(EFE).- La gestión de residuos a través de sistemas de economía circular, basados en las ideas de “reducir, reutilizar y reciclar” supondría un ahorro de 72 millones de euros anuales, según cálculos de la Comisión Europea, y aumentaría en 42.000 millones de euros el volumen de negocio anual de las empresas europeas del sector.
Así se ha puesto hoy de manifiesto durante la inauguración de la primera jornada sobre Gestión de Residuos y Economía Circular que se celebrará a lo largo de todo el día en el edificio Moneo y que está organizada por la Asociación de Empresas de Medio Ambiente de la Región de Murcia (Aema).

En el evento participan una quincena de expertos de toda España que debatirán sobre cómo impulsar este tipo de economía circular para mejorar la gestión de residuos, especialmente en las ciudades.

Así, el alcalde del Murcia, José Ballesta, que ha inaugurado las jornadas, ha recordado durante su intervención que actualmente más de la mitad de la población mundial vive en ciudades, y en 2020 se calcula que lo hará un 75 por ciento, a la vez que las 40 aglomeraciones urbanas más importantes del mundo acumulan el 65 por ciento de la producción económica mundial y el 88 por ciento de la tecnología, innovación y desarrollo.

Por eso, la gestión de residuos es un problema que afecta directamente a las ciudades y, en el caso de España, más del 60 por ciento de los cerca de 22 millones de toneladas anuales de residuos domésticos que se producen en el país acaban en vertederos.

La Unión Europea se ha marcado como objetivo de cara a 2030 el reciclado del 65 por ciento de los residuos municipales, mientras que solo un 10 por ciento deberían eliminarse en vertederos y el 25 por ciento restante corresponde a residuos no reciclables que deben ser valorizados energéticamente.

Para conseguir esos objetivos es fundamental un cambio en el modelo de gestión de residuos hacia una economía circular, y durante las jornadas de hoy, ha explicado Daniel Robles, presidente de Aema, se debatirá si es factible o no cumplir con esos objetivos y con el plan de valorización energética fijado para España.

También se abordará el papel de la comunicación y si las millonarias campañas destinadas a fomentar el reciclaje han sido o no efectivas, a la vez que se tratarán temas como el tratamiento de los plásticos, o las certificaciones para empresas que practican la economía circular.

Durante la tarde de hoy, participarán en las jornadas la directora general de Calidad y Evaluación Ambiental de la Región de Murcia, María Encarnación Molina; el director general de Cambio Climático y Desarrollo Rural de la Generalitat Valenciana, Joan Piquer, y el director general de Educación Ambiental de las Islas Baleares, Sebastià Sansó, que explicarán las políticas aplicadas en cada comunidad autónoma en esa materia.

Según datos aportados por el Ayuntamiento de Murcia, en el municipio en 2016 se reciclaron 5,5 millones de kilos de residuos de plástico, 6,5 millones de kilos de papel, 7 millones de kilos de vidrio y 165.000 toneladas de residuos.

Las mismas fuentes han recordado que “reciclando una sola lata se ahorra energía para ver tres horas la televisión, una botella de plástico equivale a 6 horas de energía consumida por una bombilla, una tonelada de papel permite evitar la tala 15 árboles y una sola tonelada de bricks, permite ahorrar 1.500 kilos de madera, 100.000 litros de agua y 221 de gasoil”.