European Policy Studies (CEPS) ha publicado un estudio que tiene por objetivo mejorar la comprensión del concepto de economía circular, así como sus diversas dimensiones e impactos esperados. Alerta del riesgo de fragmentar el concepto en distintas disciplinas que deriven en variadas interpretaciones del mismo.

Principales conclusiones:

  • La economía circular ha alcanzado un amplio atractivo entre el público académico, político y empresarial, pero su interpretación y aplicación han sido muy diversas.
  • Los estudios disponibles adoptan diferentes enfoques al calcular el impacto, lo que dificulta la comparación de resultados de diferentes fuentes.
  • A nivel de la UE, se necesita una mayor claridad sobre las áreas y sectores que entran en el ámbito de la economía circular. Esto puede ayudar a evitar la confusión, así como apoyar la preparación de estudios que proporcionarán mensajes consistentes sobre los efectos potenciales.
  • A fin de evitar mensajes simplistas, en caso de aplicar un proceso de economía circular a un sector, hay que considerar cuidadosamente todos los parámetros que pueden desempeñar un papel en la sostenibilidad global del proceso circular reemplazando a un proceso lineal.
  • Es importante proporcionar claridad sobre el impacto neto esperado en el empleo en los diferentes sectores. Esto también ayudaría a los responsables de la formulación de políticas a diseñar medidas  transitorias bien dirigidas para gestionar cualquier impacto negativo.
  • Si bien los efectos sobre el empleo de la economía circular en términos del número de empleos han sido analizados en diversos estudios, las evaluaciones de otros impactos sociales parecen estar menos presentes en la literatura.
  • Es necesario comprender los efectos indirectos sobre la economía (por ejemplo, los impactos en la cadena de valor y / o los cambios en los patrones de consumo) para estimar los impactos globales a nivel de la UE o nacional.

El documento se puede descargar pulsando aquí.