02.05.2017 | Cadena de valor (ComunicaRSE)
Teniendo como lema que las compras sostenibles pueden mejorar las relaciones con los proveedores y su negocio, se ha publicado la ISO 20400 para adquisiciones sostenibles. La misma es el primer estándar internacional en la materia y tiene como objetivo ayudar a las organizaciones a desarrollar e implementar prácticas y políticas en esa línea de trabajo.

ISO 20400 proporciona directrices para integrar la sostenibilidad en la estrategia y el proceso de la política de adquisiciones de una organización, definiendo los principios de la adquisición sostenible como la rendición de cuentas, la transparencia, el respeto a los derechos humanos y el comportamiento ético.

Según informa ISO en su web, la adquisición juega un papel importante en cualquier organización, grande o pequeña. A quién compra una organización tiene un impacto tan grande en su desempeño como lo que compra. Garantizar que los proveedores tengan prácticas sólidas y éticas – desde las condiciones de trabajo y la gestión de riesgos hasta su impacto medioambiental – tiene el potencial no sólo de hacer que las empresas funcionen mejor, sino de mejorar las vidas de todos en las comunidades en las que se encuentran.

La adquisición sostenible implica tomar decisiones de compra que satisfagan las necesidades de una organización de manera que les beneficie, sin descuidar a la sociedad y el medio ambiente. Implica asegurar que los proveedores de una compañía se comporten éticamente, que los productos y servicios comprados sean sostenibles y que tales decisiones de compra ayuden a abordar asuntos sociales, económicos y ambientales.

“Ya no basta con que las empresas confíen en los proveedores para ofrecerles lo que quieren, sin hacer preguntas. Las organizaciones se benefician enormemente de conocer a sus proveedores, entendiendo cuáles son sus requisitos, para asegurar que sus demandas no son poco realistas y que los proveedores con los que trabajan tienen buenas prácticas éticas “, explica Jacques Schramm, Presidente de la ISO / PC 277, el comité del proyecto que desarrolló el estándar.

“Los riesgos de no entender y administrar prácticas en toda la cadena de suministro son grandes. En el mejor de los casos, pueden producirse productos de mala calidad. En el peor de los casos, pueden suceder desastres como el Rana Plaza en Bangladesh en 2013. La adquisición sostenible ayuda a minimizar riesgos como éstos, alentando a los compradores y proveedores a trabajar en estrecha colaboración para obtener un mejor resultado para todos “.

ISO 20400 se puede adquirir desde su membresía nacional o en la Tienda ISO.